El PIT-CNT asegura gran acatamiento al paro general y estima que más de 900.000 personas no concurrirán a sus puestos de trabajo

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, indicó que la adhesión al paro general de este jueves es de más del doble de los afiliados que en la actualidad tiene la central sindical, y estimó que más 900.000 personas no trabajarán.

Pereira convocó a todos los trabajadores, en el marco del paro general de este jueves, a continuar “luchando por un país productivo con justicia social”.

El dirigente sindical destacó una gran adhesión al paro general de 24 horas, y estimó que más del doble de los afiliados que hoy tiene el PIT-CNT, es decir unas 900.000 personas no trabajarán este jueves.

Inversión pública

Pereira enumeró cada uno los aspectos de la plataforma reivindicativa de la central sindical.

En tal sentido, remarcó que el PIT-CNT impulsa una “férrea defensa del trabajo y la lógica de la inversión pública como constructora de fuentes laborales”.

Indicó que se busca que la administración de Tabaré Vázquez impulse, a la mayor velocidad posible, lo que se anunció al principio del período de gobierno: “una inversión de 8.300 millones de dólares”.

“Nos consta, por conversaciones con el presidente Vázquez y el ministro de Transporte, Víctor Rossi, que tienen la voluntad de hacer la inversión lo antes posible”, reconoció Pereira.

Asimismo, la central única de trabajadores plantea “crear un ámbito que discuta el tema del trabajo en el cual participen las Cámaras Empresariales, el gobierno y los sindicatos”.

Explicó que dicho organismo se encargará de “buscar estrategias de políticas activas de empleo y una matriz productiva que contenga un mayor valor agregado”.

Pautas salariales

Pereira también destacó la importancia de modificar las pautas salariales fijadas por el Poder Ejecutivo.

“Estas pautas son consideradas negativas. Este año serán peor a las malas que fueron en el 2015. Se bajan los nominales en el sector dinámico de 10% a 9%, en el sector medio bajan del 8,5% al 7,5% y en el sector de mayores dificultades del 7% al 6%. Si tenemos en cuenta que la inflación está en el entorno del 10% u 11% presumimos que va a existir pérdida salarial”, sentenció.

Pereira recordó que la central sindical le remitió una misiva al presidente Vázquez en el cual se enumeran los 13 sectores que perdieron salario real.

También manifestó que en los próximos días comenzarán a negociar 107 grupos en el marco de los Consejos de Salarios, y con las actuales pautas fijadas por el Ejecutivo “van a perder salario”.

“Si no se atiende el correctivo anual se pronostica una conflictividad gigantesca”, vaticinó Pereira.

Denunció que es “doloroso que ante cualquier diferencia, los intendentes blancos se hayan retirado de la negociación colectiva con los trabajadores”.

Dijo que el Directorio del Partido Nacional “tendría que hacer una reflexión colectiva”.

Por tal razón, el PIT-CNT pedirá una entrevista al máximo organismo de conducción del Partido Nacional, “no para violentar la autonomía de las Intendencias, sino para se cumpla con una Ley nacional que obliga a las intendencias a la negociación colectiva”.

Seguridad social sin fines de lucro

Por otro lado, el PIT-CNT plantea una “seguridad social solidaria y sin fines de lucro”.

“Apuntamos al crecimiento de las jubilaciones mínimas y junto a la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (ONAJPU) reclamamos que sean igual al Salario Mínimo Nacional (SMN)”, expresó el dirigente sindical.

También preocupa al PIT-CNT los trabajadores denominados “cincuentones” quienes en 1996, cuando se creó el régimen mixto de seguridad social, se vieron obligados a afiliarse a las AFAPs y que a la hora de jubilarse tendrán un ingreso menor a quienes quedaron en el BPS.

Gastos sociales

Otros de los aspectos que cuestiona la gremial de trabajadores es que en la Rendición de Cuentas se postergue la inversión educación, Universidad de la República INAU y salud.

“Dentro de los gastos que se posponen está la construcción de edificios escolares y liceales por un valor de 500 millones, la aplicación de políticas educativas, el convenio entre los trabajadores y la Universidad de la República, más los recortes que anunció el rector se deberán hacer”, lamentó.

Por ello, Pereira planteó que el Ejecutivo “busque formas para gravar a los que tienen más a fin de recaudar fondos que permitan mantener dichos gastos sociales”, según informó el portal de la central obrera.

LR21