El Ejército de Guatemala desplegó tres mil soldados a la zona fronteriza con Belice, luego que tropas beliceñas instalaran una base de operaciones militares.

El asesinato de un niño guatemalteco campesino por soldados beliceños en un presunto ataque armado contra una familia en la frontera entre Guatemala y Belice ha provocado que ambas naciones desplegaran este jueves sus fuerzas militares.

El Ejército guatemalteco movilizó tropas al límite entre ambas naciones en el río Sarstún, donde el miércoles tropas beliceñas instalaron una base de operaciones militares.

Julio Alvarado, de 13 años, fue asesinado este miércoles en un ataque armado perpetrado por soldados beliceños contra una familia en la zona de adyacencia, en la comunidad San José Las Flores, Melchor de Mencos, Petén, según declaraciones del presidente de Guatemala, Jimmy Morales.

En el ataque resultaron heridos el padre del niño, Carlos Alvarado, de 48 años, y su Carlos de 11; fueron trasladados a un hospital en el área urbana de Melchor de Mencos.

Familiares informaron que por causas que aún se desconocen, los beliceños se llevaron a Julio, quien a causa de las gravedad de las heridas murió en un hospital del vecino país.

El comandante guatemalteco Erick Sanchez expresó que las fuerzas de defensa de Belice llegaron armadas y con una actitud beligerante. Dijo que les preocupa el riesgo que podría correr la población.

“Nos mantuvimos documentando la situación y velando por la soberanía nacional como lo indica nuestro mandato de velar por nuestros espacios acuáticos y protección de la población guatemalteca”, manifestó el militar.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, se pronunció en contra del ataque y responsabilizó de manera directa a las fuerzas armadas de Belice por la muerte del menor.

El mandatario como respuesta a la agresión llamó a consulta a su embajador en el país vecino.

Respuesta de Belice 

En un comunicado oficial, el Gobierno de Belice señaló que los soldados respondieron al fuego.

Antecedentes 
Los dos países mantienen el litigio desde hace más de 150 años y en la actualidad no existe una frontera delimitada entre Guatemala y la excolonia británica.
Guatemala reclama 12 mil 272 kilómetros cuadrados del territorio que hoy ocupa Belice, lo que representa más de la mitad de ese país, nacido de la colonia que el Imperio Británico formó de facto en el siglo XVIII en esa área que era parte de la Capitanía General instaurada por el Imperio Español en 1540 como parte del Virreinato de Nueva España.

Comunicado oficial de Belice