Sabbatella tildó de “acto de violencia política” el ataque contra militantes

El titular del partido Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, calificó como “un acto de violencia política” el ataque sufrido anoche durante la inauguración de un local de su agrupación en el barrio Villa Crespo, donde dos militantes de su agrupación resultaron heridas de balas de fuego.

“Esto es fruto del nuevo contexto político que estamos viviendo porque se está asociando a los militantes con la vagancia, la corrupción y el clientelismo polítco”, afirmó el extitular de la Afsca en la puerta del local partidario, ubicado en Padilla 829 en la ciudad de Buenos Aires.

Una de las heridas recibió un disparo en el brazo, mientras que a la otra la bala le rozó el hombro y le rasgó la campera que llevaba puesta. Esta última llevaba en brazos a su hermana menor. Las mujeres fueron atendidas en el Hospital Durand y se encuentran fuera de peligro.

El hecho recibió el repudio de un amplio espectro político, desde la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, hasta el Partido Justicialista de la Ciudad, que encabeza Víctor Santa María y dirigentes de organizaciones políticas, sociales y gremiales como La Cámpora, Miles, UPCN y Peronismo Militante, entre otros.

En el marco de una conferencia de prensa, Sabbatella reveló que esta mañana se comunicó con la exjefa de Estado, quien le expresó su preocupación y “en particular su profunda tristeza, porque -dijo- le recuerda los peores momentos de la historia de nuestro país”.

Según se informó, los cuatro disparos provinieron del complejo habitacional “Torre Los Plátanos”, ubicado en Padilla 870, constituido por cuatro grandes edificios de unos 25 pisos cada uno.

En este marco, Sabbatella reclamó una urgente investigación de los hechos y consideró que “hoy no estamos lamentando ninguna muerte de casualidad, porque quien disparó a mansalva a 400 personas es un asesino”.

“El propio presidente Mauricio Macri tendría que repudiar enérgicamente estos actos de violencia política”, dijo, al tiempo que destacó que “no se recuerdan hechos de estas características desde la transición democrática”.

Sabbatella dijo que el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, estuvo esta madrugada en la puerta del local y adelantó que espera reunirse con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El ataque sufrido ayer frente al local de Nuevo Encuentro recibió repudio además del bloque de diputados nacionales de Frente para la Victoria, encabezado por Héctor Recalde; el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi y los dirigentes Daniel Filmus y Eduardo Jozami, entre otros.

En tanto, el legislador José Cruz Campagnoli dijo que el clima que se instaló en la Argentina luego del 10 de diciembre “ha generado un contexto de violencia en el que algunos se sienten habilitados a reaccionar de este modo, por eso es imperioso que se investigue rápidamente lo que sucedió”.

Mientras que la dirigente de Nuevo Encuentro Andrea Conde afirmó que “a la violencia le respondemos con más militancia, más compromiso, más amor y más convicciones”.

• Bullrich

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, calificó esta noche como “inadmisible, irracional y asesino” el ataque a balazos que sufrió un local que se inauguraba de Nuevo Encuentro en el barrio porteño de Villa CRespo y que dejó como saldo el de dos militantes heridas.

Bullrich, por medio de su cuenta en Twitter repudió el hecho y confirmó que este lunes a las 16:00 recibirá al líder de ese espacio político, Martín Sabbatella, en la sede principal de esa cartera, ubicada en la calle Gelly y Obes 2289 del barrio porteño de Recoleta.

“Tirotear un local político es inadmisible, irracional y asesino. Queremos paz y unir a los Argentinos. Mañana recibiré a @Sabbatella”, escribió la ministra de Seguridad en su cuenta de la red social.

Allí, la funcionaria conversará con el exdirector de la AFSCA sobre el tema, por el cual ya se abrió una investigación para dar con el o los responsables del ataque a balazos.

Ámbito

Los primeros balazos

Menos de un día antes del ataque al local de Nuevo Encuentro, una unidad básica de La Cámpora en Mar del Plata sufrió un ataque a escopetazos que ayer recibió la solidaridad desde distintos sectores políticos, incluyendo al controvertido intendente macrista Carlos Arroyo, quien consideró el hecho “un ataque a toda la sociedad”. Por su parte la diputada del Frente para la Victoria Fernanda Raverta aseguró que el hecho “reviste una gravedad que trasciende las diferencias políticas que podamos tener los marplatenses, es necesario que haya un pronunciamiento contundente contra estos grupos intolerantes”.

Tal vez en respuesta a este reclamo, el intendente Arroyo dio ayer una conferencia de prensa para expresar su repudio. “Le pedimos a la justicia que investigue y ponga punto final a esta situación”, aseguró Arroyo, quien dijo querer “otro tipo de país donde reine la paz y el sentido común”. A Arroyo se lo conoce por sus pasadas simpatías con la dictadura militar y haber formado parte de las listas del partido de Luis Patti.

En la madrugada del sábado, el local de La Cámpora ubicado en 9 de julio 3575 de Mar del Plata fue atacado con varios disparos de Itaka en el frente. En ese momento en el local no había nadie. El fiscal Eduardo Amavet que tiene a cargo la investigación señaló que se estaban analizando las cámaras de seguridad de los comercios de la zona “para intentar identificar a los agresores”. “Son hechos que tienen una conmoción importante”, sostuvo Amavet, quien dijo que todavía no podía dar información sobre las pistas que seguían.

Página 12