El ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, le hizo un llamado a los integrantes del gremio camionero, que tienen dispuesto iniciar desde este lunes a la media noche un paro, para que dialoguen con el Gobierno, llegar a un acuerdo y evitar esa situación.

“Amigos transportadores de carga, la mesa de diálogo sigue abierta, no es necesario un paro para buscar soluciones a los problemas del sector”, indicó el ministro Rojas en su cuenta de twitter.

Para este lunes se tiene previsto que los camioneros se movilicen en las vías del país, con tráfico lento y en algunas partes con bloqueos en las principales carreteras, argumentando incumplimiento por parte del Gobierno en acuerdos pactados anteriormente, en cuestión de seguridad en las vías y en la reducción del precio de la gasolina y los peajes.

En ese sentido, el Gobierno insiste en el diálogo y el jefe de la cartera de Transporte indicó que buscará que los transportadores y el Ministerio se “sienten ya a dialogar”, para buscar soluciones, evitando manifestaciones.

Estas movilizaciones se suman a las del paro agrario que inició desde la semana pasada, situación ante la cual el Gobierno Nacional ha adelantado varias mesas de diálogo con los movimientos campesinos e indígenas, sin llegar a un acuerdo hasta el momento.

El Colombiano


Paro Nacional: Gobierno incumple acuerdos y no hay mesa de negociación

Tras 6 días de Paro, se presentó el primer acercamiento entre la vocería de la Cumbre Agraria y una delegación del Gobierno, encabezada por el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, y el de Agricultura, Aurelio Irragorri. En la reunión, la Cumbre Agraria exigió garantías para la protesta y el respeto a los derechos humanos de las personas que se encuentran participando de las actividades de movilización.

La represión al Paro deja hasta el momento 3 indígenas asesinados, 135 detenciones y cientos de heridos. Si bien durante el primer encuentro hubo un compromiso del Gobierno de dar garantías para la movilización y la protesta, los ministros siguen evadiendo la difícil situación de violación a los derechos humanos en los diferentes puntos de concentración.

Así, con el compromiso de garantizar el legítimo derecho a la protesta, realizar un desbloqueo humanitario en el departamento del Cauca e instalar una mesa de negociación concluyó dicho encuentro. Tan solo una noche después de esa interlocución, la Cumbre denunció que todos los acuerdos pactados fueron incumplidos por parte del Gobierno.

Los voceros llamaron a las personas que se encuentran movilizadas a mantenerse en las carreteras hasta tanto el Gobierno demuestre su voluntad de negociación.

Colombia Informa


Denuncian grave situación de derechos humanos en el Paro Nacional

Según indicó el Congreso de los Pueblos, hay 134 detenidos en Santander, tres muertos en el suroccidente del país y una cantidad indeterminada de heridos por las acciones de la Fuerza Pública contra los manifestantes. En el Tolima las Águilas Negras amenazaron a las organizaciones sociales de la región. Además se conoce nueva información sobre el asesinato de dos indígenas en el Cauca y el aborto forzado de dos mujeres por ataques de la Policía.

Las detenciones de Berlín

En la mañana del 3 de junio, campesinos concentrados en la vía Bucaramanga-Pamplona iniciaron acciones de bloqueo como parte del Paro. En medio de la protesta, fueron detenidos 140 manifestantes que en este momento se encuentran en el Batallón de Infantería No. 13 ´Gr. Custodio García Rovira´, donde el Ejército impide visitas de verificación de los organismos de Derechos Humanos. En el grupo de detenidos se encuentran 15 menores de edad que están en poder del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Según indican fuentes presentes en la zona, “ni siquiera les dan comida o agua, unos estudiantes de la universidad tuvieron que llevarles comida anoche. Aparte hay tres heridos con contusiones que aparecieron en la noche, luego del ataque y hay un desaparecido”.

“Se les ordena que cesen sus actividades ya”: Aguilas Negras

En los correos electrónicos de dirigentes sociales de la Marcha Patriótica, la Organización Nacional Indígena de Colombia, el Congreso de los Pueblos, el Comité Ámbiental en el Tolima, apareció un panfleto amenazante firmado por el bloque central de las Águilas Negras. “Se les ordena que cesen sus actividades ya. Nada de paros, pues los tenemos ubicados, nuestros militantes los aran (sic) caer uno a uno”, aseguran en el texto.

Frente a la situación, las organizaciones de derechos humanos emitieron una alerta temprana y esperan sostener una reunión con instituciones locales para garantizar la vida de los participantes en las movilizaciones.

Versiones encontradas sobre muerte de indígenas

La información brindada por el Instituto de Medicina legal sobre la investigación de los dos indígenas asesinados el jueves pasado en el Cauca habla de que, en la necropsia, los cuerpos de Marco Aurelio Díaz, de 25 años, y Gersaín Cerón, de 29 años, “presentan heridas por proyectil de arma de fuego, compatibles con carga múltiple. Los elementos recuperados permiten establecer que corresponden a material artesanal no convencional”

Frente a esto, Mauricio Lectamo, coordinador del Tejido de Defensa de la Vida y los derechos humanos de Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca -ACIN- aseguró: “Fue un arma no convencional, pero el impacto no fue producido por una honda o una cauchera, se trató de un arma de fuego con munición modificada. No es la primera vez que se denuncia la utilización por el ESMAD de armas a las que se le echan objetos contundentes como balines, canicas de vidrio, es decir munición recalzada”.

Los informes dan cuenta de que el jueves pasado, ante el bloqueo en la Panamericana, la Policía se preparó desde horas de la mañana y se le cayeron dos vainas de fusil en la zona donde está la población. El primer indígena fue asesinado a las 10.40 y el segundo a las 11.30 Hs. La policía y el ESMAD estaban apostados juntos, en la parte elevada, a metros de la vía Panamericana y comenzaron a disparar gases lacrimógenos e impactos de fusil.

El disparo se hizo a no más de 20 metros de los hombres asesinados y se efectuaron con armas de fuego, por eso la contundencia del impacto que implicó el asesinato de los dos indígenas.

No hay responsables aún

Mientras el director de la Policía, general Jorge Nieto, señaló que el Esmad no usa armas de fuego y no mató a los indígenas, el viceministro del Interior, Guillermo Rivera, prometió respetar y no criminalizar el Paro.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, llamó a las comunidades para que “cesen actitudes agresivas y violentas”. No obstante, los portavoces del Gobierno no se han pronunciado al respecto de la garvedad de los hechos ocurridos en Berlín, tampoco ha aclarado su responsabilidad en los asesinatos de Marco Aurelio Díaz y Gersaín Cerón. El Gobierno envía mensajes contradictoros que ponen en vilo a los miles de manifestantes que se encuentran en las carreteras del país.

Según declaró Sebastián Quiroga, vocero del Congreso de los Pueblos: “La Cumbre Agraria le comunicó al Gobierno, en reunión con los ministros de Agricultura, del Interior, del Posconflicto, que atravesamos una situación crítica de derechos humanos: más de 100 heridos, más de 100 detenidos y tres personas muertas en los seis días de jornada”.

Quiroga señaló que la Cumbre Agraria le está solicitando al Gobierno cumpla con su palabra: “Ellos se comprometieron a generar garantías para esta movilización y nosotros pedimos que se dé un tratamiento social y político a la protesta, no militar y de guerra como se lo ha venido dando”. Además anunció que los delegados estatales no reconocen la crisis humanitaria que se presenta en el marco de la movilización, por el contrario afirman que las personas aseisnadas, según dictamen de medicina legal, fueron víctimas de armamento no convencional, lo que según el gobierno exime al Estado de su responsabilidad: “Desde nuestra perspectiva, el pronunciamiento de Medicina Legal ratifica que está involucrada la Policía porque se ha comprobado, en diferentes momentos, que la Fuerza Pública utiliza armas no convencionales como reclazadas para atacar las movilizaciones”.

Finalmente, Quiroga recordó la petición de la Cumbre: “La exigencia es crear garantías para la movilización social y popular, dar reconocimiento a la moviización que está desarrollando la Cumbre y poder avanzar en la discusión del Pliego Único”.

Colombia Informa


Subdirector de la Policía Nacional investigará muerte de indígenas

Las autoridades del departamento de Cauca reportan normalidad en las vías y ninguna alteración del orden público, luego de los duros enfrentamientos registrados este jueves, entre la Fuerza Pública y los indígenas que cobraron la vida de dos personas.

“Nosotros lamentamos profundamente los hechos violentos que han cobrado la vida de los indígenas en el departamento del Cauca, por eso he enviado al subdirector de la Policía Nacional, general Ricardo Restrepo, para que apoye las inspecciones que viene adelantando el CTI sobre ese tema”, dijo el director de la Policía general Jorge Hernando Nieto.

El oficial explicó que sólo hasta la noche de este jueves los investigadores del CTI iniciaron la inspección de los cadáveres, y resaltó que hay en este momento un grupo especializado dedicado a esclarecer los hechos que se registraron en el sector de Las Mercedes sobre la vía Panamericana donde falleció Gersaín Cerón, miembro de la comunidad indígena del resguardo Las Mercedes, y en el hospital de Santander de Quilichao murió Aurelio Díaz del resguardo La Aguada.

Ya son tres los indígenas muertos durante la jornada de protesta la jornada de protesta en esta zona del país.

El general Nieto hizo un llamado a las comunidades campesinas e indígenas para que desarrollen sus manifestaciones de manera pacífica, al reportar 31 uniformados heridos e intervención de 41 puntos para desbloquear las vías.

“En este momento están 36 concentraciones en 18 departamentos y se está interviniendo de manera preventiva para garantizar la movilidad de los ciudadanos”, dijo el general Nieto.

Las autoridades del departamento del Cauca afirman que han logrado interceptar audios, donde se escucha a los indígenas explicando cómo se deben utilizar los explosivos y de igual forma, dando un parte sobre los integrantes que han resultado heridos durante la manipulación de los mismos.

El Tiempo