Los partidos políticos y candidatos presidenciales tienen importantes retos en los últimos 47 días de campaña política hasta las elecciones del próximo 15 de mayo.

La oposición política buscará arreciar sus ataques al candidato a la reelección, el presidente Danilo Medina, quien no se detiene ante los embates que salen de los otros siete contendores por la banda presidencial.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) y aliados, tienen el reto de relanzar a su candidato Luis Abinader, quien no ha sido favorecido por las últimas encuestas, que coinciden en que Medina sobrepasa el 60% de las simpatías. Abinader ha desarrollado hasta ahora una campaña de ataques a los gastos del gobierno, la inseguridad y los vínculos con la corrupción, por lo que sus adversarios del gobierno le acusan de sólo ser un candidato de denuncias y no de propuestas.

Con la incursión de Carolina Mejía como candidata vicepresidencial, Abinader y el PRM buscan un impulso final con las fuerzas compactadas de los seguidores del expresidente Hipólito Mejía que habían estado rezagados, pero falta ver si esto le alcanza para lograr una segunda vuelta.

A los otros seis candidatos alternativos, además de recursos económicos, les ha faltado creatividad, ya que han desaprovechado el uso de métodos alternativos de campaña como las redes sociales y la búsqueda del mar de electores indecisos y primeros votantes en los que podría estar su nicho.

Si no pueden competir con vallas, comerciales de televisión, caravanas ni manifestaciones multitudinarias, las redes sociales, internet y los encuentros en universidades y centros culturales son la vía ideal para llegar a esos votantes con sus propuestas y buscar aportes económicos para la campaña.

Se espera un mayor activismo de Guillermo Moreno, candidato presidencial de Alianza País; Elías Wessin Chávez, candidato presidencial del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC); Minou Tavárez, candidata presidencial de Alianza Por la Democracia (APD); Soraya Aquino, candidata presidencial del Partido de Unidad Nacional (PUN) y Hatuey De Camps, candidato presidencial del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD).

Medina, candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se ha propuesto recorrer dos veces el país mediante largas caravanas que en principio fueron regionales.

El candidato oficialista ha tomado medidas como la prohibición del uso de los vehículos del Estado, la licencia de los candidatos que ocupan funciones en el gobierno, y la suspensión de la publicidad del gobierno por lo que resta de campaña.

Con estas medidas, Medina busca quitarse de encima la presión y quejas constantes de la oposición ante el “avasallamiento” que les viene del gobierno con el alegado uso de los recursos del Estado a favor del PLD y sus candidatos.

El PLD adelantó que Medina recorrerá nuevamente el país organizando marchas, caravanas y, si es necesario, concentraciones políticas, y realizará encuentros por área para desarrollar su programa de gobierno con miras al próximo cuatrienio. La Dirección Electoral de la Campaña informó que organiza una asamblea con los enlaces y facilitadores que trabajan en la campaña electoral.

Se espera la integración de lleno del exmandatario Leonel Fernández, presidente del PLD, en sus funciones de coordinador de la campaña congresual y municipal.

Diario Libre