Mauricio Macri cenó con Barack Obama en la Casa Blanca

En el marco de la Cumbre de Seguridad Nuclear, Mauricio Macri hizo su debut como presidente en los Estados Unidos. El mandatario inició ayer (jueves) sus actividades oficiales en la ciudad de Washington con dos reuniones bilaterales y con una agenda que incluyó su participación en una cena en la Casa Blanca, encabezada por Barack Obama.

La actividad se inició cerca de las 16:30 (hora Argentina), con un encuentro privado con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Según se informó oficialmente, la primera reunión bilateral se desarrolló en un ambiente de “buena sintonía” entre los dos mandatarios.

“El objetivo estuvo puesto en incrementar las relaciones entre ambos países y a su vez le pedimos que nos acompañe para presentar nuestra candidatura a organizar el G-20 en 2018”, comentó Macri durante la conferencia de prensa que brindó tras el encuentro.

Después llegó al hotel The Hay-Adams, ubicado a pocos metros de la Casa Blanca, el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, quien felicitó al jefe de Estado argentino “por el triunfo político y por el cambio que se ve” en el país y, en el intercambio, preguntó también sobre la situación de Brasil.

“Es un proceso institucional que, para mi entender, va a salir fortalecido pase lo que pase”, respondió Macri repasando su intercambio con el mandatario neozelandés.

El presidente argentino cerraba su primer día en Washington con una cena de trabajo ofrecida por Barack Obama en la Casa Blanca en compañía de los líderes mundiales que llegaron a Washington para participar de la Cumbre.

En este marco, Macri mantendrá este viernes un encuentro con el presidente chino, Xi Jinping. El Presidente dijo que el eje estará puesto en “ratificar nuestra vocación de profundizar la alianza estratégica pero dentro de un marco de mutuo beneficio y con acuerdos que le convengan a ambos y sean transparentes”.

Luego del encuentro bilateral con Xi Jinping, el mandatario participará de la apertura oficial de la Cumbre de Seguridad Nuclear que convocará en el Centro de Convenciones de la ciudad a 52 países para discutir sobre las acciones para prevenir que los terroristas obtengan y usen armas nucleares.

Infobae

Bachelet aborda fin a doble tributación y el TPP con empresarios de EEUU

Acelerar el proceso para terminar con la doble tributación. Ese fue uno de los ejes de la reunión que la mañana de ayer sostuvo la presidenta Michelle Bachelet con 19 empresarios estadounidenses.

Pasadas las 8 de la mañana los inversionistas comenzaron a arribar a la residencia del embajador Juan Gabriel Valdés. Entre ellos, Daniel J. Houston, presidente de Principal Financial Group; Andres Gluski, presidente y CEO de AES Corporation; Prosser Stirling, senior director de Oracle Corporation y Richard McNeil, co-head de Goldman Sachs.

Minutos antes de que comenzara, el embajador chileno, Juan Gabriel Valdés, adelantó lo que sería la actividad. “Todos son ejecutivos muy importantes de las compañías que invierten en el país, entre las cuales están las más destacadas de energía, del sector tecnológico y electrónico, también de las finanzas como Goldman Sachs, del ámbito de las pensiones y seguros, además de representantes de las asociaciones de empresarios más transcendentales de Estados Unidos”, aseguró.

La mayoría de los participantes viajó exclusivamente a Washington para reunirse con la mandataria. Y en las casi dos horas que duró la cita analizaron la situación actual de la economía chilena, sus inquietudes, intereses y realizaron algunas preguntas sobre las decisiones que tomará el gobierno en temas sectoriales.

“La Presidenta hizo una presentación muy sólida. Primero de toda la trayectoria de Chile y luego respondió todas las interrogantes con mucha pasión y conocimiento”, dijo Susan Segal, presidente y CEO de Council of the Americas, uno de los think tanks más relevantes que estudian las relaciones de negocios en América. Agregó que “muchos empresarios quedaron entusiasmados con explorar nuevas inversiones en el país porque es estable y tiene las reglas bien claras, además de una trayectoria de inversión y oportunidades”.

También valoró el encuentro la presidenta de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio (Amcham), Kathleen Barclay. “Todos quedaron con mucho ánimo de seguir invirtiendo en Chile porque reconocen el éxito del país, el compromiso con políticas públicas estables para la inversión”, comentó.

Respecto de si los inversionistas plantearon aprensiones por las reformas que se han implementado en Chile, aseguró que no. “Las preguntas de los empresarios fueron sobre las oportunidades que hay hoy en Chile y no sobre las reformas”, precisó.

Fin a la doble tributación

Sin embargo, uno de los puntos más relevantes de la cita fue el término a la doble tributación. Un camino que comenzó a pavimentarse en 2010, cuando el ex ministro Andrés Velasco firmó un acuerdo en Washington para reducir las barreras y que la inversión entre ambos países pudiera crecer.

No obstante, a seis años de eso el convenio aún no se concreta, pues los congresos chilenos y estadounidenses debían dar luz verde y el del país del norte aún no lo hace.

“El acuerdo de doble tributación se abordó, pero ahí podemos decir que la pelota están en el lado de Estados Unidos porque en Chile el proceso legislativo ya se completó el año pasado y el acuerdo se aprobó, pero necesita se ratificado en el pleno del Senado de Estados Unidos”, aseguró el canciller Heraldo Muñoz.

Sobre el TPP, tema que durante la tarde fue abordado por la Presidenta con el primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, el ministro reconoció que también se analizó con los inversionistas.

En cuanto a las proyecciones, Muñoz destacó que la reunión fue importante porque la confianza en Chile se reiteró por parte de los empresarios que ahí estaban. “Hubo mucho interés en el área energía, infraestructura y la conectividad digital”, agregó.

Cuestión que compartió el director de la Agencia de Promoción de la Inversión Extranjera, Vicente Mira. “Hemos sido capaces de tener un sector energético liderando las inversiones con mucha presencia extranjera y donde Estados Unidos tiene mucho que ver principalmente con productores de energía solar, concentración solar de potencia y fotovoltaica”, recalcó.

Diario Financiero

Peña Nieto asiste hoy a cumbre nuclear en EU

México participará este viernes en la IV Cumbre de Seguridad Nuclear como invitado de Estados Unidos; de hecho, las actividades comenzaron ayer con una cena de honor ofrecida por Barack Obama a la cual asistió el Presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con información proporcionada por la Presidencia de la República, el mandatario nacional junto con 56 jefes de Estado encabezará hoy los trabajos de la cumbre, cuyo propósito es “reducir la cantidad de material nuclear peligroso en el mundo y fortalecer la seguridad de las fuentes de material nuclear y radioactivo, para evitar que actores no gubernamentales se adueñen de ellos”.

Otro objetivo del encuentro es “minimizar el uso de uranio altamente enriquecido; aumentar la seguridad en instalaciones nucleares; institucionalizar medidas para detectar y prevenir el tráfico ilícito de materiales nucleares”.

Aunque México sólo participará como invitado, la Presidencia destaca que es “uno de los estados con capacidad nuclear reconocida y un líder de opinión en los foros multilaterales en desarme”.

Además, el país “se unió a los esfuerzos internacionales para asegurar los materiales e instalaciones nucleares y prevenir actos de terrorismo nuclear”.

En la cumbre, adelantó la Presidencia, México adoptará una postura para ver en “la energía nuclear un potencial verde y no apoya su uso para fines bélicos”. El país, dese hace 60 años, incursionó en actividades nucleares para fines pacíficos y científicos.

Respecto al combate del terrorismo nuclear, México abogará por estrategias integrales que incluyan “seguridad en las vías de transportación marítima, portuaria, terrestre, aviación civil y en el manejo y cuidado del material disponible”.

También considera importante fortalecer la seguridad y los controles fronterizos, para las exportaciones e importaciones de material nuclear y radiológico.

Con fines de prevención, el gobierno mexicano “ha desarrollado, implementado y mantenido un sistema de protección física de material nuclear y radiológico, y facilidades nucleares”.

A su vez, se adherido al “Código de Conducta para la Seguridad Radiológica y Física de las Fuentes Radiactivas”, el cual constituye la base para el establecimiento de regulaciones en esta materia”.

Contexto internacional

Nueve naciones en el mundo cuentan con armas nucleares, de éstas son…

Integrantes permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: Estados Unidos, Rusia, Francia, China y Reino Unido; además, son parte del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP)

Están fuera de cualquier acuerdo o tratado internacional: India, Pakistán, Corea del Norte e Israel

Países que albergan armas nucleares, pero de EU y Japón: Alemania, Bélgica, Italia, Turquía y Países Bajos.

24 Horas

Latinoamérica tendrá activa participación en Cumbre Nuclear

América Latina tendrá una activa participación durante la Cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear, que inició este jueves y que reúne durante dos días en esta capital a representantes de 56 países, incluyendo 22 jefes de Estado.

La cumbre marcará la última oportunidad del presidente Barack Obama para impulsar el fortalecimiento de la seguridad nuclear frente a la amenaza que presentan naciones como Corea del Norte, e impedir que material nuclear llegue a manos de actores como el grupo yihadista Estado Islámico.

México, junto con Argentina, Brasil y Chile, es uno de los cuatro países latinoamericanos invitados a la Cumbre, y en el pasado ha tenido una activa participación en las reuniones previas celebradas en Washington en 2010, en Seúl en 2012, y en La Haya en 2014.

La canciller argentina Susana Malcorra consideró que a pesar de las limitaciones tecnológicas de los países latinoamericanos que cuentan con energía nuclear, la región puede hacer importantes aportes en los esfuerzos en pos de la seguridad nuclear.

Recordó que su país tomó hace tiempo la decisión de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos, orientada no sólo a la generación de energía sino también a cuestiones vinculadas a tratamiento de salud, investigación, y “me parece que eso es un ejemplo de algo que la región puede hacer”.

“Latinoamérica es una región de paz, una región libre de conflictos. La región (puede) ejemplificar como el uso de la energía atómica, que ha sido tan utilizado para fines exclusivamente militar y de conflicto, puede servir a la gente y puede seguir posicionándose de manera diferenciada y competitiva en el mundo”, precisó.

El gobierno mexicano, por su parte, dio a conocer a través de su cancillería que en esta cita impulsará que los compromisos emanados de las cumbres anteriores se cumplan y contribuyan a las discusiones en otros foros multilaterales dedicados a este ámbito temático, como es el caso del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El asesor de Seguridad Nacional para Comunicaciones Estratégicas de la Casa Blanca, Ben Rhodes, dijo el martes pasado que el encuentro será una oportunidad para revigorizar los esfuerzos bilaterales y multilaterales en pos de una sólida seguridad nuclear, como lo convocó el presidente Obama en un discurso en Praga en el 2009.

“Desde el discurso de Praga, hemos estado tratando de revigorizar los esfuerzos bilaterales y multilaterales para llamar a las naciones a examinar sus propios compromisos en seguridad nuclear, y el proceso de las cumbres nucleares ha sido central en estos esfuerzos”.

Pese a la perspectiva latinoamericana, la Casa Blanca dejó en claro que las amenazas que representan Corea del Norte y EI dominarán en gran medida los trabajos de esta cita, la última que presidirá Obama antes de dejar la presidencia en enero próximo.

Los temores de que Pyongyang pueda desarrollar una capacidad balística nuclear quedaron de manifiesto en las reuniones bilaterales previstas por Obama durante los trabajos de dos días.

El mandatario sostendrá mañana jueves un encuentro trilateral con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hyewith, y posteriormente una bilateral con el presidente de China Xi Jinping, el principal aliado norcoreano.

Obama se entrevistará además con los dirigentes de China, Francia, Reino Unido y Alemania (que junto con Estados Unidos y Rusia integran el grupo P5+1) para evaluar la implementación del acuerdo nuclear con Irán, donde será notoria la ausencia del presidente ruso Vladimir Putin, quien no asistirá a este encuentro.

Rhodes lamentó la ausencia de Putin, haciendo notar que Moscú se ha beneficiado de la cooperación nuclear, tanto bilateral como multilateral, “y francamente lo que están haciendo es aislarse de no participar, a diferencia de cómo lo han hecho en el pasado”.

El gobernante estadunidense recibirá mañana jueves en la Casa Blanca a los 22 jefes de Estado que han confirmado su asistencia, para una cena de trabajo, y el viernes presidirá las tres reuniones plenarias para concluir con una conferencia de prensa al término del evento.

Ansur