Solo dos de los 19 partidos políticos que compiten en las elecciones 2016 incluyeron la fiscalización del medio ambiente en sus planes de gobierno.

El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, anotó que las medidas de las administraciones regionales y locales en ese sentido aún son débiles. El titular destacó que el control ha avanzado en casos de derrames de hidrocarburos, en los que han aplicado disposiciones correctivas y sanciones.

Para fortalecer el cuidado del medio ambiente desde el Estado, observa Pulgar Vidal, se debe asumir un “cambio de patrón cultural”. El ministro resaltó que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (Oefa) cuenta con más presupuesto gracias al “aporte por regulación”.

“Para que tengas una fiscalización eficiente del medio ambiente, tienes que exigir el cumplimiento de las reglas, lo primero que se ha hecho es mejorar las reglas”, recalcó. En las elecciones 2016 el medio ambiente no ha cobrado relevancia, lamentó.

Pulgar Vidal subrayó que ahora el 95% de las multas ambientales se pagan, debido a que la norma establece que para judicializar una la multa se tiene que poner una contra cautela económica, por lo que las empresas prefieren cumplir el desembolso. En cuanto al control de la pequeña minería y la minería artesanal, señaló que la labor es “pobrísima”.

La Prensa