Costa Rica y El Salvador acuerdan fortalecer comercio, cooperación y política

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, y su homólogo de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, firmaron ayer en San José un inédito acuerdo de asociación estratégica que tiene como objetivo fortalecer la relación política, comercial y de cooperación.

El convenio, el primero de su tipo en el área centroamericana, será puesto en vigencia una vez que se reúnan las comisiones técnicas a finales de año, para la construcción del plan de acción.

“Esto permite ordenar una serie de acciones que desde hace tiempo vienen realizando nuestros países como la energía, el cambio climático y el desarrollo de programas de educación”, expresó Solís, que recibió en la Cancillería en visita oficial a Sánchez.

El acuerdo de asociación “permitirá tener un aprovechamiento pleno de estas relaciones” entre ambos países, indicó el presidente costarricense en una conferencia de prensa junto a su homólogo salvadoreño en la cual no se permitieron preguntas de los periodistas.

Ambos mandatarios resaltaron los proyectos de la agenda bilateral, como lo es la administración y construcción de las represas hidroeléctricas que desarrolla el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en El Salvador, así como la implementación del modelo a distancia que la Universidad Estatal a Distancia costarricense (UNED) en el país vecino.

Solís, además, destacó que en el marco de los 170 años de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, El Salvador le ha “enseñado” a Costa Rica lo que tiene que ver con la gestión de cooperación internacional y el progreso costero y marítimo.

Los países también continúan con la puesta en marcha del programa de cooperación técnico científica (2014-2016) en áreas como educación salud, seguridad, protección social, turismo, vivienda, urbanismo y cooperación para el desarrollo.

“Este instrumento ampliará el diálogo político sobre asuntos bilaterales, regionales e internacionales de interés mutuo. Este acuerdo fortalecerá al comercio, la inversión, ampliará la cooperación y generará emprendimientos conjuntos”, indicó Sánchez en su declaración.

El presidente salvadoreño afirmó que continuarán trabajando en temas cruciales como la seguridad democrática, integración social, lucha contra la pobreza, y fortalecimiento institucional.

Agregó que en los próximos meses será inaugurado el ferry de carga que recorrerá el océano Pacífico entre El Salvador y Costa Rica, que reducirá a 16 horas un recorrido de días.

“Seguiremos fortaleciendo esta cooperación, próximamente será inaugurado el nuevo ferry que llegará a dinamizar el comercio, reducirá costos y disminuirá el impacto sobre las carreteras”, manifestó Sánchez.

Entre otros temas, los presidentes realizaron una declaración conjunta en la cual abordaron la situación migratoria y coincidieron en que es una “situación compleja que requiere ser abordada de manera conjunta e integral basada en la solidaridad y apoyo entre los países de la región”.

Además, examinaron proyectos de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA), el fortalecimiento del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y la implementación del Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2025.

La visita de Sánchez dio continuidad a la agenda de trabajo fijada por ambos presidentes en el encuentro oficial que tuvieron en El Salvador en noviembre de 2014.

En el año 2015 el comercio bilateral fue de 506 millones de dólares, y en materia de inversiones Costa Rica ha aumentado su presencia en El Salvador en los últimos años, en especial en temas de energía, servicios, construcción, maquinaria e industria.

Previo a la reunión el presidente Sánchez colocó una ofrenda floral frente al monumento de la Batalla de Rivas, en el Parque Nacional de San José, y recibió las llaves de la capital costarricense de manos de su alcalde, Johnny Araya Monge.

El País