Belarmino Jaime, estirpe de la corrupción arenera”, así se pronunciaron cientos de mujeres que exigían la renuncia de los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, ante las resoluciones emitidas en contra del pueblo salvadoreño.

Mujeres de todas las edades y de distintas partes del país llegaron a la sede de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), ellas como tantos movimientos de ciudadanos y organizaciones sociales, se pronunciaron en contra de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, que a través de sus sentencias ahogan financieramente al gobierno de Salvador Sánchez Cerén.

Y es que con las resoluciones emitidas desde el año 2013, la Sala de lo Constitucional ha bloqueado el ingreso de 1,100 millones de dólares, fondos que eran destinados para seguridad, educación, salud y programas sociales, estos últimos, de acuerdo a las autoridades, están en riesgo debido a la falta de recursos. “Vamos a continuar exigiendo no más atropellos, no más malas decisiones; si les queda dignidad, lo último que pueden hacer es renunciar de su cargo”, dijo una de las mujeres que llegaron hasta la sede de la CSJ. De igual manera, las mujeres denunciaron que programas de salud, que desde el año 2009 se mantienen como gratuitos, se ven afectados ante las decisiones de los magistrados, esto como resultado de la falta de ingreso de fondos, lo que pone en riesgo algunos beneficios como el escalafón de los médicos, que no se ha planteado para el año 2017, debido a la falta de recursos, lo que podría llevar a la compra de menos medicamentos.

El grupo de mujeres, que se mantuvo durante la tarde de este miércoles, cuestionaron la competencia y moralidad de cada uno de los magistrados, principalmente la de Belarmino Jaime, investigado por la Fiscalía General de la República por la evasión de impuestos por 2.7 millones de dólares, con su grupo familiar. De igual manera, cuestionaron el respeto hacia el sector femenino, a raíz del insulto a la Presidenta de la Asamblea Legislativa, a quien llamó “lengua larga”, solo por cuestionar la evasión de impuestos de él y su grupo familiar. “Ustedes magistrados piensan que somos personas ignorantes, no es así, exigimos que ustedes renuncien. Magistrados corruptos dejen de defender a los evasores manifestó Marisol Martínez, madre de dos niños en edad escolar, ella, como muchas mujeres denuncian que los programas sociales están en riesgo por las sentencias de la Sala de lo Constitucional, por lo cual pide que renuncien. “Nosotras somos la mayoría, y estamos exigiendo y vamos a seguir hasta que se cumpla su renuncia”, recalcó Martínez. Entre gritos y consignas, las mujeres recalcaron que seguirán exigiendo la renuncia de los magistrados hasta que estos entreguen sus puestos; porque para ellas “Cómo es posible que hay magistrados evasores de impuestos y nosotras humildes no evadimos ninguno”.

Diario Co Latino