Raúl y Obama sostendrán hoy conversaciones oficiales

Los presidentes de Cuba y Estados Unidos, Raúl Castro y Barack Obama, sostendrá hoy una ronda de conversaciones oficiales en el habanero Palacio de la Revolución.

Un poco antes, el mandatario estadounidense rendirá homenaje a Martí con la colocación de una ofrenda floral ante el monumento a nuestro Heroe Nacional en la Plaza de la Revolución y en la tarde participará en un foro bilateral de negocios.

Al pie de la escalerilla del avión Air Force One, en el aeropuerto internacional de La Habana, Obama fue recibido en la tarde del domingo por nuestro ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, en el inicio de una visita oficial que se extenderá hasta mañana.

Bajo una pertinaz lluvia, el presidente norteamericano conversó brevemente con el ministro cubano, quien entregó hermosos ramos de flores a la esposa, hijas y suegra del jefe de estado.

Obama por La Habana Vieja

En el primer día de su visita oficial a Cuba, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó lugares emblemáticos del centro histórico de La Habana, declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Acompañado por Eusebio Leal, director de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, el jefe de la Casa Blanca apreció el entorno de la Plaza de Armas, en cuyo centro se alza una estatua del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes.

Obama y su comitiva visitaron el antiguo Palacio de los Capitanes Generales -ahora Museo de la Ciudad- cuyos fondos atesoran un retrato del presidente Abraham Lincoln, obra del pintor James Lambdin.

Bajo persistente lluvia, el mandatario norteamericano se dirigió a pie hasta la Catedral, y a la entrada del templo fue recibido por el Cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana.

Radio Reloj

Llegó Barack Obama a la tierra de Martí y de Fidel

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, aterrizó en el Aeropuerto Internacional José Martí, a las 16:19 horas locales en una tarde nublada y lluviosa en La Habana, después de dos horas y media de vuelo desde Washington.

Fue recibido al pie de la escalerilla por el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, y también, Josefina Vidal, la directora general de Estados Unidos, en el Ministerio de Exteriores, entre otros funcionarios cubanos y estadounidenses acreditados acá.

La visita del gobernante a Cuba es la primera de un mandatario de EE.UU. en casi 90 años, después que Calvin Coolidge asistiera a la Sexta Conferencia Anual Internacional de Estados Americanos, celebrada en La Habana en enero de 1928 bajo los auspicios del dictador Gerardo Machado.

El avión Air Force One despegó desde la Base Andrews de la Fuerza Aérea, a las afueras de Washington, a las 13:30 pm, hora local (la misma en Cuba), según The New York Times. En el Boeing 747-200 viaja además de la comitiva oficial, la esposa del mandatario Michelle, sus hijas Sasha y Malia, y su suegra, Marian Robinson.

De acuerdo con el programa, del aeropuerto habanero situado en la avenida Rancho Boyeros parte a un encuentro con los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, y posteriormente hará un recorrido por el centro histórico de la capital, un área patrimonial y uno de los proyectos de restauración y de mejoramiento de la calidad de vida de la población más exitosos de la isla.

De acuerdo con declaraciones de la Casa Blanca, confirmado por el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, el Presidente estadounidense sostendrá el lunes un encuentro oficial con el líder cubano Raúl Castro en el histórico Palacio de la Revolución, después de lo cual los dos harán declaraciones a los medios de comunicación.

En la tarde, Obama participará en el Foro de Negocios Cuba-EEUU con líderes empresariales de ambos países, y en la noche asistirá a una cena de Estado en el Palacio de la Revolución. El martes dará un discurso en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”, y antes de partir a Buenos Aires para continuar su gira latinoamericana, asistirá un juego de exhibición entre una selección del equipo nacional de béisbol y el Tampa Bay Rays.

cubadebate

CeByYa_UsAABEIu

 

Portal de la Radio Cubana en Internet

Agenda del presidente Barack Obama durante su gira en Cuba

 

CeBufL-UUAE-tya.jpg-large

radioreloj

Una guerra del siglo XXI. Por Fernando Martínez Heredia

Atónito y furioso ante la liberación cubana en 1959, Estados Unidos inició una guerra contra Cuba con todos los medios a su alcance. Pero la Revolución firmó con sangre su socialismo cubano y venció en Girón; con heroísmo incomprensible para ellos, el pueblo todo se volvió un Maceo en la Crisis de Octubre. Estados Unidos pasó entonces a una forma de guerra sistemática, ilegal e inmoral, que continúa hasta hoy.

Pero hace menos de dos años comprendió al fin que nunca triunfaría de esa manera, y cambió su estrategia. Desde entonces está librando contra nosotros una guerra cultural, una contienda en la que es maestro, y para la cual cuenta con arsenales fabulosos y con medios que parecen inabarcables y ubicuos.

En esa guerra se inscribe la breve visita que hará a Cuba el presidente de Estados Unidos. Como es cultural, se apelará a un alud de medios de comunicación, imágenes, anécdotas, noticias, sonrisas, alardes, paseos, pitcheo y promesas sutiles de próspera paz. Como es guerra, habrá reclamos de que hagamos concesiones políticas vestidas con ropa del atelier imperialista, procura de algunas simpatías, scoutismo y empresarios afables y prometedores. En suma, una guerra del siglo XXI.

Cualesquiera que sean sus motivaciones personales, Barack Obama es solamente un actor de una escena más, en un drama trascendental: la centenaria pelea de Cuba por la libertad y la justicia social. Hemos tenido todo tipo de adversarios, desde los más respetables hasta los peores, pero el lugar histórico de cada uno lo ha dictado la práctica revolucionaria del pueblo cubano.

Sin dudas, Obama es importante en la breve escena del gran drama en la que le ha tocado actuar. En alguna medida, puede aspirar a ser recordado por su buena actuación, o puede perder su oportunidad y seguir hacia el olvido al que lo historia lo sometería.

lapupilainsomne