Visita de comisión boliviana incomoda al gobierno de Chile

La visita que inició ayer una comisión de autoridades, dirigentes del transporte internacional y periodistas de Bolivia para verificar la situación en que se encuentra el tránsito y acceso hacia puertos chilenos, garantizado por el Tratado de 1904, provocó nerviosismo en la Moneda.

Horas antes de que la comisión partiera rumbo a la frontera, la Cancillería de Chile se apresuró en emitir un comunicado de prensa para advertir que la visita no cumplía los requisitos de protocolo habituales, lo que consideró una “descortesía flagrante”. Anunció además que “no aceptará las eventuales conclusiones que pretendan presentarse como resultados de una visita privada”.

Entonces el presidente Evo Morales publicó en su cuenta en Twitter un mensaje directo a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en el que le sugirió trabajar por la unidad y no dejarse llevar por las decisiones del canciller de su país, Heraldo Muñoz. “Hermana Bachelet no le tenga miedo a patriarcas como Muñoz, ni a la verdad. Trabajemos juntos por el derecho de nuestros pueblos hermanos” (Sic), escribió.

En la tarde, Muñoz también escribió en Twitter: “Presidenta MB sobre viaje a Chile de Choquehuanca y grupo: ‘nadie es ingenuo’ – es visita privada de ‘objetivo comunicacional’” (Sic). Ya antes el comunicado de la Cancillería de Chile había advertido que el viaje boliviano tenía el objetivo de ser utilizado comunicacionalmente para distraer la atención de asuntos internos.

Muñoz pareció reforzar esta idea al retuitear más tarde una noticia sobre el inicio del bloqueo de los transportistas en Bolivia en demanda de la liberación de ocho de sus miembros. “En Bolivia: Transporte pesado ratifica paro con bloqueo de vías”, escribió y adjuntó el enlace de la noticia publicada por un medio boliviano.

Desvío del Lauca

Cuando la comisión encabezada por el canciller David Choquehuanca pasó a territorio chileno, aprovechó para visitar las instalaciones que fueron construidas para desviar el río Lauca. Allí, las autoridades bolivianos afirmaron que este es otro de los abusos cometidos por el país vecino.

“Hemos visto una escena muy lamentable, muy triste, algo que está en la historia y que podemos ver con nuestros propios ojos, es el desvío del rio Lauca, un río internacional, de curso sucesivo que nace en Chile y pasa a Bolivia, pero que ha sido desviado unilateralmente”, afirmó en el lugar el vicecanciller, Juan Carlos Alurralde.

Según la autoridad, la delegación boliviana constató que casi el 100% del río Lauca fue desviado bajo intereses chilenos, y mucho menos de un 10% pasa a Bolivia.

“Lo más importante de esta visita, ha sido que todos hemos podido verificar, con fotos y filmar, que la gran parte, la gran mayoría del caudal se está desviando ahora a Chile y queda un breve resabio del caudal, podemos decir que es mucho menos del 10%, que pasa a Bolivia”, dijo.

Finalmente la comisión prosiguió viaje hasta Chungará y finalmente hasta Arica, donde fue recibida con muestras de afecto por los residentes bolivianos en ese lugar.

Choquehuanca hizo allí uso de la palabra para explicar que el motivo de la visita no era agredir, como advirtieron las autoridades chilenas, sino llevar un mensaje de unidad y hermanamiento.

“Nosotros venimos recogiendo ese sentir de nuestros hermanos de Bolivia y aquí también al escuchar a todos que han venido esta tarde, todos queremos integración, buscamos justicia, buscamos igualad, buscamos hermandad, ese es el cariño hermanos”, dijo.

“Hermanos es hora de que empecemos a trabajar la esperanza, la unidad, la hermandad, la armonía y no permitir que nos sigan dividendo por intereses ajenos a nuestros pueblos”, demandó.

La comisión iniciará este lunes su visita a los puertos chilenos.

La Razón


Canciller dice que bolivianos buscan integración, justicia e igualdad en puertos tras visita a Arica

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, señaló el domingo por la noche que residentes y transportistas bolivianos expresaron su deseo por concretar la integración, justicia e igualdad en los puertos chilenos, después de que la comitiva boliviana se entrevistó con ese sector, en su visita a Arica.

“Nosotros venimos recogiendo ese sentir de nuestros hermanos de Bolivia y aquí también al escuchar a todos que han venido esta tarde, todos queremos integración, buscamos justicia, buscamos igualad, buscamos hermandad, ese es el cariño hermanos”, dijo en un masivo acto organizado por residentes bolivianos en Arica.

Para recibir a la comitiva los residente bailaron la tradicional danza boliviana de caporales y corearon “Viva mi patria Bolivia”.

Choquehuanca insistió que la visita a ese país es en son de “hermandad” y dijo fue comunicada con anticipación de cinco días al Gobierno chileno, cumpliendo las normativas de relacionamiento internacional.

Además, dijo que el objetivo de la visita es buscar la integración de ambos pueblos en el marco de “paz y amistad”

Choquehuanca dijo que los pueblos de Sudamérica tienen que trabajar por la unidad regional, porque fueron divididos y descuartizados en el pasado por intereses individuales, para obtener los recursos naturales.

“Hermanos es hora de que empecemos a trabajar la esperanza, la unidad, la hermandad, la armonía y no permitir que nos sigan dividendo por intereses ajenos a nuestros pueblos”, subrayó,

Según el reporte de Red Patria Nueva, la comitiva de 60 personas, de las cuales, son 12 autoridades y el resto colaboradores, representantes del transporte y periodistas, visitará el lunes el puerto de Arica y se reunirá con representantes del transporte pesado. para recabar información.

“Darles a los hermanos un abrazo fraterno de hermandad de nuestros presidente Evo Morales”, remarcó Choquehuanca.

ABI


Gobierno chleno dice que visita de Choquehuanca es “para encubrir problemas domésticos” de Bolivia

El Gobierno de Chile sigue considerando como una visita privada la que hará a las dos primeras regiones del país el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, luego que la Cancillería altiplánica no concordara ningún aspecto de su viaje con las autoridades nacionales.

En un comunicado público, el Ejecutivo “deplora las condiciones en que se quiere realizar la visita de una autoridad tan importante como el ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, y las considera como una descortesía flagrante”.

Agrega que “se trata de una operación mediática para seguir cuestionando el Tratado de 1904, y para encubrir problemas domésticos como el anunciado paro nacional de camioneros en Bolivia. A pesar de ello, el Gobierno de Chile empeñará sus mejores esfuerzos en cautelar la seguridad del ministro y las autoridades que lo acompañan”.

Más adelante en el comunicado se manifiesta que “el Gobierno de Bolivia agrega una nueva muestra de un ánimo hostil en contra de Chile y sus ciudadanos, que no refleja el sentir de la mayoría de los bolivianos que desea una relación amistosa con Chile, ni el de los miles de estudiantes bolivianos que asisten a nuestras universidades o que han hecho de Chile su país de residencia”.

Declaración pública

Textualmente la declaración pública del Gobierno chileno señala:

“En la noche del viernes 15 de julio, el Gobierno de Bolivia comunicó al Consulado de Chile en La Paz que el Canciller Sr. David Choquehuanca visitará Chile acompañado de de 58 personas. Contrariando las prácticas diplomáticas y las normas que se deben los Estados libres, este aviso ha sido entregado con menos de 48 horas de antelación, sin concordar ningún aspecto del programa de esta visita con las autoridades chilenas. En estas condiciones, el Gobierno de Chile sigue considerando este viaje como una visita privada, que debe atenerse a las limitaciones correspondientes.

Ante esta situación, el Gobierno de Chile tiene el deber de advertir lo siguiente:

1.- En señal de respeto a la presencia de altas autoridades del Estado Plurinacional de Bolivia, el Gobierno de Chile dispondrá de una escolta policial para proteger la seguridad de los visitantes.

2.- El Gobierno de Chile toma nota de que esta visita privada está integrada por 58 personas, identificadas con nombres, apellidos y documentos de identidad. Toda persona distinta de las indicadas tendrá el tratamiento de un turista corriente y no será considerada como parte del grupo.

3.- En territorio chileno rige la ley chilena, la que se presume conocida por todas las personas que ingresan a él. Cualquier infracción a la ley chilena debe atenerse a las consecuencias que ella establece y es de responsabilidad exclusiva de quienes la puedan cometer.

4.- El Gobierno de Chile defiende y promueve la libertad de expresión como un pilar de su democracia. Sin embargo, no acepta la propaganda externa contraria a los intereses nacionales, ni ninguna acción que a su juicio soberano lesione dichos intereses.

5.- El Canciller Choquehuanca y toda su comitiva están sujetos y deben cumplir con la legislación chilena mientras estén en nuestro país. Las leyes chilenas se aplican a todos por igual, sean las autoridades bolivianas o los particulares que conforman su grupo acompañante. La inmunidad de jurisdicción se aplica estrictamente de conformidad con el derecho internacional.

6.- Las instituciones públicas, y las privadas debidamente autorizadas por el Estado de Chile, deben hacer cumplir las normas que se aplican a todos los ciudadanos nacionales o visitantes. Sus facultades están estipuladas, legitimadas y respaldadas por el Estado de Chile.

7.- El Gobierno de Chile notifica que ni siquiera considera la sola idea de actos de “inspección” ejercidos sin autorización en territorio propio, y no aceptará las eventuales conclusiones que pretendan presentarse como resultados de una visita privada.

8.- El Gobierno de Chile advierte que no tolerará que la seguridad y la tranquilidad de sus habitantes se vea alterada por acciones intrusivas en su territorio soberano”.

La Tercera


Insulza denuncia campaña de ‘agresión permanente’ de Bolivia contra Chile

El agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, José Miguel Insulza, afirmó que Bolivia está llevando a cabo una “agresión permanente” a nivel comunicacional, aunque se mostró convencido de que en la demanda marítima primará el aspecto jurídico.

” Es una agresión permanente que busca demostrar lo mucho que a Bolivia le interesa el tema y debilitar a Chile en los distintos sectores de la región. Pero yo creo que va a primar la idea de que esto es un tema jurídico”, dijo Insulza en una entrevista que publica este domingo el diario El Mercurio.

El agente chileno destacó que Bolivia ha decidido “dar una batalla en dos frentes”, el comunicacional y el jurídico, una estrategia que, en su opinión, no le dará buenos resultados pese a que “lo están practicando con gran entusiasmo”.

José Miguel Insulza y el ministro chileno de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, entregaron esta semana en la CIJ la contramemoria del litigio en el que Bolivia reclama a su país una salida al mar.

El documento es la respuesta a la demanda planteada en 2013 por Bolivia contra Chile para que el tribunal declare la obligación de Santiago de negociar un acceso soberano al océano Pacífico, que La Paz perdió en la guerra del Pacífico, a fines del siglo XIX.

Chile y Bolivia mantienen un segundo litigio en la corte de La Haya, pues las autoridades chilenas presentaron el mes pasado una demanda para que el tribunal determine si el Silala es un río internacional cuyas aguas deben compartir ambos países.

Insulza aseguró que “no quedó más alternativa” que presentar esta demanda porque La Paz lo hubiese hecho en un futuro próximo y ” nos iba a seguir insultando en ese lapso”, señaló.

Además cree que Bolivia podría haber cortado las aguas del Silala, en la región boliviana de Potosí, en los Andes.

” Si a cada instante dicen que les están robando, que les están usurpando, que el imperio se ha metido en su tierra a robarle el agua, entonces pronto podían cortar el agua. Y nosotros no podíamos correr ese riesgo”, apuntó el exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La última polémica entre Chile y Bolivia se debe a la visita que realiza una delegación boliviana encabezada por el canciller David Choquehuanca a los puertos chilenos de Arica y Antofagasta con el objetivo de verificar las denuncias de supuestos atropellos a los camioneros bolivianos y de violaciones al Tratado de 1904.

La comitiva, compuesta por 59 personas, entre autoridades, representantes de los transportistas y periodistas, partió esta madrugada de La Paz por carretera con destino a Arica, donde permanecerá hasta el lunes y posteriormente se dirigirá a Antofagasta.

El Gobierno chileno ha criticado el viaje y lo considera una visita privada porque no se han seguido los protocolos diplomáticos que corresponden.

La Cancillería chilena emitió este sábado una declaración en la que tildó la visita boliviana como una ” descortesía flagrante” que obedece a una “operación mediática para seguir cuestionando el Tratado de 1904 y para encubrir problemas domésticos como el anunciado paro nacional de camioneros en Bolivia”.

La Razón