El puente entre los municipios de Citalá y La Palma, en el departamento de Chalatenango, fue entregado ayer a la población por el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y el Ministro de Obras Públicas Gerson Martínez.

La obra fue construida a un costo de 2.3 millones de dólares con fondos del MOP.

El mandatario indicó que ese puente beneficia a los automovilistas en la zona y aumenta el comercio entre El Salvador, Honduras y Guatemala.

El puente beneficiará a unos 12,235 habitantes de ambos municipios.

La Palma y Citalá tienen una ubicación estratégica debido a que se encuentra en el corredor vial centroamericano que lleva a la frontera El Poy entre El Salvador y Honduras.

Fuentes del MOP informaron que el puente tiene una longitud de 40.75 metros, dos carriles y aceras con barreras de seguridad para los peatones.

Asimismo que permitirá el tránsito diario de un promedio de 2.358 vehículos, incluyendo transporte de carga.

“Nuestro propósito es que Chalatenango y todos los departamentos del país tengan las condiciones necesarias para atraer la inversión, generar empleos y dinamizar la producción y el comercio. La conectividad vial beneficia a las empresas y además acerca el desarrollo a los pequeños productores, a los ganaderos, agricultores, comerciantes y artesanos”, dijo Sánchez Cerén al entregar la obra a los ciudadanos.

El MOP informó que ha ejecutado otros puentes, entre estos el Tamulasco, de 44 metros de longitud, ubicado en el tramo San Francisco Lempa-Chalatenango.

Esta obra está beneficiando a más de 29 mil habitantes de la zona a un costo de más de un millón de dólares.

El Salvador