La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer que se aplicarán sanciones a 44 mil 486 maestros y personal de apoyo que no acudieron a laborar en los primeros cuatro días del ciclo escolar.

Del total, a mil 255 se les ha iniciado el proceso de separación de sus funciones por haber faltado cuatro días consecutivos a las escuelas en los estados de Oaxaca y Guerrero.

El resto de las sanciones (43 mil 231) corresponden a maestros y trabajadores faltistas a quienes se les aplicará descuentos: 41 mil 569 de Chiapas y mil 662 de Michoacán.

Al hacer un balance de los primeros días del ciclo escolar 2016-2017, con base en la aplicación de la ley vigente de la reforma educativa que sanciona la inasistencia por cuatro días consecutivos, la SEP dijo que iniciará el proceso de separación para mil 239 maestros y trabajadores de apoyo de
Oaxaca y 16 de Guerrero.

La SEP subrayó que de acuerdo con el artículo 75 de la Ley General del Servicio Profesional Docente, de existir causas justificadas para sancionar a los docentes, la autoridad educativa deberá notificarlo a la local del sector, en coordinación con la Unidad de Asuntos Jurídicos y la Mayor de Educación Pública.

A partir de que reciben la notificación se otorga un plazo de 10 días hábiles para que reúnan pruebas, presenten su caso y se defiendan. La autoridad tendrá otros 10 días hábiles para analizar la situación y resolver. Según el artículo 80 de esa ley, los profesores tienen la posibilidad de impugnar la decisión ante la misma autoridad o ante la jurisdiccional competente.

En los estados señalados continúan integrando las cifras del personal que acumuló cuatro inasistencias. La identificación ha sido complicada, cuando menos en el caso de Chiapas, porque los maestros están aplicando su estrategia de rotación, la cual consiste en que los profesores siguen presentándose en las escuelas, unos de manera permanente y otros turnando días de participación en sus manifestaciones.

“Otros más cumplen su horario en supervisiones, jefaturas de sector, delegaciones regionales u oficinas centrales, argumentando que sus centros de trabajo han sido cerrados y no pueden cumplir con sus labores”, señala la dependencia. La información oficial indica que en Oaxaca el número de escuelas abiertas llegó a 69.4%, 20 puntos porcentuales más que el lunes pasado, cuando inició el ciclo escolar 2016-2017; en Chiapas, el jueves abrió 63.93% de los planteles; en Guerrero operan más de 99%, puesto que permanecen cerradas 61, y en Michoacán es de 97%.

El reporte oficial se construyó a partir de la información proporcionada por las autoridades educativas de las entidades. La SEP les hizo un llamado “respetuoso” para que se proporcione información “precisa, oportuna y verificable; puesto que en caso contrario la secretaría está obligada a dar vista a los órganos internos de control de los estados, así como a la Auditoría Superior de la Federación, debido a que en este proceso hay recursos federales involucrados”.

En un comunicado, la dependencia federal ratificó su reconocimiento a los maestros, padres de familia y alumnos que sí acudieron a iniciar el ciclo escolar.

El Universal