La Organización Mundial de Comercio (OMC) rechazó ayer la apelación de Colombia contra un fallo que condena los aranceles colombianos a las importaciones de textiles y calzados de Panamá.

“No consideramos necesario examinar las alegaciones formuladas por Colombia en la apelación”, dijo la OMC en sus conclusiones.

La entidad con sede en Ginebra considera que esos aranceles son incompatibles con el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT).

En junio de 2013 Panamá había denunciado ante la OMC la imposición por parte de Colombia de este arancel, que grava productos textiles, prendas de vestir y calzado procedentes del país centroamericano.

Después de que la organización le diera la razón a Panamá, Colombia decidió recurrir en noviembre, considerando que la decisión “entorperce la cruzada para atacar el contrabando y el comercio ilícito”, en palabras de la ministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, Cecilia Álvarez-Correa.

Prensa