Tres meses y medio después de haberse entregado a la justicia de Estados Unidos, el expresidente hondureño Rafael Leonardo Callejas Romero (72) se declaró culpable de dos de los cinco delitos que le imputa la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York por el escándalo de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (Fifa).

“Culpable”, dijo el exmandatario ayer en la Corte de Brooklyn ante el juez magistrado Robert M. Levy, admitiendo así haber cometido el delito de conspiración por crimen organizado y también el de fraude electrónico mientras era presidente de la Federación Nacional de Fútbol de Honduras (Fenafuth).

“Yo sabía que estaba mal”, confesó el exmandatario ante el juez magistrado Levy, y agregó: “Estuvo mal pedir y aceptar esos pagos”.

Callejas acudió por la mañana a la Corte de Brooklyn usando lentes de sol oscuros y vistiendo saco negro y corbata azul.

Llegó acompañado de su abogado defensor, Manuel Retureta, de la firma Retureta & Wassem, que lo representa en Estados Unidos. Al salir de la Corte mostró un semblante sereno, pero ni él ni su abogado dieron entrevistas.

“El día de hoy -ayer- en el tribunal federal de Brooklyn, Rafael Callejas, expresidente de Fenafuth de 2002 a 2015, se declaró culpable de conspiración por crimen organizado y conspiración de fraude electrónico relacionados con el recibimiento de sobornos a cambio de la adjudicación de contratos de los derechos de transmisión y de marketing para los partidos de clasificación para la Copa Mundial de la Fifa”, leyó Capers.

Se confirmó que el próximo 5 de agosto recibirá sentencia en la Corte de Brooklyn por los dos delitos por los que se declaró culpable.

Penas

El fiscal además reveló que Callejas acordó entregar $650,000 (14.4 millones de lempiras) en forma de reposición por haber cometido dichos delitos.

Se supo que 180,000 dólares serán abonados en un plazo de una semana y el resto en los próximos 12 meses.

Callejas, quien fue presidente de Honduras de 1990 a 1994, enfrenta una pena máxima conjunta de 40 años por los dos delitos de los que se declaró culpable ante la Corte de Estados Unidos, detalló Capers.

“En la sentencia, Callejas se enfrenta a una pena máxima de 20 años por cada cargo”, aseguró el fiscal.

Según el Fiscal del Distrito Este de Nueva York, Callejas aceptó “cientos de miles de dólares en sobornos”.

Capers afirmó que “de acuerdo con documentos de la Corte y los hechos presentados durante el proceso de declaración, Callejas habría negociado y aceptado sobornos por un total de cientos de miles de dólares a cambio de su consentimiento para ejercer su influencia como presidente de la Fenafuth para adjudicar contratos a Media World, una empresa de marketing deportivo de la Florida”.

Según detalló, los contratos amañados en los que ejerció influencia Callejas fueron para otorgar los derechos de transmisión y de mercadeo para los partidos de clasificación de la Selección Nacional de Fútbol de Honduras para los mundiales de Brasil 2014, Rusia 2018 y también para Qatar 2022.

Modus operandi

El fiscal explicó que durante un período de años, Media World transfirió los sobornos de sus cuentas bancarias en Estados Unidos, a través de un intermediario, a las cuentas bancarias de Callejas y un coconspirador.

La Fiscalía del Distrito Este de Nueva York aseguró que las investigaciones del Fifagate siguen en marcha.

Aunque Callejas se declaró culpable ante la Corte de conspiración de crimen organizado y de fraude electrónico, todavía tiene tres cargos más en su contra: conspiración de fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero y el cargo por lavado de dinero.

Con la declaración de culpabilidad de Callejas ya suman 14 los funcionarios que se declararon culpables y presuntamente aceptaron cooperar con fiscales estadounidenses que investigan a la Fifa, en busca de una posible reducción de sus penas.

Salud

Durante su comparecencia ante el juez magistrado Levy, Callejas aseguró que se encuentra bajo tratamiento de un cardiólogo y que debe mantener estricto cuidado de su medicación.

Durante la audiencia de ayer estuvieron los asistentes del Fiscal General, los abogados Evan M. Norris, Amanda Héctor, Pablo Tuchmann, Nadia Shihata, Keith D. Edelman, y Brian D. Morris, del Distrito Este de Nueva York.

La acusación contra Callejas, y otros 15 dirigentes deportivos y funcionarios de Fifa, fue hecha pública el pasado jueves 3 de diciembre de 2015 por la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch.

Ese mismo día, el Gobierno de Honduras confirmó que Estados Unidos pidió la extradición de Callejas.

El ex-Presidente optó por no enfrentar el proceso de extradición, y decidió entregarse voluntariamente el 14 de diciembre de 2015. Tras su entrega fue recluido en el Metropolitan Detention Center, Brooklyn (MDC), donde era el preso número 81120-053; sin embargo, pocos días después, el 17 de diciembre, salió bajo fianza de cuatro millones de dólares, de los cuales pagó en efectivo 810,000 dólares.

Quedó en arresto domiciliario y se le ordenó usar en el tobillo un dispositivo localizador con sistema de posicionamiento global (GPS).

Entre los acusados también está el hondureño Alfredo Hawit, quien era vicepresidente de Fifa, presidente de Fenafuth y de Concacaf.

Él fue arrestado el 2 de diciembre en Zúrich, Suiza, un día antes de que se revelara la acusación.

Hawit aceptó ser extraditado a Estados Unidos el 6 de enero pasado y se le dio también arresto domiciliario tras pagar una fianza.

A Hawit se le imputan ocho delitos en el escándalo Fifa, entre los que están conspiración por crimen organizado, conspiración de fraude electrónico, fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero, lavado de dinero y conspiración para obstruir la justicia, entre otros.

La Prensa