Secundarios ahora exigen reunión con Cartes y la reingeniería del MEC

Tras 72 horas de tomas de colegios y movilizaciones de los estudiantes secundarios, estos lograron su principal cometido: La renuncia de la ahora ex ministra de Educación, Marta Lafuente.

Ya no quieren mesas de diálogo. Exigen un compromiso firmado por el presidente Horacio Cartes, para mejorar la situación de la educación en el país. Plantean, además, mesas de trabajo donde puedan proponer estrategias concretas de acuerdo a planteamientos específicos que preparan para una próxima reunión con el Ejecutivo. Este encuentro se dará entre el lunes y el martes, según confirmó a los líderes estudiantiles el ministro de la Juventud, Marcelo Soto.

La reunión será entre líderes estudiantiles independientes, representantes de la Organización Nacional Estudiantil (ONE), que lideró la toma del Colegio República Argentina. También estarán los de la Federación Nacional de Secundarios (Fenaes), organización que multiplicó la toma en varias instituciones educativas y los de la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy). Todos protagonistas de la última rebelión de jóvenes que buscan una reingeniería en el MEC y en el sistema educativo.

“Un cambio en la estructura completa del ministerio es lo que necesitamos; suprimir esa megaestructura que es actualmente y que genera una burocracia enorme con la que es imposible trabajar con los estudiantes”, aseguró Abigail Scarpellini, vicepresidenta de la ONE. Los alumnos de todos los gremios se reunieron ayer por la noche para definir en conjunto las propuestas que entregarán a Cartes, pero la reingeniería es uno de los principales pedidos, así como una mayor y mejor inversión para el sector, que pueda llegar al 7% del PIB en educación.

Sin injerencia. Los jóvenes aseguraron que para las tomas y manifestaciones no contaron con el respaldo o apoyo de ningún sector político o gremial y criticaron así las afirmaciones de “un destacado referente de la educación”. La alusión fue para el padre Jesús Montero Tirado, quien insinuó que la protesta tiene injerencias.

Anuncian más movilizaciones para esta jornada.

Última Hora


Explotaron de alegría tras la dimisión

Con numerosos carteles, cánticos y hasta lágrimas, los estudiantes celebraron el cumplimiento del primer objetivo de su lucha: la renuncia de Marta Lafuente como ministra de Educación.

Tras tres días de vigilia y tensión, los jóvenes no ocultaron su felicidad por el que consideran un paso importante para el cambio en la gestión educativa. “Ya se fue, ya se fue, Lafuente ya se fue”, fue, sin dudas, el canto más repetido por los alumnos en la víspera.

En la Gran Asunción, si bien vivieron con emoción la salida de Lafuente, los alumnos recordaron que siguen de vigilia permanente hasta reunirse con el Ejecutivo para delinear las nuevas estrategias y alertaron que se mantienen expectantes al nombramiento del nuevo titular de Educación.

Los estudiantes del colegio Atanasio Riera, de Ciudad del Este, que tenían “tomada” la institución, incluso lloraron de tanta alegría al saber que la ahora ex ministra había renunciado, según informó la corresponsal Nancy Méndez.

En Concepción, los jóvenes celebraron con cánticos y vítores la dimisión, pero advirtieron al presidente Horacio Cartes que no se maneje con autoritarismo y sepa escuchar sus inquietudes, de acuerdo con el reporte del corresponsal Justiniano Riveros.

Última Hora