Honduras es la sede de la 47° Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de los Países Miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que se llevará a cabo en Roatán este 29 y el 30 de junio.

El evento será encabezado por el presidente de la República de Honduras, señor Juan Orlando Hernández, actual Presidente Pro Tempore del SICA (enero – junio 2016).

El cónclave contará con la participación de Jefes de Estados y delegaciones oficiales de los países miembros del Sistema: Belize, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Según la agenda publicada por la PPT, el día miércoles 29, se realizará la reunión del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores.

Adicionalmente, el día jueves 30 de junio, el presidente Juan Orlando Hernández ofrecerá unas palabras y rendirá su informe de la Presidencia Pro Témpore de Honduras del SICA. Asimismo, se sostendrá un diálogo entre los Jefes de Estado y de Gobierno y aprovecharán la oportunidad para reunirse con el sector empresarial de la región.

En otro punto de la agenda, es la revisión, adopción y firma de la Declaración de Jefes de Estado y de Gobierno y posteriormente, el traspaso de la Presidencia Pro Témpore del SICA a la República de Nicaragua.

SICA


Países del Sica esperan a Costa Rica en Roatán

Luego de seis meses de estar fuera del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), Costa Rica volverá al organismo en la cumbre de jefes de Estado y Gobierno que tendrá como escenario a Roatán.

Las máximas autoridades de los países que integran el Sica se encontrarán esta semana en la isla hondureña para celebrar la XLVII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y Gobierno, en la cual abordarán el retorno de Costa Rica y el progreso de la unión aduanera.

En diciembre de 2015, el presidente Luis Guillermo Solís anunció la salida de Costa Rica de las instituciones que forman el Sica como una protesta frente a la actitud del organismo respecto a la crisis de los emigrantes cubanos varados en ese país.

En ese momento, el Gobierno de Solís se sintió entre la espada y la pared en vista de que no encontró el apoyo para que unos 8,000 emigrantes de Cuba salieran de Costa Rica y continuaran su ruta por tierra hacia Estados Unidos.

Los emigrantes, que se encontraban en el norte de Costa Rica, no lograron seguir la travesía terrestre porque Nicaragua cerró en noviembre su frontera bajo el argumento de que su seguridad nacional estaba bajo amenaza.

Tras el cierre de la frontera, el Gobierno tico cabildeó entre los homólogos de Guatemala y Belice con el propósito de encontrar una salida aérea, mas estos dos países, en un primer momento, se mostraron reticentes.

Finalmente, a principios de 2016, Guatemala, El Salvador y México pusieron sus territorios a disposición para que lograra solventar una crisis que duró más de dos meses.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha criticado a su vecino porque, desde su punto de vista, utilizó el caso para “afectar el proceso de integración” de Centroamérica.

Para conciliar las relaciones entre Costa Rica y Nicaragua y lograr que el país vecino retorne, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, visitó la semana anterior Managua y San José.

El 21 de junio, Hernández se reunió con Ortega, quien a partir del primero de julio, una vez que concluya la reunión en Roatán, ocupará la presidencia pro tempore.

Hernández, presidente pro tempore del Sica, invitó a Roatán a los jefes de Estado de Belice, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Pamela Handal, directora de integración y coordinadora temática de la presidencia pro tempore del Sica, dijo a LA PRENSA que Costa Rica seguirá en el Sica “porque solamente juntos los países de Centroamérica podrán enfrentar los nuevos desafíos”.

En diciembre de 2015, al cierre de la XLVI Cumbre, el presidente Hernández sumió la presidencia del Sica y al tomar el cargo les dijo a sus colegas que su Congreso aprobó el protocolo de la unión aduanera entre Honduras y Guatemala, y los exhortó a sumarse a la iniciativa para convertir a Centroamérica en la séptima economía de América Latina.

En la reunión de la semana pasada, el presidente Ortega le manifestó a Hernández el deseo de sumar a Nicaragua a la unión aduanera que facilitará la circulación de mercancías y personas.

Según Handal, “es importante que Costa Rica siga en el Sica para que toda Centroamérica logre una verdadera integración y eso solo se logrará con la unión aduanera que promueve el presidente Juan Orlando Hernández”.

La Prensa