A las 10:00 de la mañana de ayer, los dirigentes de los partidos políticos con representación parlamentaria ingresaron a La Moneda a reunirse con Michelle Bachelet. La cita tuvo como objeto explorar un acuerdo político transversal para reformar el actual sistema de AFP, luego que la noche del martes, la Presidenta anunciara algunas medidas al respecto.

Una de las cosas que llamaron la atención de los timoneles, fue que en la reunión -que se desarrolló por más de dos horas en el comedor presidencial de Palacio- no estuvieron presentes los dos ministros encargados de afinar las medidas del Ejecutivo: Rodrigo Valdés (Hacienda) y Ximena Rincón (Trabajo) Así, el único personero de gobierno que acompañó a Bachelet, sería el titular de Interior, Mario Fernández que, a la postre, tendría un rol central.

Fue así que Bachelet tomó la palabra para abordar el objetivo de la reunión. Desde un principio, la Presidenta destacó que no se abordarían los detalles, sino que se ponderaría la voluntad política de las colectividades. Algo que se concretará en la conformación de una comisión integrada con representantes de cada partido, instancia que deberá entregar una propuesta final que servirá de insumo para un proyecto de ley que debería ser presentado antes de fin de año, según sostuvo el ministro Fernández una vez finalizado el encuentro.

Para ello, fuentes presentes en el encuentro aseguran que la Presidenta leyó el apartado del programa de gobierno sobre pensiones, en el que entre otras cosas, prometió la creación de un “equipo de expertos” para que “propongan alternativas” al actual régimen de capitalización individual de pensiones. Un plantel que se conoció como “Comisión Bravo”.

En este sentido, las fuentes agregan que la propia Presidenta reconoció que su gobierno no tenía contemplado realizar una reforma al sistema de AFP. Sin embargo, Bachelet aseguró que su administración “se hizo cargo” del malestar ciudadano respecto a las aseguradoras de fondos previsionales, fenómeno que se expresó en una multitudinaria movilización social en julio. Frente a este diagnóstico, la Mandataria invitó a los partidos a que también se sumaran a las futuras soluciones al tema previsional.

Así las cosas, Bachelet señaló que el gobierno tenía sus propias medidas, pero que el diseño fino se encontraba abierto a sugerencias. Las fuentes subrayan que la Presidenta estaba consciente que el tema genera diferencias en el mundo político, pero que el objetivo final era mejorar las actuales pensiones. La resolución de diferencias las conceptualizó como la búsqueda del “mínimo común denominador” entre los partidos y el Ejecutivo.

Desde luego, las diferencias entre los partidos asomaron. Fuentes presentes en la cita, aseguran que el presidente de RD, Sebastián Depolo, aseguró que su partido era partidario de terminar con el sistema de AFP, pero que igual colaborarían en el diálogo político. Su par del PC, diputado Guillermo Teillier, destacó la necesidad de escuchar las demandas de las movilizaciones contrarias al actual régimen previsional, mientras que el presidente de RN, diputado Cristián Monckeberg, le expresó a la Presidenta su desconfianza sobre la real incidencia de ese tipo de instancias. En este punto, Bachelet dijo que precisamente la idea era dialogar y buscar acuerdos.

Finalmente, Fernández fue mandatado para coordinar la comisión partidaria, la que recibirá del jefe de gabinete un cronograma de trabajo operativo.

“Hoy empezamos un trabajo con todos los partidos. Hemos quedado de iniciar un dialogo y un trabajo muy de fondo para llegar a un pacto nacional sobre las fórmulas que la Presidenta diseñó y entregó al país hace un par de días. Nos vamos a reunir de nuevo para fijar un cronograma y un método de trabajo. Yo abrigo la esperanza de que durante este año ya podamos tener un proyecto de ley que incluya lo que la Presidenta anunció”, dijo el ministro Fernández, una vez finalizada la reunión.

Consultado sobre la posibilidades de alcanzar un acuerdo político transversal al respecto, Fernández agregó: “No solo es factible, sino necesario. No estamos hablando de la oposición y el gobierno, estamos hablando de un acuerdo nacional de todos los partidos y hoy día vimos una excelente disposición de todos”.

La Tercera