Desde tempranas horas de ayer, niños, jóvenes y adultos se dieron cita en el Cuartel de la Montaña para celebrar el cumpleaños número 62 del Comandante Eterno Hugo Chávez.

En el patio central de este emblemático espacio, donde reposan los restos mortales del Líder de la Revolución Bolivariana, se pudo honrar su memoria con juegos, dibujos, lectura y música, además de los conversatorios donde los más cercanos contaron anécdotas sobre Hugo Chávez.

En uno de los laterales del patio, niños y niñas se sumaron a jugar dados y trompos, para enaltecer el rescate de los juegos tradicionales que tanto valoró el Gigante. En el juego de dados, los pequeños libertadores (equipo masculino) y las pequeñas Manuelitas (equipo femenino) estuvieron acompañados de sus padres, quienes les ayudaron a responder cada una de las interrogantes formuladas para ir avanzando hacia la meta final. Los pequeños respondieron preguntas como: ¿Cuándo nació Hugo Chávez?, ¿Qué jugaba Chávez mientras estuvo en la Academia Militar de Venezuela?, entre otras.

Lucía Sandoval, de ocho años, participó junto a su madre en la actividad. “Me gusta porque estamos jugando y recordando al Comandante. Él quiso mucho a los niños y niñas y siempre lo recordaré”.

Más adelante, la Biblioteca Nacional dispuso de una sala de lectura donde las personas podían sentarse el tiempo que quisieran a ojear una muestra de libros de todas las colecciones que se crearon en 15 años del proceso revolucionario con Hugo Chávez al frente.

Nidia González, de 58 años, fue una de las personas que se tomó su tiempo para pasearse por varios ejemplares. Destacó el papel de la lectura en la formación del hombre consciente.

“Chávez era una persona muy instruida y siempre nos decía que teníamos que leer para conocer la historia. La lectura es un viaje que te lleva a conocer y a enterarte de muchas cosas, y qué mejor manera de recordar al Comandante que leyendo. Aunque estamos tristes por su partida, debemos continuar fortaleciendo lo que nos enseñó”.

Marcial Navas, como cada 5 de marzo y 28 de julio desde 2013, acudió al Cuartel de la Montaña. En esta oportunidad lo hizo en compañía de la agrupación de niños y niñas Tocando Sueños para “brindarle una serenata, un homenaje al Comandante”.

Ender y Enderson Carrillo forman parte de esta agrupación, y al igual que Chávez comparten su amor por la música venezolana. Además, ayer también celebraron sus cumpleaños.

“Para mí es una felicidad grande porque el Comandante Hugo Chávez Frías vive en nuestros corazones”, dijo Enderson Carrillo, quien agregó que cada vez que canta Alma llanera recuerda al Comandante.

En la tarima central, el grupo de música folclórica de la Academia Militar de Venezuela amenizó la entrada de la tarde con la interpretación de reconocidas piezas, que en varias ocasiones fueron entonadas por Hugo Chávez como Barrancas de Arauca y Linda Barinas.

UN GIGANTE DE LA VIDA

Braulia Montero, visiblemente emocionada, comentó que salió a las 4:00 am de San Juan de Los Morros para visitar a su Comandante y desearle feliz cumpleaños.

“Vine hoy (ayer) porque quería celebrar la vida de Hugo Chávez, un Gigante que no debió haber muerto todavía. Lo necesitábamos por mucho más tiempo”.

Alicia Castro, de la parroquia Caricuao, relató que ayer se levantó muy temprano pensando en “lo grande que era Chávez”, y a las 6:00 am colocó el CD de cumpleaños para cantarle al Comandante. “Yo sé que desde allá arriba él nos está mirando y no nos dejará solos. Mi Comandante significa mucho para mí, para mí es un segundo Simón Bolívar. Lo amo, lo adoro, lo lloro cada vez que veo a mi Comandante porque yo lo quiero demasiado y me da mucho dolor que haya muerto. Hoy deseo que estuviera conmigo aquí cantando su cumpleaños”.

Ana María Castillo vino desde los Valles del Tuy a rendir homenaje al “hombre que cambió la historia de Venezuela”.

Considera que Chávez fue un hombre valiente que supo enfrentar a aquellos que lo adversaron políticamente.

“Hoy le pido que, allá donde está, hable con papá Dios y nos ilumine porque Venezuela es de bendiciones y tenemos muchas riquezas a las que debemos sacarles el mayor provecho. Comandante hoy más que nunca estamos en la lucha y la batalla que nos enseñaste y no desmayaremos”, aseguró.

Para el señor Eustaquio Rivero sus 90 años no fueron impedimento para acercarse muy temprano a la parroquia 23 de Enero y formar parte de la celebración que ayer embargó al pueblo revolucionario.

“Aunque Chávez ya no está físicamente con nosotros, él nos dejó las ganas de seguir luchando por construir un país más justo para todos. A mis 90 años todavía tengo fuerzas para aportar a Venezuela, porque Chávez nos enseñó que la edad no es impedimento para luchar por las cosas que uno quiere y se propone alcanzar en esta vida. ¡Qué viva mi Comandante!”.

JOROPO TRICOLOR

Como cada año, el joropo, género que amó y difundió el Comandante Eterno, también festejó el 62 cumpleaños de Hugo Chávez.

Artistas como Cristóbal Jiménez, Rafael Matos, Vidal Colmenares, Santiago Rojas interpretaron junto al pueblo algunas de las piezas que más gustaban a El Arañero de Sabaneta como Motivos llaneros, Sabana de mi cariño, entre otras.

El acto cerró con la entonación del Cumpleaños feliz y la tradicional torta que en esta ocasión lució una boina roja, alegórica a la que portaba el Comandante.

Maduro: Chávez nos dejó la Patria libre y soberana

El natalicio número 62 del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, fue celebrado ayer por el presidente Nicolás Maduro en el Cuartel de la Montaña 4F, donde afirmó que “Chávez nos dejó la Patria libre, independiente y soberana”.

Aseguró que el Gigante siempre fue ejemplo de moral para su pueblo. “Hablar de Hugo Chávez, es dicir lealtad”.

“Con nuestro Comandante Chávez no se equivocó el filósofo que dijo que la muerte no existe, lo hemos comprobado porque Chávez sigue viviendo en el amor de su pueblo, de los pueblos del mundo”, afirmó el Presidente.

Asimismo indicó que el legado del Líder de la Revolución sigue vigente para el Pueblo venezolano.

“Nosotros lo sentimos hoy y todos los días en la batalla tan dura que está dando nuestro pueblo”.

Resaltó que durante su natalicio, el Chávez recibió felicitaciones de diversas personalidades del mundo entero. “El mundo entero ha recordado a este gran hombre. Los pueblos, la gente noble del mundo lo conmemora, lo recuerda”, apuntó.

Resaltó que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, envió una carta con sentidas palabras para rendirle homenaje.

Igualmente pidió a los actuales líderes de la Revolución el máximo compromiso ante las dificultades sufridas. “Hasta el último momento de aquel 5 de marzo él lo dio todo. Nosotros en esta vida y la que nos toque vivir tenemos que darlo todo, por la felicidad de este pueblo, por la dignidad de este pueblo, por la independencia, por enfrentar al imperio”.

Alentó a su equipo de Gobierno a seguir adelante y no detenerse ante las dificultades que puedan presentarse, “así que llenémonos de fuerza todos los días. Tenemos que exigirnos más allá de los propios límites que hoy damos”.

Reafirmó el compromiso que posee la Revolución con el pueblo venezolano y las luchas antiimperialistas. “Es nuestra obligación histórica, a costa de nuestra propia vida, mantener esta Patria de pie, libre e independiente”.

El presidente relató una anécdota junto al Comandante el 11 de abril de 1995, en el estado Vargas, cuando este ofrecía un conversatorio al pueblo durante hora y media: “Cuando terminó se fue hacia nosotros y nos preguntó: ‘¿Ustedes son los dirigentes que se ponen bajo la sombra?’ No podemos tener líderes complacientes y autocomplacientes, tenemos que exigirnos y autoexigirnos, estamos aquí para acompañar al pueblo para protegerlo, para estar en el centro del sol”.

Aseguró que el Gigante Eterno enfrentó momentos difíciles durante su gestión y antes de convertirse en presidente en el año 1998.

Apuntó que una de las mayores dificultades que le tocó sortear fue, sin duda, el 4 de febrero de 1992, cuando se puso al frente de la rebelión militar en contra del mandato de Carlos Andrés Pérez.

“Yo siempre recuerdo a ese joven comandante con su liquiliqui, enfrentado las duras circunstancias, perseguido por la policía política de entonces, aislado por los medios de comunicación”, comentó el jefe del Estado.

“La prueba más dura que le tocó pasar fue la traición de gente en quien él confió, sentirse apuñaleado fue duro para él. Cuántas traiciones le tocó vivir. Los traidores están donde tienen que estar, en el basural de la historia”, manifestó el Presidente.

Detalló que un momento crucial en la vida del expresidente, que marcó el rumbo de la historia, fue el 26 de marzo de 1994, el día que salió de la cárcel de Yare y comenzó su trabajo por una mejor Venezuela. Asimismo acotó que fueron tiempos de incertidumbre para él.

“Nuestro Comandante salió a la calle convertido en un mito, pero no sacó provecho de ello, sino que salió a recorrer calle por calle, pueblo por pueblo”, expresó.

Resaltó el valor con que Chávez enfrentó cada una de las circunstancias que le adversaron en su proyecto bolivariano. “Ni una milésima parte de lo que él pasó, lo ha pasado ninguno de nosotros, ni yo como presidente”.

Manifestó que la oposición venezolana perdió la oportunidad de compartir políticamente junto a Hugo Chávez. “Ellos se carcomían de la envidia, del odio, por el amor del pueblo por Hugo Chávez, que lo que hacía era crecer”.

“Dios y la vida nos dio la oportunidad de tenerlo a nuestro lado, de conocerlo, yo digo todos los días:

‘Cuánto nos falta por conocerlo en su ética, en su moral, en su filosofía, en su estrategia, de su capacidad de acción’”, resaltó el primer mandatario nacional.

Pidió a los presentes y al pueblo de Venezuela ser cada vez más como Chávez.

“No solo seremos mejores seres humanos, sino mejores revolucionarios, porque si para algo vale esta vida, es para ser revolucionarios, para cambiar el mundo, si no la vida no vale nada”, dijo.

“Los gigantes como Chávez, nacen una sola vez”, aseguró el dignatario, al tiempo que recordaba su último cumpleaños en vida, celebrado en Petare, “junto al pueblo que siempre le acompañó y que no ha dejado de acompañarle”, refirió con emoción.

El jefe del Estado agradeció a Dios y a la vida por haber compartido junto a Hugo Chávez.

Antes de dar inicio al acto de homenaje, el presidente de la República, Nicolás Maduro, se reunió en el Cuartel de la Montaña 4F con el secretario general de la Unión Interparlamentaria, Martín Chungong, quien también se hizo presente en la conmemoración.

Ciudad CCS