El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), convocó a altos funcionarios de ministerios de economía, de industria y de ciencia y tecnología de Centroamérica y República Dominicana para discutir políticas públicas que impulsen la innovación y el desarrollo productivo.

En particular, el foco del encuentro son los programas de extensionismo tecnológico (PET), que pueden constituir una herramienta clave para que empresas menos productivas y nuevos emprendimientos de la región se conviertan en firmas más productivas, dinámicas e innovadoras.

La reunión, denominada Diálogo Regional de Políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación, se lleva a cabo el miércoles 20 y jueves 21 de julio en la capital costarricense, y además de las autoridades de Centroamérica y República Dominicana, participan especialistas del BID y expertos de Chile, Corea, Estados Unidos y Uruguay.

Los programas de extensionismo tecnológico (PET) consisten primordialmente en ofrecer a las empresas servicios de orientación y asesoría para la gestión, identificación y adopción de tecnologías existentes en el mercado. Algunos ejemplos concretos de estos servicios son la exploración de tecnologías, la intermediación con proveedores tecnológicos, el diagnóstico y evaluación comparativa, asesoría en procesos productivos, gestión y comercialización, cumplimiento de estándares, capacitación, misiones y pasantías tecnológicas, entre otros.

“Varios países de la región han comenzado a mostrar un gran interés por diseñar y poner en marcha nuevos programas de extensión tecnológica, o renovar y optimizar los que ya tienen. Esto presenta una gran oportunidad para aprender las lecciones de programas similares en el mundo, y así desarrollar PET efectivos, con gran alcance y adaptados a la realidad de cada país o región”, aseguró Carlo Pietrobelli, especialista líder de la División de Competitividad e Innovación del BID.

El País