El interbloque Cambiemos logró imponer su voluntad en un plenario de comisiones de Diputados y se realizará una serie de encuentros antes de firmar del dictamen de la ley antidespidos sancionado por el Senado. La oposición busca avanzar con más celeridad y votarlo esta semana por lo que denunció al oficialismo de “falta de voluntad política para debatir esta iniciativa”.

Pero la agenda de reuniones no es el único escollo que denuncia la oposición, la principal es que aún no se giró el proyecto desde el Senado. El resto de los bloques cuestionaron la falta de la iniciativa, incluso el FpV anunció que denunciará a la vicepresidente y titular del Senado, Gabriela Micheti por no girar la norma con media sanción. El kirchnismo había pedido una sesión especial para este jueves que quedó trunca por la no llegada del proyecto y las “maniobras de dilación”, aseveraron fuentes parlamentarias a ámbito.com.

Los diputados comenzaron a discutir este miércoles desde las 13.30 iniciativa aprobada aunque hasta la tarde, no había ingresado formalmente a Diputados. El proyecto votado en el Senado prohíbe por 180 días los despidos en el Estado y en el sector privado, y establece la doble indemnización durante el plazo que dure la emergencia ocupacional.

Por lo pronto, el oficialismo impuso su criterio de hacer un cronograma de audiencias en el plenario de las comisiones de Presupuesto y Legislación del Trabajo que condujeron el macrista Luciano Laspina y el justicialista Alberto Roberti, con lo cual consigue demorar su tratamiento en el recinto de sesiones.

La estrategia de Cambiemos no es sólo extender el debate por quince días sino realizar reformas al proyecto con el cual si logra aprobarlo en el recinto de sesiones deberá ser girado en revisión al Senado.

Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto, anunció que fueron invitados los titulares de las CGT Azopardo, Hugo Moyano; CGT Alsina, Antonio Calo; CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, y de las CTA Pablo Micheli y Hugo Yasky.

Para el martes próximo están invitadas las empresas pymes y para el miércoles el ministro de Trabajo Jorge Triaca, agregó.

Además informó que el jueves 12 se sacará los dictámenes de comisión y anticipó que desde Cambiemos impulsará reformas al proyecto votado en el Senado porque “nuestro objetivo es sacar la mejor ley, ampliarla y mejorarla”.

Al comenzar la sesión desde el Frente para la Victoria, la diputada Teresa García preguntó a Laspina si tenía “en su poder la media sanción del Senado que hace una semana estamos reclamando, que aún no fue girada” por la cámara alta.

En ese sentido, y al responder a la diputada, Laspina admitió no tener el proyecto con media sanción del Senado, al precisar que “no hay plazos establecidos: no podemos exigirle al Senado, no tenemos ninguna forma de ejercer presión para que gire el proyecto, no tenemos otra forma, no hay nada en el reglamento que permita insistir”.

“Estamos dando una señal muy clara que debería ser bien recibida por los diputados. Tenemos voluntad de avanzar rápido en el Parlamento”, aseguró Laspina a los diputados.

A lo largo del plenario de comisiones el oficialismo insistió en que no está demorando el tratamiento sino que “en este nuevo congreso que no es una escribanía como en el pasado y se debate y se escuchan todas las posturas”. Así lo expresaron en sus exposiciones el presidente del bloque del Pro Nicolás Massot, sus compañeros de bancada Daniel Lipovetzky, y Eduardo Amadeo, y los radicales Luis Pastori y Miguel Ángel Bazze.

Massot dijo que “tenemos la firme convicción de tratar con premura profundidad e integralidad este proyecto” y desde Cambiemos “estamos construyendo otro Congreso diferente del pasado donde escuchamos todas las voces de la sociedad como hicimos cuando se debate el pago a los houldoust”,

En la misma línea expuso el secretario del bloque radical, Miguel Ángel Bazze, quien manifestó: “Estamos preocupados por la desocupación que no viene de ahora por supuesto sino desde hace varios años”, al tiempo que consideró que “es una exageración decir que existe una maniobra dilatoria cuando estamos proponiendo dictaminar en una semana”.

Desde la oposición, el sindicalista Héctor Daer pidió que se vote el proyecto como fue sancionado por el Senado porque “las urgencias de los trabajadores no van en la misma sintonía con los tiempos que tenían quienes manejan políticamente estas cámaras”.

En tanto, el presidente del justicialismo y diputado José Luis Gioja dijo que “es bueno que hagamos reuniones, pero acá hay velocidades distintas cuando se trata de pagar a los fondos buitre y cuando se necesita proteger a los trabajadores” y pidió “un diálogo con el presidente Mauricio Macri para no exista el veto a la ley”.

“Nosotros creemos que esta media sanción del Senado es para paliar el problema del desempleo pero no es la mejor ley y lo que necesitamos es proteger el empleo que hay todavía en la Argentina”, agregó.

Desde el bloque justicialista, el salteño Pablo Kosiner dijo que “queremos que el próximo miércoles se trate el proyecto de Emergencia ocupacional en conjunto con el tratamiento de beneficios para PyMes”. De hecho el legislador recibirá este jueves a pymes para hablar de los problemas del sector y presentar un proyecto de ley para el sector relacionado con las cesantías.

“Estamos en un momento complejo con realidades de despidos, inflación, caída de consumo, entre varios problemas que se han agravado”, agregó.

En tanto, el diputado del Partido Obrero, Néstor Pitrola dijo que “este plenario es una maniobra porque no está ni el dictamen de la comisión de Legislación del Trabajo ni nuestro dictamen de minoría estamos yendo de una ley antidespidos a una ley prodespidos”.

Desde la izquierda reflexionaron que “lo que está haciendo Cambiemos con el apoyo del Bloque peronista (Bossio) es dilatar el tratamiento del proyecto. Ahora están convocando a reuniones, plenarios de comisiones, donde lo único que se hace es postergar indefinidamente, el tratamiento del proyecto”.

Ámbito