Luego del fracaso de las negociaciones entre transportadores y Gobierno para levantar el paro camionero que ya completa 27 días, ambas partes establecieron un protocolo para reactivar la mesa de diálogos, que se abrió en la mañana de este domingo. Según indicó el Ministerio de Transporte, la mesa concertación se hará sin interrupción y no se levantará hasta llegar a un acuerdo final.

El sábado, las negociaciones se suspendieron debido a que los conductores pidieron al Gobierno que reconociera los excesos cometidos por miembros de la Fuerza Pública en las manifestaciones en vías del país, pues denunciaron nuevas agresiones contra los camioneros en San Alberto, Lobo Guerrero, Florencia, sectores ubicados en la Vía Buenaventura y en Pasto. Asimismo, pidieron la liberación de los conductores que han sido detenidos por el Esmad. Esa fue la razón para que los representantes de los transportadores, aunque asistieron al Ministerio de Transporte, no ingresaron a la reunión.

El ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, aseguró que invitaron a los transportadores a que se sentaran a dialogar, exclusivamente sobre transporte. Con esto, el ministro quiso hacer entender a los conductores que él no tiene potestad para tomar decisiones respecto a situaciones de orden público, por las que fueron capturados varios camioneros, motivo principal para la suspensión de las negociaciones.

“Les dijimos que somos el Ministerio de Transporte, no manejamos el tema de orden público. Manejamos el tema de transporte y queremos solucionar los problemas del camionero y de la cadena de transporte del país”, indicó Rojas.

Y aunque en principio los camioneros aceptaron, también indicaron que el tema de las agresiones por parte del Esmad debía ser tocado. Por eso, el Gobierno extendió un puente para que se pudiera consolidar una reunión, a la que asistieran miembros de la Fiscalía, la Policía, y la Defensoría del Pueblo, con el fin de tratar las liberaciones y problemas en las manifestaciones. Así, en la noche del sábado se firmó un documento en el que decretaba la reanudación de la mesa, a la vez que los transportadores se comprometían a no bloquear más vías del país, y a respetar la decisión de quienes quieren seguir ejerciendo sus funciones de transporte.

La reunión con la que ambas partes esperan poner fin al paro camionero contará con la participación de la Secretaría General de la Presidencia de la República, Ministerio de Transporte, Ministerio del Trabajo, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Defensoría del Pueblo y Policía Nacional.

El Espectador