La bancada del Frente Amplio votó unánimamente en el pleno del Congreso de la República en contra del ingreso de unidades navales y militares de los Estados Unidos al territorio peruano.

Sin embargo, la resolución legislativa se aprobó en pleno con 96 votos a favor, 20 en contra y una abstención. Las otras cinco bancadas votaron a favor.

El congresista del Frente Amplio Edyson Morales sustentó la posición de su bancada. Él indicó que la participación de los militares norteamericanos en actividades de cooperación en nuestro país no está dentro de las prioridades.

“El Congreso de la República no debe ser una mesa de partes como ha venido haciendo desde los últimos 15 años. Pues esto no está en el marco de nuestras necesidades, calendarios ni prioridades, sino la de ellos, el Comando Sur de EE.UU.”, dijo el parlamentario.

Más tarde, el congresista del Frente Amplio Alberto Quintanilla precisó en diálogo con El Comercio que su bancada considera que el Comando Sur de EE.UU. es un destacamento que realiza actividades políticas y militares al sur del continente americano.

“Nosotros entendemos como Comando Sur a las Fuerzas Armadas norteamericanas que tienen que ver asuntos relacionados a la estrategia política y militar en el sur del continente”, señaló Quintanilla.

Además, el legislador del Frente Amplio consideró “que nosotros los peruanos, en la formación de nuestras Fuerzas Armadas, tenemos un sentido nacionalista y de dignidad. Es un hecho más simbólico, más de afirmación nacional”.

Por otro lado, los congresistas Carlos Tubino (Fuerza Popular), Carlos Bruce (Peruanos por el Kambio) y Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular) explicaron a El Comercio que el pedido de ingreso de tropas norteamericanas es un trámite rutinario y simple, y que no tenían ninguna razón para votar en contra.

El Comercio