La Presidenta Michelle Bachelet promulgó este lunes la Ley N° 20.940 que moderniza el sistema de relaciones laborales, más conocida como reforma laboral.

En la ceremonia, la mandataria destacó que “este cambio legal sigue siendo un avance significativo para las relaciones laborales”, pero recalcó que “no es todo lo que el Ejecutivo impulsó y lo que el Congreso por amplia mayoría aprobó”.

Bachelet hizo referencia al fallo que emitió el Tribunal Constitucional a inicios de agosto, donde se determinó la eliminación del concepto “sindicato” en un artículo.

“Aspirábamos a más, porque estimamos que persisten desequilibrios en las relaciones laboral que deben ser corregidos”, agregó la jefa de Estado.

En abril pasado, el TC acogió buena parte de un recurso interpuesto por parlamentarios de ChileVamos y declaró como inconstitucional las normas sobre titularidad sindical, validando la existencia de grupos negociadores en paralelo. Dicha norma era el eje central de la reforma impulsada por el Ejecutivo y aprobada con votos oficialistas en el Congreso.

Y hace algunos días, en el control de constitucionalidad final, el tribunal eliminó la palabra “sindicatos” de uno de los artículos, referido a la “Reclamación de la determinación de las empresas sin derecho a huelga”.

“La disposición analizada reduce a los sindicatos dicho derecho, lo que es coincidente con la idea de titularidad sindical en materia de negociación colectiva, la cual, como ya lo ha señalado este Tribunal, es incompatible con la Constitución”, sostuvo el organismo.

Con todo, la Mandataria señaló esta mañana en La Moneda que “esto no se detiene aquí. Tenemos una agenda muy potente que habla del compromiso del gobierno con los trabajadores”.

T13