“El gobierno está corriendo al GIEI aun sin resolver el caso”

Los padres de familia de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos levantaron su plantón que desde el pasado viernes mantenían frente a la Secretaría de Gobernación, donde se encadenaron a las rejas durante 43 horas, para exigir al gobierno federal continuar con la investigación del caso Iguala y aceptar el escrutinio internacional de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En el acto, realizado en la avenida Bucareli, padres de familia, abogados y representantes de la comunidad estudiantil de la normal reprocharon al titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la decisión de no renovar el mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) que coadyuvan en la investigación. El gobierno mexicano prácticamente los está corriendo, sin que esté resuelto el caso, dijo Vidulfo Rosales, abogado y representantes de los padres.

En tanto, Felipe de la Cruz, padre de familia y uno de los voceros del grupo, recordó al secretario Osorio Chong que en diciembre pasado, en Acapulco, se comprometió a que habría un tercer mandato en caso de que no hubiese resultados definitivos. Ahora, de manera mañosa y descarada, nos traicionan nuevamente y rechazan al GIEI. Pero no sabemos por qué, porque los expertos están descubriendo las verdades; ellos no ocultan la realidad y a eso le tienen miedo, dijo.

Además, señaló que el nuevo informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) confirma la participación de elementos de las policías Federal y del municipio de Huitzuco en la desaparición de un grupo de entre 15 y 20 normalistas.

“Nosotros ya se los habíamos dicho, pero ahora la CNDH lo comprueba con este informe. Siempre mantuvimos la esperanza y hoy está más viva que nunca. La ‘verdad histórica’ está hecha pedazos por todos lados’”, señaló Felipe de la Cruz antes de que los padres de familia fueran desencadenados.

Fue la tarde del pasado viernes cuando los padres de familia burlaron el cerco policiaco de las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación para llegar hasta las rejas que la rodean y encadenarse, en una acción de 43 horas en demanda de que se continúe con la investigación del caso y se localice a los jóvenes desaparecidos.

El plazo concluyó poco antes del mediodía de este domingo, cuando fueron abiertos la docena de candados que estaban unidos a las rejas de la dependencia; se pasó lista a los 43 estudiantes desaparecidos desde hace casi 19 meses; se entonó el himno Venceremos y se escuchó a la banda de guerra de la normal de Ayotzinapa.

Pero las actividades continuaron en la avenida Bucareli hasta pasadas las 16 horas, con la conferencia Terrorismo de estado y derechos humanos, en la que participaron Miguel Álvarez, Alberto Híjar, Carlos Fazio, Magdalena Gómez, Héctor de la Cueva y Mario Patrón, además de realizarse un festival cultural y artístico.

Mario Patrón, del Centro Pro de Derechos Humanos, destacó la importancia del pasado informe de la CNDH, y dijo que la obligada salida del GIEI se debe esencialmente a que su trabajo, serio y profesional, cuestionó la teoría del propio gobierno, porque dejó en claro que Ayotzinapa se desarrolló en un contexto de macrocriminalidad que sólo se explica con la complicidad de otras corporaciones policiacas y no sólo de municipales, y porque puso en el centro de este proceso a las víctimas.

En entrevista posterior, el director del Centro Pro, institución representa a los padres de familia ante la CIDH, señaló que la salida del GIEI se debe a que para el gobierno su presencia resulta sumamente incómoda.

jornada


Volver