La construcción del túnel de Agua Negra que comunicará a Chile y Argentina a través de la cordillera de Los Andes.

La información fue entregada tras una reunión que sostuvieron en la tarde de este viernes el ministro de Hacienda chileno, Rodrigo Valdés; y su par argentino, Alfonso Prat Gay, con el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, en Washington, EEUU.

El túnel, que unirá directamente la región de Coquimbo y la provincia de San Juan en una extensión de 13 kilómetros, se constituye en uno de los proyectos más importantes de integración física entre ambos países.

Los ministros habían presentado una solicitud de financiamiento inicial para estructurar el proyecto definiendo los mecanismos institucionales y de gobernanza necesarios para la contratación y ejecución de la obra; completar los estudios finales técnicos, ambientales y económicos; y fortalecer a las entidades responsables de la contratación y ejecución.

El titular del BID aseguró el financiamiento de la obra con US$1.500 millones y en préstamos acumulativos a lo largo del periodo de construcción que se estima en 8 años.

Detalles del acuerdo

El apoyo inicial consistirá de dos créditos simultáneos de US$20 millones, uno por cada país, para financiar en común las acciones señaladas que comprenden estudios y actividades binacionales, incluyendo la estructuración institucional y de gobernanza; estudios y actividades propias de cada país que incluyen los estudios requeridos para cumplir las normas ambientales; y el fortalecimiento institucional de las entidades operativas y responsables en cada país.

Entre los componentes de ambas operaciones se encuentran los estudios de ingeniería, técnicos, ambientales y económicos comunes; estudios de estructuración institucional y de gobernanza; y acompañamiento del proceso de contratación, incluyendo apoyo a la preparación de pliegos de licitación, precalificación, adjudicación y contratación de la obra.

Formarán parte de estas operaciones el fortalecimiento institucional, técnico y de gerenciamiento de la Entidad Binacional Túnel de Agua Negra (Ebitan); los estudios de ingeniería, técnicos, ambientales y económicos propios de cada país; y el fortalecimiento operacional y técnico de las entidades nacionales relacionadas con la ejecución del proyecto.

Se informó que Chile y Argentina también solicitaron al BID una cooperación técnica por US$200 mil para apoyar las actividades urgentes de fortalecimiento de la institucionalidad de la Ebitan, a efectos de acompañar la preparación de las operaciones de financiamiento.

Se estima que la estructuración del proyecto se realizará durante 2017, incluyendo el llamado a precalificación y el lanzamiento de la licitación, para dar inicio a la construcción de la obra en 2018.

América economía