Los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, confirmaron luego de una reunión privada la  mañana del lunes que entre ambos países se construirán tres nuevos puentes para modernizar las fronteras, además de estandarizar diferentes procesos en aduanas.

El mandatario salvadoreño calificó de “fructífera” la reunión y describió alguno puntos del encuentro, uno de ellos, acerca de la situación migratoria de los salvadoreños que se encuentran en forma irregular en Guatemala. Además, informó sobre el impulso de la Alianza del Triángulo Norte.

Otro de los temas abordados es la modernización de las fronteras, afirmando que se construirán tres puentes y se mejorarán “muchos puntos fronterizos comunes”.

Por otra parte, Morales dijo que considera importante la creación de un “Grupo de Alto Nivel” que tendría como función coordinar proyectos para combatir a la delincuencia relacionada al tráfico de personas, drogas y armas. Las dos naciones acordaron definir una serie de estrategias para fortalecer las tareas de seguridad pública, sobre todo en el combate al narcotráfico.

Esto también forma parte de los protocolos de integración de la Alianza de la Prosperidad del Triángulo Norte, de la que también participa Honduras.

“Hemos definido una hoja de ruta para cumplir con este plan el cual nos permitirá de manera coordinada tener planes de seguridad conjuntos y también modernizar nuestras aduanas y fronteras”, dijo Morales en una declaración conjunta.

Por la tarde, Morales se reunirá con la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa, luego con el presidente de la Corte Suprema de Justicia y finalmente visitará la cripta del Beato Óscar Arnulfo Romero.

El Salvador