Contexto Nodal
Este domingo 2 de octubre se realizará en Colombia el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz entre el gobierno y las Farc. La pregunta que rige la consulta es: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”. Para que el acuerdo sea aprobado, el SI deberá contar al menos con el 13% del padrón electoral (4.536.992 de votos) y superar en número de sufragios al NO.

Si Eln libera secuestrados, la próxima semana anunciaremos fase publica de negociaciones: Santos

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró ayer que si el ELN libera a los secuestrados que tiene en su poder, “la semana entrante” se podría comenzar la fase pública de diálogos de paz con esa guerrilla, la segunda del país.

“Si liberan los secuestrados, la misma semana entrante podríamos anunciar que comienza la fase pública de las negociaciones porque ya tenemos con el ELN el 50 % de la negociación que es la agenda negociada”, dijo el jefe de Estado en un acto público en Ciénaga, en el departamento caribeño del Magdalena.

El pasado 30 de marzo, el ELN y el Gobierno colombiano anunciaron en Caracas el inicio de una fase pública de diálogos de paz cuya apertura la condicionó el Ejecutivo a la solución de algunos “temas humanitarios”, como el fin de los secuestros.

Santos valoró ayer el anuncio hecho por el ELN el pasado domingo, de que no perpetrará ataques para permitir el desarrollo normal del plebiscito del 2 de octubre en el que los colombianos se pronunciarán sobre si apoyan o no el acuerdo firmado el lunes con las FARC para terminar más de medio siglo de conflicto armado interno.

“Hace 48 horas el ELN decretó un cese al fuego unilateral. Yo quiero resaltar ese gesto del ELN”, dijo Santos.

Igualmente reiteró que con el fin de la guerra Colombia tendrá mayor capacidad para invertir en infraestructura y desarrollo social en hospitales, clínicas, escuelas, acueductos y alcantarillados, entre otros.

Con respecto del plebiscito, Santos dijo que el país tendrá la oportunidad de decidir a través del voto si quiere “acabar con la fábrica de víctimas en que se convirtió el conflicto armado”.

“Tenemos el mismo poder pero ustedes son los que tienen que tomar la decisión”, apostilló el mandatario, quien recordó que desde que comenzó a negociar con las FARC prometió que “la última palabra la tiene que tener le pueblo soberano”.

Asimismo dijo que si se vota en favor del “sí” en el plebiscito, millones de campesinos recibirán ayuda del Estado y podrán retornar a sus lugares de origen en vez de alimentar el desplazamiento hacia las ciudades.

Sobre este tema, a través de su cuenta de Twitter, el ELN expresa:

Caracol


Campañas por el ‘Sí’ y el ‘No’ entran en la recta final

Con propagandas en radio y televisión, caravanas y mucho volanteo, los promotores del ‘Sí’ y del ‘No’ en el plebiscito refrendatario del acuerdo con las Farc esperan conseguir, en los siguientes cuatro días, los votos para imponerse en la jornada del próximo domingo.

Los comités de campaña de las dos tendencias ya tienen listas sus estrategias para los días que faltan antes de votar el instrumento con el que se espera que los colombianos refrenden lo negociado con las Farc, en La Habana.

Según la ley que habilitó el mecanismo, para que el plebiscito sea válido deben votar por el ‘Sí’ al menos 4’536.993 ciudadanos e imponerse sobre los que opten por el ‘No’.

Por los lados de la campaña del ‘Sí’, el gerente del comité de la Fundación Colombia Sí a la Paz, Mauricio Vega, afirmó que su organización emitirá desde este miércoles piezas publicitarias “en las que se hará énfasis en el pedido de perdón de Rodrigo Londoño (jefe máximo de las Farc) tras firmar el Acuerdo Final y en el apoyo abrumador de la comunidad internacional”.

“Nuestra estrategia se concentrará en propagandas en radio y televisión, y el domingo recibiremos los resultados en un acto al que están invitados el Presidente de la República y los jefes de todos los partidos políticos, entre otros”, dijo.

Antonio Sanguino, vocero del comité Sí a la paz-Alianza Verde, reveló que los ‘verdes’ fortalecerán su campaña en zonas en las que tienen fuerza, “como Boyacá, Nariño y Putumayo”, especialmente.

“En Bogotá seguiremos haciendo el ‘plan manzana’, el cual consiste en visitar zonas en las que hay 100 puestos de votación, de los estratos 2 y 3, en las que vamos casa a casa explicándole a la gente lo acordado con las Farc”, dijo Sanguino.

En esta misma tendencia, el analista León Valencia, quien encabeza el comité ‘SÍudadanos’, afirmó que el jueves se desplazará a Duitama, Boyacá, para reunirse “con sectores que lideraron los paros agrarios del pasado” y hablarles de las bondades de lo acordado.

Volanteo de los del ‘No’

En la orilla del ‘No’, los uribistas –sus principales impulsores– tienen planeadas varias actividades.

El senador Alfredo Rangel aseguró que los congresistas del Centro Democrático se han “repartido” en las regiones de las que son originarios para conseguir adeptos a sus posiciones.

“Hay un grupo de embajadores itinerantes que estamos yendo a los departamentos donde no tenemos legisladores para hacer la campaña”, contó Rangel, quien agregó que entre ellos están José Obdulio Gaviria, Iván Duque y él.

El representante a la Cámara por Bogotá Edward Rodríguez afirmó que en los días que quedan hasta la votación seguirán “repartiendo volantes por las calles de la capital del país.

“El sábado, para cerrar la campaña, tenemos previsto hacer caravanas por las localidades de Bogotá, y el domingo estar en los puestos de votación impulsando el ‘No’, dijo.

El senador Jaime Amín afirmó que en la costa Atlántica la estrategia será participar “en emisoras y canales comunitarios”, no solo con entrevistas “sino con pauta publicitaria”. Y dijo que para el sábado están planeando “una gran caravana por las calles de Barranquilla y Soledad”.

Varios congresistas uribistas coincidieron en sus quejas por la falta de recursos para su campaña.

Propósito del ‘No’ en la refrendación selló unión Uribe-Ordóñez

El remate de la campaña por el plebiscito para refrendar el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc dejó un hecho nuevo: a Alejandro Ordóñez como nuevo aliado del expresidente Álvaro Uribe en su lucha política.

Con la altísima probabilidad de que el ‘Sí’ gane esta contienda (lo han admitido Uribe y Ordóñez), lo que les queda, a los dos, es redefinir su ruta hacia las presidenciales del 2018.

Después de pasar dos días juntos en Cartagena a la luz pública para arengar contra la firma del acuerdo de paz, quedaron sentadas las bases para una aproximación.

Uribe ya tiene tres precandidatos presidenciales corriendo en la arena para el 2018: Óscar Iván Zuluaga, Iván Duque y Carlos Holmes Trujillo. Pero la aproximación de Ordóñez al uribismo podría modificar ese cuadro.

José Felix Lafaurie, muy cercano a Uribe, dijo recientemente que “la coherencia intelectual de Ordóñez conjuga con las tesis que el uribismo ha sostenido a lo largo de estos años”.

En otras palabras, el exprocurador sí podría ser parte del uribismo.

Aunque Uribe ha sacado ya sus tres alfiles, el uribismo no ha definido todavía cuál será la fórmula para escoger el candidato oficial para el 2018.

En fuentes allegadas a Ordóñez no se descarta que antes que lanzar una candidatura propia se dé algún tipo de acuerdo con Uribe.

Pero Ordóñez lo que tiene es ofertas. También los conservadores lo quieren como suyo y aspiran a que participe en una consulta interna, en la cual se enfrentaría con Marta Lucía Ramírez y algún otro aspirante que salga de sus filas (el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quiere).

El presidente del Partido Conservador, David Barguil, ha dicho en diferentes ocasiones que su colectividad ve a Ordóñez como una de las ‘cartas fuertes para el 2018.

Las críticas al acuerdo de paz con las Farc unen más a Ordóñez con el uribismo que con los conservadores, pues ‘los azules’, después de muchas discusiones internas, resolvieron apoyar al Gobierno del presidente Santos y el acuerdo con la guerrilla. Ordóñez está lejos de esos dos puntos. También Uribe.

‘Voten para que venga la paz’, pidió Santos para refrendar el ‘Sí’

El presidente Juan Manuel Santos y su segundo a bordo en el Gobierno, el vicepresidente Germán Vargas Lleras, volvieron a hacer proselitismo político en plaza pública. Esta vez se juntaron para impulsar el ‘Sí’ en el plebiscito por la paz.

Santos y Vargas lideraron el martes –en Barranquilla (Atlántico) y Ciénaga (Magdalena)– dos multitudinarias manifestaciones en favor de la refrendación de los acuerdos con las Farc.

Si bien Vargas no habló en tarima en ninguno de los dos eventos, con su presencia en ambas citas al lado de Santos quiso enviar un mensaje político de que está con el ‘Sí’ y que prueba de ello fue que su partido, Cambio Radical, organizó estas jornadas.

El Vicepresidente ya había manifestado su respaldo al ‘Sí’, pero con varias reservas que incluso tuvieron que ser aclaradas por el jefe de la delegación oficial de paz, Humberto de la Calle.

Por eso es significativa su aparición en plaza pública –junto a Santos– para hacer campaña por la refrendación, aunque solo sea en la recta final de la contienda electoral que se definirá el próximo 2 de octubre.

En la cita de Barranquilla, ciudad cuyo alcalde, Álex Char, es aliado incondicional de Vargas, se reunieron por lo menos 20.000 personas en apoyo de esta jornada gubernamental para pedir el respaldo al plebiscito.

Y enfatizó: “Voten para salvar vidas y dejarles a sus hijos un país mejor”.

Visiblemente emocionado, el mandatario también dio las gracias a Cambio Radical por la jornada y expuso sus argumentos para refrendar el acuerdo con el que se les puso fin a 52 años de confrontación con las Farc.

“Colombia está frente a un cambio de época y con el ‘Sí’ en el plebiscito se le va a dar un fin a este triste capítulo para enfilarnos hacia la paz. Si pudimos hacer todo lo que hemos hecho teniendo el conflicto, imagínense lo que vamos a lograr ahora con la paz”, precisó Santos.

Ya en Ciénaga, donde también se vivió un ambiente festivo como el de Barranquilla, el jefe de Estado se refirió a la otra guerrilla con la que se han hecho acercamientos para buscar el fin de la confrontación armada.

El Presidente reiteró, como lo ha hecho en otras oportunidades, que si el Eln cumple las condiciones fijadas –como liberar a los secuestrados–, se le puede dar vía libre a la negociación, siguiendo la agenda que se hizo pública en marzo pasado.

Este anuncio es la respuesta a la decisión del Eln de declarar un cese unilateral del fuego con motivo del plebiscito. ‘Pablo Beltrán’, su líder, dijo el fin de semana que apoya el acuerdo con las Farc. El martes, la Fiscalía ordenó la captura de la cúpula de esta guerrilla por el secuestro de la periodista Salud Hernández y dos comunicadores de RCN.

La jornada del martes, además, tuvo una alta carga política, pues se efectuó justo 24 horas después de que el mundo atestiguó la firma oficial de un acuerdo de paz que –de ser refrendado– permitiría ponerles punto final a más de cinco décadas de guerra con las Farc.

El Tiempo


“El presidente puede renegociar, otra cosa es que no quiera”: Uribe

El senador Álvaro Uribe Vélez sigue en campaña a favor del No en el plebiscito convocado para el 2 de octubre, que busca refrendar los acuerdos firmados entre el gobierno y las Farc y este martes, ante varios medios de comunicación, le envió un mensaje al presidente Santos: que renegocie los acuerdos.

“El gobierno dijo que no se puede, pero las facultades del presidente de la Republica quedan intactas para renegociar en el evento en que gane el No; otra cosa es que no quiera”, dijo el senador.

“Cuando hay unos acuerdos que dan mal ejemplo, que llevan grandes criminales a la impunidad total, que los pueden elegir presidentes de la República, cuando estamos ante esas dificultades, lo mejor es decir ‘vote no’”, agregó Uribe.

Sin embargo, esta pretensión de Uribe tuvo una respuesta previa por parte de Humberto de la Calle, quien fue el jefe del equipo negociador del gobierno en la mesa de La Habana. En entrevista con Blu Radio, De la Calle señaló en la mañana de este martes que esa tesis tenía dos defectos: uno jurídico y otro histórico.

“Todo en el acto legislativo está condicionado a la refrendación, al voto por el Sí. Si no, se derrumba la estructura jurídica. Es una ilusión creer que uno regresa a derrotar a las Farc en aquello en que no pudo ser derrotada”, expresó De la Calle.

Seguidamente el negociador del gobierno arguyó los factores históricos que borrar la posibilidad de renegociar: “En la historia colombiana cada ruptura está seguido por un período largo sin conversaciones. De Tlaxcala brincamos al Caguán, y de allá hasta ahora; segundo, en la historia universal, como el conflicto árabe-israelí, se muestra que las partes regresan a sus posiciones radicales y se pierde todo el terreno de transición”.

Y trajo a colación un episodio del conflicto entre el Estado colombiano y las Farc. “Cuando se rompió en Tlaxcala, Cano le dijo a los negociadores: ‘nos vemos dentro de cinco mil muertos’. Y no era una amenaza, seamos realistas. A mí, francamente, me parece que ese camino es equivocado”, dijo De la Calle.

El Espectador