Luego de que el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, anunciara que presentará un proyecto para que sea obligatoria la difusión pública de las declaraciones juradas de bienes e ingresos de todos los cargos electivos y sus parejas, y de que el Movimiento de Participación Popular (MPP) anticipara que sus legisladores publicarán sus declaraciones patrimoniales, ayer los excandidatos presidenciales Pedro Bordaberry (Partido Colorado), Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) y el propio Mieres difundieron las suyas.

Lacalle Pou tiene ingresos como legislador por $ 134.100 y declaró un patrimonio neto de US$ 534.589. Sus activos alcanzan los US$ 690.496 y su pasivo (por deudas hipotecarias) US$ 155.913. Su patrimonio se compone de una casa en el departamento de Canelones y otra en Rocha. Tiene depósitos bancarios por unos US$ 15.000. Su esposa Lorena Ponce de León declaró ingresos como empresa unipersonal por $ 50.000 mensuales. También declaró como propiedad una camioneta Toyota.

Por su parte, el senador colorado Bordaberry declaró un patrimonio neto de $ 22,6 millones. Su cónyuge, María José Oribe, psicóloga, tiene ingresos mensuales por $ 120.000. Bordaberry declaró una participación de 12% en el establecimiento “El Baqueano”, en el departamento de Durazno. Sus ingresos mensuales como legislador alcanzan los $ 128.000.

Mieres declaró $ 638.000 correspondientes a dos vehículos y $ 8.347.000 en dos inmuebles en Montevideo. Sus ingresos como senador llegan a $ 155.000 mensuales, a los que se suman $ 4.500 como docente en la Universidad Católica. Su esposa, Rossana Aboy, tiene ingresos por $ 39.000 por su trabajo en el Colegio Alemán y otros $ 40.000 por honorarios. Los activos de Mieres llegan en total a $ 9,2 millones. Tiene Bonos Globales del Banco Central del Uruguay por US$ 9.240. Declaró un pasivo de $ 69.363 y un patrimonio neto de $ 9,1 millones.

El senador Jorge Larrañaga informó que su patrimonio no tuvo grandes cambios respecto a 2014, cuando era precandidato presidencial. Su patrimonio entonces era de US$ 711.581. Su sueldo como legislador era de $ 148.063, sus cuentas bancarias sumaban $ 11,6 millones. Es propietario de un campo en Flores con un valor de $ 1 millón y un apartamento en Montevideo por $ 2,7 millones. Es propietario de una camioneta Toyota por $ 500.000 y de una lancha por $ 300.000. Tenía en ese momento cuatro caballos por un valor de $180.000.

La declaración del presidente Tabaré Vázquez está disponible en la página de la Junta de Transparencia y Ética Política (Jutep). Allí declaró un sueldo de $ 318.693 y una jubilación de la Caja de Profesionales por $ 51.692. Vázquez informó de depósitos por $ 28,4 millones en el Banco República y en el Heritage. El inmueble del que es propietario en Montevideo tiene un valor de $ 500.000. Su vehículo Toyota Corolla valía, cuando hizo su declaración, $ 815.000. Vázquez declaró no tener deudas y un patrimonio neto de $ 29,8 millones.

Vázquez tiene separación de bienes con su esposa María Delgado.

El vicepresidente Raúl Sendic declaró un patrimonio neto de $ 6,7 millones. Informó de una deuda hipotecaria con el Bandes por $ 600.000. Sendic tiene un auto y una camioneta y la mitad de un inmueble. Su salario llega a $ 240.000.

La bancada de diputados del FA emitió una declaración que señala que valorará próximamente “la posibilidad y la forma” en que difundirán sus declaraciones de bienes.

DISCUTEN LA INVESTIGADORA

El Senado debate sobre corrupción

A pocas horas de que los principales líderes de la oposición -los senadores Luis Lacalle Pou, Jorge Larrañaga, Pedro Bordaberry y Pablo Mieres- difundieran públicamente sus declaraciones de bienes e ingresos, el Senado discutirá hoy la formación de una comisión sobre corrupción. Se tratarán los informes de la comisión preinvestigadora que propuso Bordaberry para analizar eventuales situaciones de corrupción en Uruguay. La comisión investigadora no se formará porque el Frente Amplio no dará sus votos. El jueves, en la reunión de la comisión preinvestigadora que recibió a Bordaberry en su condición de denunciante, los senadores del FA Daysi Tourné y Ruben Martínez Huelmo formaron mayoría oponiéndose a investigar, entendiendo que no había mérito para ello por distintas razones que serán la base de la discusión que hoy se dará en el plenario. Bordaberry propuso investigar a partir de los casos que involucran a altos funcionarios de los gobiernos kirchneristas en Argentina y del Partido de los Trabajadores en Brasil, que en la última década han mantenido fuertes lazos con la izquierda local.

El País