Desde las 9:30, productores frutihortícolas de Río Negro y Neuquén, regalaron diez mil kilos de peras y manzanas en Plaza de Mayo en protesta por la situación que atraviesa el sector: bajo precio percibido por sus productos y apertura de importaciones desregulada.

En relación a los valores y porcentajes, informaron, el kilo de pera que percibe el productor es de $ 2,10, y en la góndola el consumidor la compra a $ 23,50, registrando una diferencia superior al 1000 por ciento. Según los ruralistas, cada productor recibe $ 3 por kilo de manzana roja, mientras que el precio en góndola es superior a los $ 28, lo que significa una diferencia del 850 por ciento.

El presidente de la Cámara de Fruticultores de Allen (Río Negro), Sebastián Hernández, advirtió que además de frutas, se les entregará a los consumidores y paseantes de la plaza un folleto para alertar sobre la situación de “quiebra” de la actividad.

Además de las reducciones e ingreso de mercaderías desmedido de Chile y Europa, la reducción de los puestos de trabajo desde diciembre a hoy. Según el informe de la cámara de productores de General Roca cayeron de 90 mil a 30 mil.

Mientras productores y dirigentes visibilizan la falta de trabajo, el valor “miserable” de sus productos y la desmedida importación, esperan en el portón de la Casa Rosada ser recibidos por el presidente Mauricio Macri.

Tiempo