El Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTS) informó que rechazó la propuesta del Ejecutivo porque las autoridades no respetaron la confidencialidad que se había acordado hasta que se firmará el acuerdo.

El representante del sindicato de Salud, Luis Alpírez, manifestó que les entregaron dos documentos diferentes. “El primero fue entregado por el comisionado presidencial del Dialogo, Rocael Cardona, y en la tarde nos presentan otro diferente con la firma de los ministros y el Presidente”.

Según el acuerdo entre el Ejecutivo y los sindicalistas es fin de semana, las partes establecerían los términos del diálogo, y se cruzarían cartas para analizar el posicionamiento del gobierno y de los trabajadores.

“Nos sorprendió primero ese desajuste y descoordinación que hay en el Ejecutivo, pero petición de la ministra de salud para dialogar cambió, dijo que si nosotros no firmábamos, no nos sentábamos”, explicó Alpírez.

El vocero presidencial, Heinz Heimann, habló que las cartas que se presentaron son las mismas. Aclaro que una de ellas es un borrador que hizo el comisionado Cardona. “No entiendo cómo llegó ese borrador previo al documento que el presidente Morales firmara, pero al final el contenido es el mismo”, afirmó Heimann.

En la reunión con el presidente Jimmy Morales los sindicalistas habían pactado no efectuar más bloqueos y manifestaciones a cambio del diálogo, medida que rompe con la respuesta de la titular de Salud, según el sindicalista.

Los ministros de Salud, Lucrecia Hernández, y de educación Oscar Hugo López, después del Gabinete de Gobierno, en Casa Presidencial informaron que por la tarde se firmaría el pacto de diálogo, pero eso no sucedió.

El acuerdo consistía en la instalación de mesas técnicas para analizar varias peticiones a cambio de no continuar con las medidas de hecho.

Joviel Acevedo secretario del Sindicato de Trabajadores de la Educación en Guatemala mencionó que la propuesta del Ejecutivo exige que los sindicatos desistan de las manifestaciones y bloqueos; medida que rechazó el sindicalista porque dice que el gobierno no ofreció un beneficio a cambio.

“El acuerdo se firmará por escrito por los representantes de los movimientos. Las mesas no tienen plazo, lo que si se acordó fue no tomar medidas de hecho”, explicó el ministro López.

El convenio estaría integrado con la instalación de dos acuerdos, el primero consiste en una mesa general integrada por el vicepresidente Jafeth Cabrera, el comisionado Rocael Cardona, “la cual se reunirá cada mes para discutir los temas”, según el ministro.

El segundo convenio era la instalación de mesas técnicas en cada ministerio para analizar temas específicos que han provocado molestia en los sindicatos.

La ministra informó que los sindicatos pequeños estarían invitados a participar en las mesas.

Prensa Libre