La Cumbre de Fiscales Generales de América Latina, que se realiza en Lima del 28 al 30 de marzo, congrega a altas autoridades fiscales de 13 países de la región, entre ellas a uno de los procuradores encargado de la investigación de la red de corrupción en Brasil, conocido como el caso “Lava Jato”.

Esta cumbre, organizada por el Ministerio Público del Perú, tendrá como tema central diseñar estrategias conjuntas en la lucha contra el crimen organizado, corrupción y lavado de activos, delitos que trascienden las fronteras en la región.

Con ese motivo vendrán a Lima el fiscal general de Costa Rica, Jorge Chavarría Guzmán; el fiscal nacional de Chile, Jorge Abbott; el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga; el fiscal general de El Salvador, Douglas Meléndez; el fiscal general de Paraguay, Javier Díaz y el procurador general de República Dominicana, Francisco Domínguez.

Asistirán además la fiscal general adjunta de Estados Unidos, Leslie R. Caldwell; el director de la Fiscalía Nacional Especializada contra el Crimen Organizado de Colombia, Juan Carlos Acevedo; el subprocurador especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de México, Gustavo Salas; y la teniente fiscal de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y Criminalidad Organizada de España, Belén Suárez.

Se ha anunciado, asimismo, la presencia del subprocurador general de Brasil, Bonifacio Borges de Andrada y del procurador regional Vladimir Barros Arras, este último vinculado al equipo de procuradores que investiga en ese país el llamado caso “Lava Jato”, que ha implicado a altas autoridades políticas y empresariales en Brasil, con implicancias en otros país.

Barros Arras participará como panelista de la mesa: “La justicia penal frente a los delitos de corrupción y crimen organizado”.

El objetivo de esta Cumbre de Fiscales, según precisa la Fiscalía del Perú, es promover acuerdos interinstitucionales para formular estrategias prevención y persecución frente a la criminalidad organizada, corrupción, lavado de activos, trata de personas y narcotráfico y delitos ambientales.

Ayudará, además, a fortalecer los mecanismos de cooperación judicial internacional en el marco de un esfuerzo conjunto y eficaz.

Durante la reunión se ha previsto también reuniones bilaterales para los titulares de las fiscalías puedan establecer acuerdos para estrechar sus vínculos de cooperación.

Andina