El presidente hondureño Juan Orlando Hernández rindió este domingo un informe público a la nación, sobre los logros alcanzados a medio término de su gobierno, que inició hace dos años.

-El presidente le apuesta a creación masiva de empleos y pone acento en el combate de la criminalidad.

El gobernante destacó sus programas sociales enmarcados en vida mejor y por ello se hizo acompañar de beneficiarios directos de viviendas, riego, ecofogones, pisos, emprendedurismo y otros que le han permitido favorecer a sectores excluidos.

En un acto que se desarrolló en la plaza “La Democracia”, aledaña a la Casa Presidencial, el mandatario fue acompañado por sus hijas, su esposa Ana García de Hernández y de miles de hondureños de diferentes regiones del territorio.

El mensaje presidencial también destacó su lucha por recobrar la paz de Honduras y los logros que le han permitido sacar al país del deshonroso primer lugar en criminalidad mundial, fuera de las zonas de guerra.

El presidente recalcó que los cambios para Honduras son una constante que será guía en el resto de su administración a la vez que apostó a la creación masiva de empleos tras lo que calificó como un quebré en las tendencias que marcan la ruta de la nación.

A continuación el discurso pronunciado por le dignatario:

Hermanos y hermanas hondureños:

El 25 de enero fui  al Congreso a rendir mi informe como debe ser, pero ahora quiero hacerlo ante ustedes a mi pueblo directamente y a quienes me están escuchando a lo largo y ancho de Honduras. Sobre los primeros dos años de gobierno, pero también hacia dónde vamos  en los próximos años.

Juré ante ustedes que cambiaríamos el país para construir la nueva Honduras. Que no lo íbamos a hacer de cualquier manera, sino recorriendo el camino bueno: El camino de la libertad, de la solidaridad,  de las oportunidades para los más humildes, para los más luchadores.

Me comprometí que iba a hacer lo que tenía que hacer para recuperar la paz y la tranquilidad del país.

Fíjense ustedes sólo en los últimos dos años, de acuerdo a las estadísticas, las acciones de este gobierno nos han permitido salvar más de  3,000 vidas de compatriotas. En dos años bajamos  20 puntos la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, cuando en otros países bajar un solo punto les tomo casi 10 años. Hoy gracias al señor y los buenos hondureños ya no somos el país más violento del mundo. Hemos empezado a recuperar la paz y la tranquilidad.

Quebramos la tendencia, seguimos cambiando y seguimos construyendo la Nueva Honduras.

Siempre dijimos que el narcotráfico, el paso de la droga por Honduras, era el principal causante de los actos de violencia en el territorio nacional y teníamos razón, porque cuando hemos logrado bajar en más de  70 puntos el paso de droga por el país la consecuencia  es evidente, hemos bajado los niveles de criminalidad, quiere decir que no estábamos equivocados.

Hemos avanzado, claro que hemos avanzado pero estoy  consciente que falta mucho por hacer. Y hoy desde esta tribuna quiero agradecerle a los buenos hondureños, a los buenos  policías a las Fuerzas Armadas, a la  Policía Militar, a los agentes de inteligencia, a los buenos fiscales, a los buenos jueces, a los buenos magistrados, quiero agradecerle a  Fusina por todo su empeño para empezar a dar los pasos de recuperación de la paz y la tranquilidad que el pueblo hondureño merece. A todos  ellos mi agradecimiento por esos buenos resultados, son contundentes y hoy quiero pedirle a ustedes que le mandemos a todos estos buenos operadores de justicia un fuerte aplauso en agradecimiento porque hemos ido avanzando en recuperar la paz y la tranquilidad de Honduras.

Recuerden que  el día que tome posesión,  dije claramente que a  los delincuentes: “Se les acabó la fiesta”. Así lo dije y lo reitero,  a los delincuentes se les acabo la fiesta, y yo quiero preguntarles a ustedes ¿se les acabo la fiesta a los delincuentes?, Si claro se les acabo la fiesta porque este país es de gente honorable y decente que quiere salir delante de eso se trata.

Capturamos más de 3,000 delincuentes entre  narcotraficantes y extorsionadores y muchos de ellos o están en la cárcel o están en camino a la cárcel. Y seguiremos combatiendo a los criminales, a los extorsionadores sin descanso.

Se les acabó la fiesta, porque hoy son ustedes, hondureños, quines los están derrotando. Cada vez hay más confianza de la gente y se anima a denunciarlos. Como lo ha pedido el pueblo hondureño, así como a la gente del narcotráfico y lavado de activos se les ha incautado  los bienes,   hoy  a petición del pueblo hondureño y en aplicación de la ley a los extorsionadores hay que quitarle los bienes que  le han quitado a los más humildes, a los luchadores para que tengan un disuasivo importante y se aparten  del camino malo.

Yo les repito se los dije en campaña:

Yo Juan Orlando Hernández  voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la paz y tranquilidad del país de la mano pueblo hondureño dentro de la ley.

En materia económica:

También me comprometí a impulsar el crecimiento económico,  en estos dos años pusimos en orden  las finanzas públicas, es decir pusimos en orden la casa en materia macroeconómica. Como dirían muchos hondureños, Honduras salió de la central de riesgos, de la lista negra,  ahora somos otro país bajamos el déficit en cinco puntos, esto significa un ahorro de 19,000 millones de lempiras.

Retomamos el camino del crecimiento económico sostenido. Ahora el crédito para Honduras es más barato y en mejores condiciones, tenemos las puertas abiertas del crédito nacional e internacional. Estamos haciendo frente a nuestras obligaciones presupuestarias, estamos  pagando la deuda a tiempo ya no estamos apenados como antes sino que estamos yendo por el camino bueno. Ahora nos prestan dinero a mejores condiciones y eso no fue fácil, pero ya está hecho, está la casa en orden, de eso se trata este momento.

Estamos luchando para enfrentar la tragedia que nos ha traído el cambio del clima. Fíjense ustedes ha traído plagas como el gorgojo del pino,  centenares de miles de hectáreas están infectadas, tenemos que enfrentarlo juntos.

También el cambio del clima nos trae más mosqiuitos y desgraciadamente más dengue, más chikungunya y hoy tristemente una enfermedad que vino de África por Brasil, ha subido al territorio centroamericano, la enfermedad que se llama zika.

Por favor todos los hondureños pongámonos a limpiar nuestros solares, las cunetas porque hay que evitar esas tragedias.

Voy a continuar participando y promoviendo a lo largo y ancho de Honduras por su salud, por la salud del pueblo hondureños los Actívates, eso es muy importante porque necesitamos prevenir enfermedades como la diabetes, la alta presión, problemas cardíacos, que se pueden evitar si se hacen actividad física todos los días.

Debemos aprovechar esta crisis que nos genera el cambio climático para sacarle provecho y  convertirla en una oportunidad para producir más y mejor la tierra. Tenemos que llevar la tecnología a todos los campesinos de Honduras con  nuevos sistemas de  riego por goteo, semillas mejoradas y mejores prácticas agrícolas.

Debemos trabajar en la producción, almacenamiento y aprovechamiento del agua. Así como lo hemos hecho con un amigo mío que les quiero presentar,  de Alubaren don Camilo Medina, a quien le afecto mucho la sequía.

Se le instaló un sistema de riego y ahora ya puede sacar tres cosechas de frijoles y puede tener elote todo el tiempo, de eso se trata ese es el cambio que queremos hacer con todos los campesinos de Honduras.

Así vamos hacer con los productores del campo, hay que tener agua y con una gotita que este cayendo es suficiente, pero hay que cuidarla, hay que producirla, hay que reservarla.

Se fijan, con gente como don Camilo quebramos la tendencia, seguimos cambiando y construyendo la Nueva Honduras, de eso se trata.

También quiero hablarles de oportunidades y empleo

Estamos empezando a crear masivamente empleo y oportunidades. Y lo estamos creando empleos y oportunidades en el agro, en la maquila y en la construcción. Lo estamos haciendo  con  el café, la palma, la tilapia,el camarón, el cacao, con varias frutas.

Lo estamos haciendo en el comercio, en las comunicaciones y los servicios financieros.

Pero también lo estamos creando empleo y oportunidades con miles y miles de micro y pequeñas empresas solidarias, aquí tenemos a varios hermanos hondureños que están en las microempresas y de eso se trata de que todas esas familias, las más de 50 mil microempresas que están organizadas, ahora tienen las bases para desarrollar sus propios negocios, ser dueños de su propia empresa, tener empleados, tener ingresos para hacer crecer sus familias.

En nuestro gobierno ha nacido  una nueva economía, la economía de los pobres, de los luchadores, de los humildes, esa se llama la economía social de Honduras.

Y también los hemos atendido con Banca Solidaria, tenemos a varia gente que hemos apoyado con Banca Solidaria, por cada 100 lempiras en un mercado o un prestamista normalmente por cada 100 lempiras, al día cobra 20 lempiras, pero con Banca Solidaria por cada 100 lempiras sólo tiene que pagar un lempira al mes. Esa Banca Solidaria la vamos a masificar en todo el territorio nacional para que los humildes, los luchadores tengan la oportunidad de salir adelante.

Pero no nos engañemos. Hace falta mucho por hacer.  Para que cada hondureño que no tiene trabajo, sientan que esas oportunidades de crecer y progresar están a su alcance… Los números y los buenos pronósticos de la economía no son suficientes para resolver la crisis de eso estoy convencido, no son suficientes para que estos hondureños lleven a sus casa salud, educación, para sus  hijos, que lleven alimento. A todos esos hondureños hoy les digo: Honduras está haciendo lo que tiene que hacer y vendrán tiempos mejores en los próximos días, en las próximas semanas y los próximos meses.

Porque durante todo este tiempo hemos limpiado la parcela, labrado la tierra, hemos puesto la semilla del progreso, tenemos que cuidar la planta para que todos empecemos a cosechar juntos.

Y tenemos que cuidar la planta porque hay plagas por ahí que tenemos que evitar que nos vayan a dañar la cosecha que merecemos cosechar todos juntos.

Hemos avanzado en economía, pero estoy consciente  que no es suficiente y que hace falta mucho también por hacer.

Fíjense ustedes producto de haber ordenado la casa y de que la DEI ha mejorado su recaudación en estos dos años que vienen Honduras podrá invertir más dinero de lo que jamás ha invertido cualquier gobierno en la historia del país para  la construcción de autopistas, reparación de carreteras, construcción de puentes, puertos y aeropuertos, cosechadoras de agua, sistemas de riego y obras comunitarias de todo tipo, para tener más producción, para impulsar el turismo, mejores comunicaciones, mejores aldeas, mejores aldeas, mejores caseríos, mejores ciudades.

Estamos hablando, estamos hablando de una inversión sin precedentes de más de 48,000 millones de lempiras en infraestructura y en pequeñas obras. Todo esto, hondureños y hondureñas, significan más empleo, más oportunidades y más oportunidades ya, no mañana ni pasado, ya vamos a empezar con estas  nuevas oportunidades, con más empleo para los jóvenes, en el campo, también con Chamba Comunitaria, con Chamba Vivís Mejor, con más oportunidades de financiamiento porque se trata precisamente de eso.

Porque en este gobierno lo que ustedes o el pueblo hondureño paga en impuestos se va traducir en obras que se noten que se palpen y que le sirvan a ustedes como debe ser.

Y a que me refiero con que se note, a más y mejores servicios, más programas sociales, más obra de eso se trata este momento.

Tenemos disponibles sólo para empezar a invertir ya 4,700 millones de lempiras en obras comunitarias, pero dándole empelo a la gente, en el barrio, en el caserío, allá en el pueblo, en el campo, en la ciudad de eso se trata, eso es lo que viene, pero ya a partir de este momento.

Que es lo que vienen entonces ya,  empleo para jóvenes graduados de la educación media y empleo para los jóvenes graduados de la universidad y recursos para banca solidaria y ese dinero significa oportunidades, significa empleo para los hondureños, sin distingo de colores políticos y en todo el país, pero empezando ya, empezando ya.

Se dan cuenta ¡¡quebramos la tendencia!! Seguimos cambiando y construyendo la Nueva Honduras.

En desarrollo social

Todos tenemos derecho a una vida mejor, eso es claro, todos tenemos derecho a una vida mejor. Y nuestras acciones han demostrado que estamos llevando esperanza a la gente que más lo necesita.

Por eso, hondureños, desde nuestra plataforma de Vida Mejor hemos atendido a 1 millón 200 mil personas. Y a sea con un piso de tierra y convertirlo en piso de cemento, un filtro de agua, un techo, una letrina, un huerto o un eco fogón para que me sigan diciendo Juan el fogonero porque no tengo problema con eso.

Ese dinero que se paga en impuestos y contribuciones también va para obras comunitarias, saben también para que, para el bono  Vida Mejor,  para la merienda escolar, para asegurar que los niños vayan a la escuela y al kínder pasen por el centro de  salud, reciban educación y una vez que pasen por el kínder, por la escuela, por el colegio cuando sean adultos ya no serán pobres.

Para ellos estamos invirtiendo hoy, para que el día de mañana tenga más oportunidades, mejores condiciones de vida.

Banca Solidaria,  en tan sólo 10 meses, Banca Solidaria ha llegado a más de 35,000 luchadores, hemos prestado 150 millones de lempiras en Banca Solidaria. ¿Y saben cuánto es la mora de estos luchadores?, menos del 4%, ¿saben por qué? Porque los pobres, los humildes pagan, son  pagadores y vamos a seguir invirtiendo en el 2016, 500 millones de lempiras sólo en Banca Solidaria para levantar a la gente humilde y luchadora.

Mi compromiso es masificar el programa de Banca Solidaria, como lo dije en el 2016, 500 millones de lempiras, prepárense los que todavía no han accesado a Banca Solidaria, es para ustedes, para los que no tienen oportunidad de ir a un banco, a una cooperativa, porque no tienen una garantía de una casa o de cualquier otro bien. Es para los que quieren salir adelante para ustedes estamos trabajando.

Todos hemos escuchado a algunos que dicen, que por cierto son pocos, que los programas sociales, que ayudarle a los pobres es  populismo, son pocos los que critican eso, pero saben que a pesar de que me sigan criticando lo voy a seguir haciendo porque es lo justo.

En educación y salud

Recuerdo cuando  decían que las dos primeras reformas educativas no llegarían a mucho. Y miren  la universidad de los pobres la autónoma de Honduras va en transformación, la impulsamos desde el Congreso, la reforma a educación primaria, pre escolar y media van caminos a retomar la senda de mejorar todos los días, con más de 200 días de clases durante tres años consecutivos, aprendizajes y docentes permanentemente evaluados.

Y con el país listo para avanzar a una tercera reforma educativa, para el trabajo, para mejorar la calidad del trabajo de los hondureños y la implementación de pruebas de estándares internacionales para enfrentarnos a competir no sólo con Centroamérica sino con el mundo.

Muchos de los mismos que antes dudaban, ahora  dudan de  la aprobación de la nueva Ley de Protección Social, que es una revolución de la previsión social de los más necesitados porque apenas el 5 por ciento de los compatriotas han tenido algún acceso a la seguridad social, y el 95 por ciento restante ¿qué ha pasado? Hoy con esta nueva ley que la implementemos va ser un tratamiento para todos los hondureños sin distinción hacía ya vamos.

Como les decía vamos a tener servicios descentralizados de salud, la reestructuración que estamos haciendo en todo el sistema de salud de país, con hospitales que van a estar descentralizados, red de hospitales y centros de salud que tendrán todo lo que son los medicamentos y lo que necesitan.

Hoy podemos decirles que es mucho más transparente la compra de medicinas y estamos asegurándonos que estén en las ventanillas de los hospitales, para que no se los vuelvan a robar como hacían antes que le llegue a la gente como debe ser a la gente que lo necesita.

Miren antes eran  575 millones en el presupuesto para comprar medicamentos y solo llegaba un 20 por ciento a las manos de la gente hoy nos estamos asegurando que llegue todo, pero no son 575 millones los presupuestados ahora tenemos disponibles  1,400 millones para medicamentos y eso va a las manos de la gente más humilde a la gente que lo necesita.

De eso se trata hemos triplicado las inversiones en compra de medicamentos y material médico quirúrgico.

También en salud ¡¡Quebramos la tendencia!! Estamos cambiando y estamos  construyendo la Nueva Honduras en la que todos cabemos y todos contamos

Transparencia e impunidad

El día que asumí la presidencia de la República también me comprometí a combatir la corrupción en todas sus formas, en todos sus frentes.  Hemos luchado por la transparencia y contra la impunidad y en tan solo dos años Honduras, y no lo digo yo, lo dice Transparencia Internacional en dos años Honduras mejoró 28 puestos en el ranking de Transparencia Internacional.

Firmamos con la Organización de Estados Americanos el primer protocolo para constituir  la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, que nos va permitir fortalecer nuestras instituciones  públicas y lo haremos dentro del marco de nuestra constitución y las leyes, y lo llevaremos a cabo nosotros mismos los hondureños, porque nadie tiene que venir a hacer el trabajo que nosotros estamos obligados hacer.

Así como no creían en la lucha que iniciamos contra la inseguridad, hoy los pueblos del mundo nos dicen Honduras está cambiando y así lo vamos hacer contra la corrupción y la impunidad.

Amigas, amigos. Pueblo hondureño:

Como ustedes ven estamos haciendo. Pero estamos conscientes que aún falta mucho todavía, hace falta mucho y para esos nos estamos preparando.

No olviden nunca que tenemos que trabajar juntos, unidos, para construir el país que nos merecemos.

Yo Juan Orlando Hernández, de la mano de Dios y con la voluntad del pueblo hondureño voy hacer  lo que tenga que hacer para seguir con los cambios y construir la Nueva Honduras.

Y en los próximos años veremos centenares de miles de compatriotas trabajando y  con  oportunidades de ingreso en los diferentes  sectores de la economía nacional.

En los próximos años construiremos la infraestructura que Honduras necesita para el  despegue de esta nación, vamos a construir miles y miles  de kilómetros de nuevas autopistas, de reparación de las existentes, de aeropuertos, puertos y  esa será la plataforma de infraestructura que nos va permitir despegar como una nación desarrollada.

En los próximos años tendremos a todos los niños y jóvenes de los centros educativos conectados al internet del pueblo y también  en las escuelas y plazas públicas.

En los próximos años, todos los niños y jóvenes de Honduras podrán salir a la calle a  jugar, correr y caminar libremente por parques, calles como debe ser para que disfruten la niñez y la juventud de eso se tratan los próximos años.

En  los próximos años también llegaremos directamente a atender 800 mil familias de las más necesitadas, eso es tres millones de personas serán atendidas con el programa Vida Mejor, la obra social más grande en la historia del país.

Estamos dándoles con Vida Mejor dignidad a los hondureños más necesitados  a los hermanos hondureños que han estado en el olvido allá en la Honduras olvidada, hoy con Vida Mejor les decimos, usted cabe, usted cuenta en la nueva Honduras y eso se llama justicia social.

Y todo esto será posible si lo hacemos juntos, para construir la nueva Honduras, la nueva Honduras que todos nos merecemos.

Pónganle atención a lo que va ocurrir de ahora en adelante, todos necesitamos involucrarnos, trabajar, ponerle el sentido de patria, y quiero dejarlos comprometidos hoy.

Quiero que sigan y que repitan conmigo lo más fuerte que puedan y que tiemble la tierra aquí en Tegucigalpa y que se escuche a lo largo y ancho de Honduras, repitan conmigo: Somos hondureños, de la mano de Dios, haciendo las cosas bien, trabajando, trabajando y trabajando, vamos por más cambios, vamos a transformar a Honduras nadie lo detiene.

Proceso