Los padres de los 43 advirtieron que si el gobierno no permite la permanencia del Grupo Interdisciplinario de Especialistas Independientes (GIEI) más allá del 30 de abril, las protestas en diferentes partes del país se pueden reactivar, ya que hasta el momento no hay avances concretos en las investigaciones que se realizan en torno a la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

La mañana de este martes, el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong declaró al periodista Ciro Gómez Leyva que no habría una respuesta positiva al planteamiento hecho por los padres de los 43 y diferentes ONG’s, en el sentido de que los integrantes del GIEI permanezcan más allá del 30 de abril, que es la fecha que se planteó como límite para que participen como coadyuvantes de las indagatorias que realiza la Procuraduría General de la República (PGR).

Osorio Chong sostuvo que el 30 de abril se mantiene como la fecha límite para que los especialistas permanezcan en la coadyuvancia con la PGR, después de ese día tendrán que retirarse.

“Eso es lo que dicen ellos, falta lo que digamos nosotros por ese lado, ya veremos que es lo que podemos hacer de manera conjunta con nuestros abogados”, señaló en un primer instante el vocero de los padres afectados por los ataques del 26 de septiembre del 2014.

Sostuvo que los 30 días que integran al mes de abril no serán suficientes para desahogar los pendientes que se arrastran en el caso.

“Si en año y medio no logramos gran cosa, en un mes no vamos a tener nada importante en la lucha por alcanzar la verdad”, apuntó.

Felipe de la Cruz aseveró que para los padres resulta imprescindible que los integrantes del GIEI permanezcan en la coadyuvancia, ya que son varios los elementos que generan desconfianza en las autoridades mexicanas.

Entre esos elementos, manifestó la resistencia de la administración federal para dejar de lado la polémica verdad histórica dada a conocer por el ex titular de la PGR, Jesús Murillo Karam, quien aseguró que los 43 normalistas fueron asesinados e incinerados en el basurero de Cocula, lo que ha sido desmentido ampliamente por los especialistas independientes de la CIDH.

Llamó al gobierno federal para que tome en cuenta que la intensidad de las protestas bajó de manera radical cuando se permitió la coadyuvancia del GIEI, ya que a partir de ese momento el movimiento adquirió un carácter completamente pacífico.

Sostuvo que los padres consideran conveniente que el movimiento en pro de los 43 desaparecidos se mantenga en la ruta pacífica, pero reconoció que ya sin la coadyuvancia del GIEI, existe el riesgo de que las protestas se reactiven.

“Definitivamente, deben tomar en cuenta que este movimiento no está agotado”, insistió.

El próximo 18 de abril, los padres de los 43 y el equipo de abogados que los acompaña se reunirán con el secretario de Gobernación, en ese encuentro solicitarán que haya disposición para permitir que los especialistas independientes permanezcan en México, pues el reclamo principal va en el sentido de que la coadyuvancia se mantenga hasta que el asunto quede debidamente esclarecido.

Milenio