Representantes de las asociaciones de pescadores de los corregimientos de Pasacaballos, Caño del Oro, Bocachica, Tierrabomba y Barú, salieron a protestar en la mañana de este miércoles con sus embarcaciones en la Bahía de Cartagena para dar a conocer su rechazo contra la contaminación de la bahía que ha acabado con la actividad pesquera.

Desde hace años se han conocido estudios de la contaminación por mercurio, desechos de combustibles y químicos que arrojan a canales superficiales, materia orgánica y desechos sólidos transportados por el Canal del Dique, lixiviados arrastrados por aguas subterráneas y las aguas servidas del alcantarillado tienen a la Bahía de Cartagena casi muerta, pues gran parte de la flora y fauna marina ha ido desapareciendo.

El creciente tráfico de barcos de gran calado y de embarcaciones turísticas que atraviesan la bahía desde Cartagena hacia los barrios que están en sus orillas, en la zona industrial de Mamonal, en la zona Portuaria de El Bosque y hacia las comunidades de los corregimientos vecinos, más los descargas de desechos contaminantes, han ido extinguiendo los bancos donde los pescadores acostumbraban realizar sus faenas, al punto que peces tradicionales como el lebranche, el pargo, la mojarra, la picúa y el macabí son escasos o desaparecieron.

En sus mensajes a los medios de comunicación los pescadores afirman que la contaminación y el tráfico los ha obligado a buscar zonas más seguras en mar abierto, pero también piden que sus opiniones sean tenidas en cuenta en los estudios de prefactibilidad y consulta previa para los nuevos proyectos de terminales portuarios y las marinas internacionales para veleros.

El martes el vicepresidente Germán Vargas Lleras estuvo reunido con el alcalde Manolo Duque y la Capitanía del puerto para revisar los 18 proyectos que se han presentado para construir marinas internacionales.

En declaraciones al noticiero local Canal Cartagena, Vargas Lleras manifestó que de las 18 marinas él cree que unas cinco podrían prosperar de acuerdo con las condiciones de movilidad y otros factores medio ambientales y de desarrollo urbano contemplados en el POT. El capitán de puerto también declaró que en el momento hay cinco proyectos en estudio de factibilidad.

Los pescadores en su mayoría utilizan herramientas tradicionales, algunos reciben apoyo de las empresas ubicadas en el sector petroquímico de Mamonal, pero de todas maneras insisten en su inconformidad al no consultarles la construcción de los nuevos proyectos.

Además, exigen a los guardacostas y a los funcionarios de la Capitanía de puerto que los traten con respeto y les permitan realizar sus faenas, pues han denunciado abusos de autoridad y como consecuencia tres compañeros de las asociaciones de pescadores se encuentran presos.

La protesta se concentró en horas de la mañana en al Canal Navegable, por donde circulan los barcos de gran calado que ingresan a los 52 terminales portuarios que hay en la bahía.

Semana