El PIT-CNT rechazó el ajuste fiscal del gobierno porque no ha tocado la riqueza del gran capital y pidió un cambio de rumbo

Este miércoles 29 se realizó el paro general parcial del PIT-CNT, entre las 9 y 13 horas. Se llevó a cabo una concentración en 18 de julio y Ejido y luego una marcha hasta el Ministerio de Economía y Finanzas, donde se realizó la parte oratoria ante cientos de personas.

La plataforma reivindicativa fue por: La defensa del trabajo de calidad, por inversión pública y no perder salario real, en rechazo a la postergación de los gastos en la Administración de Educación Pública (ANEP), Universidad de la República (UDELAR) y el Instituto del Niño y Adolescente (INAU), la eliminación de las AFAPS y en defensa de la negociación colectiva y por control social de precios.

En ese marco, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, dijo que los trabajadores y la población en general están viviendo una situación compleja.

Sobre los Consejos de Salarios, expresó que “no es por el lado de la tijera, la que va en contra el trabajo y el salario, que se van a superar las dificultades”.

Abdala dijo que se debe encontrar la forma de “cambiar los criterios de negociación colectiva que plantea el Poder Ejecutivo”.

“Las cosas son complejas porque vivimos en el capitalismo el cual está en crisis. Esta crisis se refleja como drama humano en decenas y decenas de millones de desocupados en el mundo”, lamentó el dirigente sindical.

Agregó que el capitalismo, como régimen social, “existe no para la humanidad y su bienestar, sino para la acumulación de riqueza”.

En tal sentido, agregó que la contracara fue “el flujo de la inversión extranjera y que esta inversión vino a explotar los recursos naturales”.

Abdala criticó la política del “achique que propone el gobierno”. Por lo cual, exigió que “la inversión del Estado debe implementarse desde ahora”.

En tal sentido, se refirió a la necesidad de que las compras de las empresas públicas deben contemplar a los trabajadores uruguayos.

También reclamó una modificación de “los salarios de hambre”. Abdala rechazó que “se manifieste alegría porque el 80% de los trabajadores no tendrán el descuento del IRPF. “Esto no es para alegrarse es para preocuparse”.

Cuestionó que la estrategia aplicada por el gobierno “no ha tocado la riqueza del gran capital, los dueños del país, las clase dominantes”.

Por ello dijo que tal estrategia “muestra signos de agotamiento. Hay que cambiar el rumbo para que los infelices sean los más privilegiados”.

También rechazó la “intransigencia y tozudez asombrosas de no querer cambiar la política de negociación colectiva”.

En cuanto al control social de precios, Abdala criticó que “se lleve adelante un control de precios con las pautas salariales y no se fijen controles en los grandes monopolios”.

“Con respeto le digo al presidente Tabaré Vázquez que si no se cambian las pautas en los Consejos de Salarios habrá pérdida salarial”.

Por todo ello, Abdala remarcó: “Rechazamos el ajuste. El gobierno se está alejando del movimiento sindical y ese es su problema. No renunciamos a nuestros reclamos y tampoco a llevar adelante las luchas necesarias en defensa de nuestros derechos”.

También planteó la eliminación de las AFAP “que se quedan con millones de dólares que salen del bolsillo de los trabajadores”.

El gremialista exigió la instalación inmediata de un ámbito de diálogo para negociar una seguridad social solidaria y sin fin de lucro.

Retroceso en los Consejos de Salarios

Por su parte, el secretariado ejecutivo del PIT-CNT y dirigente de la Federación Nacional de Municipales, Daniel Urquiola, denunció que los municipales están en “un retroceso en los Consejos de Salarios”.

“Estamos ante una coyuntura diferente, donde se anuncia un ajuste que le pega de frente a los trabajadores y a las negociaciones colectivas”, dijo.

Denunció que los 12 intendentes del Partido Nacional “se retiraron de las negociaciones por un convenio colectivo porque dijeron que la Ley es “inconstitucional”.

Cuestionó que, sin embargo, “en una actitud inmadura y reaccionaria, ahora los intendentes nacionalistas se retiran de las negociaciones y violan lo firmado ante el Ministerio de Trabajo”.

Lr21