Son 21 comunidades, más de 3.000 indígenas de Chile, Ecuador, Brasil, Venezuela, Argentina, Puerto Rico, Colombia y otros países, reunidos en Uribia, La Guajira en el marco del II encuentro internacional de los hijos de la madre tierra, organizado por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, que preside William Soto Santiago. Los indígenas con sus conocimientos ancestrales, desde Uribia Guajira buscan cuidar y restaurar la madre tierra.

Soto Santiago, indicó que las conclusiones del encuentro, serán enviadas a la Organización de las Naciones Unidas ONU, para que se conviertan en leyes de obligatorio cumplimiento por parte de los países miembros en busca de la protección del medio ambiente.

“Los encuentros de los hijos de la madre tierra, son un espacios de ustedes, de todos, unidos y juntos lograremos el pleno reconocimiento de los derechos indígenas y principalmente proteger y restaurar a nuestra Madre Tierra”, dijo Soto Santiago.

En su dialecto, Ximena Llamin, lideresa del pueblo Mapuche de Chile, dijo que “no somos dueños de la naturaleza ni del mundo, somos Hijos de la Madre Tierra y eso es lo que queremos decir en Uribia, con la energía que tiene cada uno de nuestros pueblos y con los principios de reciprocidad queremos compartir y aprender, y también aportar no solo para el futuro de nuestra sociedad sino para el futuro de nuestros pueblos”.

Luis Javier Aguavil, gobernador de la etnia “Tsa´ Chila Sachila” de Ecuador, dijo que “no podemos seguir permitiendo el etnocidio y sobre todo al ecocidio de nuestra madre naturaleza”.

Entre las personalidades asistentes al encuentro, están: Iván Sarmiento, coordinador de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz en Colombia; Camilo Montoya Reyes, magistrado del Consejo Superior de la Judicatura de Bogotá; el alcalde de Uribia, Luis Solano Redondo y los aborígenes, siendo mayoría los Wayúu de La Guajira colombiana y venezolana.

Caracol