Llega a Estados Unidos solicitud de extradición de Ricardo Martinelli

La Cancillería panameña formalizó la solicitud de extradición del expresidente Ricardo Martinelli ante el Departamento de Estado de Estados Unidos (EU), como parte del proceso que se le sigue al exgobernante en la Corte Suprema de Justicia por supuestamente ordenar escuchas telefónicas durante su mandato.

La notificación de la solicitud fue efectuada el pasado lunes ante el Departamento de Estado por la Embajada de Panamá en Washington.

Los trámites para cumplir con el pedido de extradición le tomaron cuatro meses a la Cancillería, luego de que el juez de garantías del proceso, Jerónimo Mejía, presentara la documentación el 26 de mayo de 2016.

El pedido de extradición promovido por el juez Mejía incluye una orden de detención provisional contra Martinelli, que fue emitida por el pleno de la Corte Suprema de Justicia el 21 de diciembre de 2015.

La mayoría de las víctimas y querellantes dentro del proceso por las escuchas coincidieron en señalar que la llegada del pedido de extradición a Martinelli a EU representa un avance en medio de la lentitud con que la Corte Suprema ha manejado el proceso.

Rogelio Cruz, del equipo legal de Martinelli, sostuvo que lo actuado por la Cancillería es ilegal, ya que se ha violado el derecho a defensa de su cliente, toda vez que no se resolvieron varios recursos antes de presentar a Estados Unidos la solicitud de extradición.

VÍCTIMAS: SOLICITUD DE EXTRADICIÓN ES UN AVANCE

Víctimas de los pinchazos telefónicos y querellantes en el proceso que por estos se le sigue en la Corte Suprema de Justicia al expresidente Ricardo Martinelli calificaron como un avance y un paso importante en dicha investigación la entrega formal a Estados Unidos (EU), por parte de la Cancillería panameña, de la solicitud de extradición del exgobernante.

“Creo que es un paso importantísimo para que este señor [Martinelli] enfrente a la justicia y pague por los delitos y los abusos que cometió en su gestión. Ojalá pueda el Estado recuperar todo lo que le robó al pueblo panameño, amén de los daños que le hizo a la frágil institucionalidad del país”, sostuvo Mitchell Doens, ex secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD), quien se adhirió a la acusación que el fiscal de la causa en este proceso, el magistrado Harry Díaz, presentó en octubre de 2015 contra Martinelli por la supuesta comisión de delitos contra la inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad y peculado.

El diputado panameñista José Luis Popi Varela también reaccionó: “Toda persona debe someterse a la justicia cuando es requerida por esta, así que espero que el señor Martinelli regrese y dé la cara. Aspiro a que la justicia, de la mano con el derecho, se apliquen correctamente y se den las garantías de un juicio justo y transparente, pero es importante que la persona requerida no evada la justicia y se presente ante esta”, indicó.

Balbina Herrera, ex candidata presidencial del PRD en las elecciones de 2009, dijo que “lo importante de esta solicitud de extradición de Ricardo Martinelli es el pedido de detención provisional. Eso es, para mí, lo fundamental, porque no puede ser que esté riéndose de nosotros en Miami. Esperamos que las autoridades estadounidenses tomen la decisión que sea, pero ya es un avance después de muchos meses de espera”, dijo.

La solicitud de extradición, presentada por la embajada de Panamá en Washington el pasado lunes 26 ante el Departamento de Estado de EU, incluye la

detención provisional del exmandatario, ordenada por el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) el 21 de diciembre de 2015.

El catedrático de la Universidad de Panamá Miguel Antonio Bernal, otra de las víctimas de los pinchazos, dijo: “No tengo ninguna expectativa de que el proceso prospere”.

“Si aquí se hubiese querido procesar en verdad al señor [Ricardo] Martinelli, primero, no lo hubiesen dejado ir. Segundo, le hubiesen cancelado el pasaporte, cosa que aún no hacen, y el magistrado de la Corte que funge como juez en ese proceso ya lo hubiese imputado y no lo hizo… Cómo va a hacer Estados Unidos para aceptar la extradición de una persona que no ha sido imputada, al menos que ellos alteren su ley, cosa que no creo que haga”, advirtió.

Mientras, Ángel Álvarez, abogado de la dirigente magisterial Yadira Pino (también víctima de las escuchas), alegó que si no se produce la detención de Martinelli, la solicitud de extradición no se concretará.

Álvarez detalló que la detención del exmandatario es el primer paso y lo importante del pedido de extradición que la Cancillería debe pedir ante Estados Unidos.

En tanto, Carlos Herrera Morán, abogado del dirigente médico Mauro Zúñiga, cuyas comunicaciones también fueron interceptadas, calificó como un poco tardía la decisión de la Cancillería, ya que el pleno de la Corte ordenó tramitar la extradición hace varios meses.

Sin embargo, opinó que se trata de un gran avance en el proceso y que ahora las autoridades estadounidenses deben evaluar la documentación enviada al Departamento de Estado y honrar el convenio de extradición suscrito con Panamá.

NOTIFICACIÓN Y SILENCIO

En tanto, la Cancillería panameña confirmó este martes la notificación a través de la Embajada de Panamá en Washington al Departamento de Estado de EU de la solicitud de extradición del expresidente Martinelli.

Este diario llamó al embajador de Panamá en Washington, Emanuel González Revilla, a su despacho en la sede diplomática, y se le dejó mensajes con su secretaria, pero no contestó. También se le llamó a su celular.

En la Cancillería panameña tampoco hicieron mayores comentarios sobre la solicitud de extradición entregada al Departamento de Estado de EU, bajo el argumento de que pudiesen afectar el debido proceso.

Ahora, el pedido debe recorrer un procedimiento por varios estamentos del Gobierno de EU.

La Prensa