Una bancada transversal de parlamentarios presentó ayer un proyecto “antiencapuchados”, que hace alusión a la cuestionada -en su momento- ley Hinzpeter.

Esto a propósito de la última marcha en Valparaíso este 21 de mayo en la que un guardia municipal falleció en un incendio intencional en un edificio de esa ciudad provocado por encapuchados.

“Hay que recordar que el encapuchado es un triste recuerdo de la dictadura, en donde éramos sancionados en las universidades por pensar distinto y en su momento podría haber tenido cierta lógica y haber tenido cierta justificación. En un Estado de Derecho y en democracia no tiene ninguna”, dijo el diputado presidente de la comisión de Seguridad Ciudadana, Daniel Farcas (PPD).

A su vez, el diputado de RN José Manuel Edwards sostuvo que los encapuchados deben ser encarcelados.

“Aquí la cosa tiene que ser bien simple: para que la gente viva en paz y libre los encapuchados en las marchas tienen que ir directo a la ‘capacha’, y esperamos que la aprobación sea ojalá con el mayor número posible de diputados y senadores y ojalá el Gobierno se sume al proyecto de ley que va en beneficio de la seguridad de todos los chilenos”, manifestó el legislador.

En tanto, los integrantes de la comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados pretenden citar al Congreso al general director de Carabineros Bruno Villalobos para comentar lo ocurrido el sábado en Valparaíso.

Cooperativa