Exactamente una semana después de la visita de Donald Trump a México, que causó cientos de críticas contra Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray –quien sugirió la reunión– renunció a su cargo en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP).

En conferencia de prensa este miércoles 7 de septiembre, Peña nieto informó que aceptó la renuncia del responsable de las finanzas de México, sólo un día antes de presentar el paquete económico.

En su lugar queda José Antonio Meade.

Luis Enrique Miranda Nava será el nuevo secretario de Desarrollo Social, dejando el cargo de subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación (Segob).

Al anunciar que Videgaray deja Hacienda, sin detallar el motivo de la renuncia, Peña dijo que fue un funcionario leal, comprometido con el desarrollo del país.

Le agradeció su labor, destacando su papel en la aprobación de la reforma hacendaria, y la reforma financiera, para que la economía dependa menos del ingreso petrolero.

“Muchas gracias, Luis, por el servicio que has prestado a esta nación”, dijo Peña.

El anuncio sobre el cambio de mando en la Secretaría de Hacienda se da un día antes de que esa institución presente ante el Congreso la propuesta de presupuesto del país para 2017.

Respecto a Meade, el mandatario mencionó que como nuevo secretario de Hacienda tiene la encomienda de sacar adelante un paquete económico 2017 que contribuya la consolidación de las finanzas públicas.

El presidente dijo en ese sentido que no habrá nuevos impuestos, ni aumentarán los existentes, aunque sí habrá un ajuste en el gasto público.

Es al gobierno al que le tocará apretarse el cinturón, mencionó Peña, no a los ciudadanos ni a los empresarios.

La salida de Luis Videgaray del gabinete también se da en el contexto de una caída en la popularidad del presidente Peña Nieto, con casos como el de un plagio en su tesis de licenciatura, y su actuación durante la visita de Trump a México.

Videgaray fue señalado en reportes de medios como quien aconsejó invitar al candidato republicano, y promovió esa idea con el presidente Peña Nieto.

De acuerdo con Reforma, Videgaray planteó el argumento de que al abrir la puerta a Trump se calmarían los temores respecto a un impacto en la economía mexicana, si llegara a ganar en las elecciones de Estados Unidos, el próximo 8 de noviembre.

Tras esos señalamientos, Hacienda indicó en un comunicado que la decisión de invitar a Trump había sido del presidente Peña Nieto, y que la conducción de la política exterior correspondía a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sin embargo también apuntó que Videgaray dio su opinión durante el proceso, como parte del gabinete, considerando que la invitación al candidato republicano era una “decisión con visión de Estado y correcta para el interés de México”.

Videgaray es identificado como uno de los personajes más cercanos y de confianza de Peña Nieto. Coordinó su equipo de campaña rumbo a la elección presidencial 2012, y también encabezó su equipo de transición para tomar el mando del gobierno federal.

Renuncian Aristóteles Núñez y Aportela

El funcionario Aristóteles Núñez presentó su renuncia al cargo de Jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), tras la renuncia de Videgaray a la Secretaría de Hacienda.

“En el contexto de la renuncia, Núñez afirma que la institución requerirá el liderazgo y visión renovada de un nuevo titular, así como la confianza y apoyo de quien ocupe la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”, se lee en un comunicado.

También presentó su renuncia Fernando Aportela, quien tenía el cargo de subsecretario de Hacienda, indicó el diario Reforma.
Meade, secretario durante dos sexenios

La secretaría de Hacienda no es desconocida para José Antonio Meade.

Durante el sexenio del panista Felipe Calderón (2006-2012), Meade fungió como Secretario de Hacienda y también como Secretario de Energía.

Al llegar Peña Nieto a la presidencia fue designado secretario de Relaciones Exteriores; tuvo ese cargo hasta agosto 2015, cuando asumió la titularidad de la Secretaría de Desarrollo Social.

Animal Político


Trump dice que la renuncia de Videgaray es prueba del buen resultado de su visita a México

Donald Trump dijo este miércoles 7 de septiembre que la renuncia de Luis Videgaray a la Secretaría de Hacienda es prueba del buen resultado de su visita a México.

“La gente que organizó el viaje a México ha sido forzada a dejar el gobierno. Así de bien lo hicimos”, dijo Trump anoche durante el Foro Commander in Chief.

Horas antes, el presidente Enrique Peña Nieto anunció en una conferencia de prensa la renuncia de Videgaray como el responsable de las finanzas en México, luego de que se diera a conocer que él fue quien sugirió la reunión con Trump.

El presidente Peña ha enfrentado cientos de cuestionamientos por haberse reunido con Trump en la Residencia Oficial de Los Pinos, en la Ciudad de México, donde el republicano le recalcó que la construcción del muro fronterizo es un hecho si él gana la presidencia de EU.

Trump –quien desde el inicio de su campaña ha prometido la construcción del muro y ha asegurado que México pagará por su construcción– dijo que en la reunión privada no se habló acerca del pago.

Durante la conferencia de prensa conjunta, Peña Nieto no respondió al respecto. Fue hasta después cuando el mandatario federal tuiteó que supuestamente él había dejado claro a Trump que México no pagaría la construcción de la muralla en la frontera norte del país.

La candidata demócrata, Hillary Clinton –quien también fue invitada por Peña a una reunión–, descartó al posibilidad de reunirse con el mandatario mexicano y calificó su encuentro con Peña como una “vergüenza internacional” para Estados Unidos.

Animal Político


El “cerebro” del gabinete. Perfil de Luis Videgaray

El presidente Enrique Peña Nieto dejó de contar, a partir de este miércoles, con Luis Videgaray Caso, un hombre de toda su confianza, quien fue su jefe de campaña por la Presidencia en 2012 y antes había sido secretario de finanzas en la mayor parte de su gobierno en el Estado de México.

Su historia como político se remonta a los años 1992-94, cuando fue asesor de Pedro Aspe, secretario de Hacienda del gobierno de Carlos Salinas.

La polémica decisión -al parecer impulsada por Videgaray-, de que Peña se reuniera hace una semana con el candidato republicano Donald Trump, generó una crisis dentro del gabinete presidencial, por la que incluso se rumoró la renuncia de la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, quien no estaba enterada de la visita del empresario.

Videgaray defendió hasta el jueves pasado el encuentro de Peña con Trump, pese a la oleada de críticas.

El entonces secretario dijo en una mesa de debate: “Yo estuve en la reunión y te puedo decir que las condiciones no las dictó Trump. Te puedo decir que el presidente fue quien definió la agenda.

“Y lo hizo con gran claridad e inteligencia. Y esto de que le estábamos haciendo la campaña a Trump… ¿por qué medios estadounidenses como USA Today, que no es un medio chiquito, dice: un Trump débil es arrollado por el presidente de México en una conferencia de prensa?

“Es el USA Today, así es como lo están viendo allá…”, sostuvo.

Videgaray llamó a entender la “gravedad del riesgo” y “lo importante del problema” que representa el hecho de que Donald Trump llegue a la Casa Blanca.

“El presidente tomó una decisión valiente, sabiendo que tendría costos políticos… pero está pensando en el futuro de los mexicanos… y sobre todo en los empleos que representa la relación con los Estados Unidos”, abundó.

Según Peña Nieto, Videgaray presentó su renuncia este miércoles, aunque no dio detalles de los motivos: “El doctor Luis Videgaray Caso me ha presentado su renuncia al cargo de Secretario de Hacienda y Crédito Público, misma que le he aceptado. Quiero reconocer públicamente la labor y resultados del doctor Videgaray al frente de esta importante Secretaría. Y aquí, quisiera yo destacar algunos de los logros que la Secretaría ha tenido durante su gestión… Ha sido un funcionario comprometido con México y leal con el Presidente de la República”.

Videgaray ha compartido hasta las mismas polémicas con Peña.

En noviembre 2014 se dio a conocer la llamada casa blanca de Las Lomas de Chapultepec y tan solo un mes después se conoció la casa que Videgaray tiene en Malinalco. Ambas fueron vendidas por Grupo Higa a los funcionarios, a pagos que fueron devueltos o sin beneficio comercial. Ni la casa blanca ni la de Malinalco fueron explicadas por Peña y Videgaray. El mandatario se limitó a pedir “perdón” por la “percepción” que causó la compra del inmueble, lo que asegura hizo su esosa Angélica Rivera con lo que ganó como actriz de Televisa.

Aspe, Montiel, Videgaray: los vínculos

El libro “Los golden boys” de Francisco Cruz Jiménez, describe a Videgaray a la perfección:

“Junto a Peña siempre estuvo, como consejero principal, su secretario de Finanzas, el doctor Luis Videgaray Caso, un consultor económico de 44 años de edad de quien no se tenían muchas, por no decir ninguna, referencias en el ámbito público, sino hasta que, a finales de su administración, Arturo Montiel lo contrató en 2004, un año antes del término de su encargo, para renegociar la abultada deuda del gobierno del Estado de México.

“Tecnócrata formado en el equipo de Pedro Aspe Armella —secretario de Hacienda en el salinato y “jefe” de la tecnocracia moderna—, con quien trabajó durante varios años en la firma especializada Protego Asesores, Videgaray fue responsable de renegociar en aquel 2004 una deuda pública de 30 mil millones de pesos.

“…impuesto por Montiel, Videgaray llegó al gabinete estatal el 16 de septiembre de 2005. Fue ése el día del inicio del gobierno de Peña. En mayo de 2008, convenció a éste para entrar en otra renegociación: la de 25 mil 175 millones de pesos, u 87 por ciento de la deuda total.

“Videgaray está lejos de ser una persona impreparada: según su hoja de vida, cursó dos carreras a la vez —derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM)—. Además, es doctor en economía por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT)…

“Videgaray se hizo de la Secretaría de Finanzas cuando Peña Nieto le encargó administrar el “negocio familiar” —llamado gubernatura—, desde el palacio de la avenida Lerdo en Toluca. Luego fue Diputado federal y desde ese cargo aprendió lo que le faltaba, que fue poco pero que le dio estómago para desprenderse de lo que no necesita la exigencia política.

“Su padre biológico, Luis Videgaray Alzada, murió joven, pero como empleado de la banca cultivó relaciones que años después aprovecharían los hijos. A ese padre le dio tiempo de fundar, el 15 de octubre de 1958, el Instituto Mexicano de Valuación con Antonio Fraga Magaña, alto funcionario de la banca y hermano de Gabino Fraga Magaña, prominente jurista y magistrado de la SCJN que fue siempre destacado representante de las élites posrevolucionarias.”

“La familia Fraga no sólo es priista de toda la vida, como reconoció Gabino Fraga Mouret, propietario del Grupo de Abogacía Profesional (GAP), sino que sus hijos Emilio y Gabino han prestado sus servicios a ese partido. […] Emilio Fraga Hilaire, dueño de la empresa Importadora y Comercializadora Efra que en la campaña presidencial pagó a Monex 91 millones de pesos por el servicio de un programa de monederos electrónicos, presuntamente usados para la compra masiva de votos a favor del PRI, aportó cuotas como militante entre 2000 y 2001. […] Su medio hermano Gabino Fraga Peña fue coordinador regional de compromisos de campaña de Enrique Peña Nieto en Tlaxcala y contratista del gobierno del Estado de México”, escribió Anabel Hernández el 22 de julio de 2012 en una nota para el periódico Reforma”.

Aún a finales del mes pasado, Videgaray hablaba del paquete económico 2017, que finalmente presentará este viernes el nuevo titular de Hacienda, José Antonio Meade.

Luis se quedó sin puesto. Y Peña sin quien fuera su consejero, estratega y el “cerebro” no sólo de la campaña, sino de la Presidencia.

Aún falta ver cómo se moverán las piezas para el proceso electoral en el Estado de México.

Aristegui Noticias