Un proyecto senatorial que persigue promover la energía solar en Puerto Rico y eliminar los obstáculos para que la Autoridad Energía Eléctrica (AEE) interconecte, de manera ágil, instalaciones solares en las casas y negocios, fue convertido en ley.

El nuevo estatuto, firmado por el gobernador Alejandro García Padilla, busca modernizar el programa de medición neta de la AEE requiriendo el uso de medidores que puedan leerse remotamente y que no requieran estar accesibles físicamente al personal de la AEE, explicó Ramón Luis Nieves, presidente de la Comisión de Energía del Senado y autor de la medida P. del S. 1666 que fue convertida en ley.

“Esta nueva ley tendrá como consecuencia una transformación radical al modelo energético de Puerto Rico”, destacó el senador por San Juan en un parte de prensa.

La ley requiere, entre otras cosas, la creación de un portal cibernético que permita la radicación electrónica de todo documento requerido por los reglamentos de interconexión vigentes. Dicho portal permitirá el monitoreo de casos, la firma electrónica del acuerdo de interconexión o medición neta, proveerá orientación en línea y material informativo a los ciudadanos.

Asimismo, la nueva ley permitirá agilizar los procedimientos de interconexión requiriendo que la AEE desarrolle procesos expeditos para que aquellos generadores distribuidos que cuenten con una capacidad generatriz menor de un megavatio puedan conectarse a la red de manera expedita.

Igualmente, según Nieves, el estatuto trae a Puerto Rico el concepto de “redes solares comunitarias” (community solar) que permite que comunidades, particularmente de escasos recursos, unan esfuerzos para compartir acceso a facilidades de energi´a solar.

Incorpora además las “microredes” (microgrids) o “islas ele´ctricas”, me´todo mediante el cual grupos reducidos de casas, comercios o industrias se pueden conectar a un generador de energi´a que puede ser de gas natural, solar u otros.

Las microredes tendrán la capacidad de conectarse y desconectarse del sistema de transmisión y distribución de la AEE de manera que puedan operarse tanto interconectadas como ‘off the grid’.

“La aprobación de esta ley demuestra que cuando valoramos las preocupaciones de todos podemos lograr un mejor entendimiento en beneficio de Puerto Rico, donde la energía solar es parte indispensable del progreso económico, social y ambiental de nuestra Isla”, dijo por su parte, Maximo Torres, presidente de Maximo Solar Industries.

De igual forma expresó Carlos Parés, director ejecutivo de SOMOS Solar, al precisar que la nueva ley nace del consenso, fomenta nuevas tecnologías y tiene como piedra angular beneficiar a los consumidores de energía solar.

Otros grupos a favor de la ley son: la empresa Sunnova, el InstitutoNacional de Energía y Sostenibilidad Isleña (INESI), la Oficina de Política Pública Energética, y por la propia AEE, entre otros.

El Nuevo Dia