Durante las dos últimas semanas, en la Sala Plena del Consejo de Estado se han debatido dos temas trascendentales para la vida política del país: la demanda en contra de la segunda elección del procurador Alejandro Ordóñez y el expediente sobre la sanción disciplinaria que desde 2010 tiene la exsenadora Piedad Córdoba.

El turno en la sesión de esta mañana le correspondió a Córdoba. Con el proyecto de fallo en manos de los magistrados, se esperaba que la votación comenzara. Sin embargo, la magistrada María Claudia Rojas Lasso pidió desde muy temprano la rotación del expediente para aclarar dudas sobre varios puntos de la ponencia.

Con la petición de la magistrada Rojas Lasso se terminó el debate sobre el expediente de la exsenadora. Desde la semana pasada se supo que el proyecto de fallo, presentado por el magistrado William Hernández, quiere darle el salvavidas a Piedad Córdoba para que vuelva al ruedo político.

Según el documento, la Procuraduría, al sancionarla, incurrió en una falla en la valoración de los elementos probatorios puesto que se le dio validez a los documentos recolectados durante el operativo en el que murió alias ‘Raúl Reyes’, aunque la Corte Suprema de Justicia había declarada nula la prueba pues se había roto su cadena de custodia.

Desde que la Corte Suprema declaró nulas las pruebas, la excongresista ha dicho que su sanción hace parte de una persecución política por parte del procurador Ordóñez en contra de líderes de izquierda. Al conocerse el sentido del proyecto de fallo de William Hernández, Piedad Córdoba reaccionó en su cuenta de Twitter:

“Sólo pido que se falle en derecho. El país sabe que me inhabilitaron arbitrariamente con pruebas que la Corte Suprema invalidó #SoyInocente (…) Si las pruebas no tuvieron validez para la Corte Suprema, máxima instancia jurídica, ¿por qué para el procurador sí lo tuvieron?”.

Mientras se sabe si hay nuevo ponente para el caso de Piedad Córdoba, se espera de durante las próximas dos semanas su caso y el del procurador Alejandro Ordóñez encabecen la lista del orden del día de la Sala Plena del Consejo de Estado, ella para volver a la vida política y Ordóñez, para salir de ella. El estudio de ambos casos resulta trascendentales para la vida política del país.

El Espectador