Indígenas panameños exigieron al Gobierno de Panamá respeto a sus derechos territoriales y anunciaron acciones de protesta si las autoridades no acceden a hablar de esta situación.

Aborígenes de diferentes congresos del país y de los 7 pueblos originarios analizan desde este lunes en un taller la realidad de los territorios colectivos indígenas y su titulación frente a la reglamentación de áreas protegidas y áreas de traslape.

Marcelo Guerra, presidente de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), organizadora del taller, aseguró que las autoridades indígenas del país “en unidad, están preparándose para exigir al gobierno nacional el respeto a sus derechos territoriales, que hoy se ven vulnerados”.

Guerra indicó que ven con preocupación que aun cuando los pueblos indígenas tienen sus derechos adquiridos de manera tradicional y por ley, “las autoridades de gobierno les niegan el derecho a la titulación colectiva de sus territorios”.

Esto lo hacen, según el dirigente indígena, “anteponiendo el concepto de áreas protegidas y de traslape, afectando los derechos humanos de nuestros pueblos reconocidos por leyes nacionales e internacionales”.

El presidente de la Coordinara Indígena señaló que han invitado al taller, de dos días, a la Ministra de Ambiente, Merei Endara y su equipo de trabajo para que explique a las autoridades indígenas qué ocurre con este tema de la titulación de tierras colectivas frente al de las áreas protegidas.

Añadió que han invitado igualmente a la Autoridad Nacional de Titulación de Tierras (ANATI) y al viceministro de Asuntos Indígenas, Irene Gallego, para que hablen de esta situación y ver cómo se avanza con las titulaciones.

De no venir la Ministra y los otros funcionarios, afirmó Guerra, “se interpretará como un desaire y nos veremos en la necesidad de tomar acciones de protesta y manifestaciones para exigir nuestros derechos”.

El coordinador de la Clínica Jurídica de la COONAPIP, Alexis Alvarado, sostuvo que analizan jurídicamente con las autoridades indígenas cuáles son los problemas que confrontan sus pueblos al solicitar los títulos de propiedad colectiva que son, dijo, “derechos adquiridos pero que se encuentran con el escollo de áreas protegidas”.

Alvarado recordó en su intervención que los indígenas han tenido una lucha permanente contra los invasores de tierra, “colonos” y otros que poco a poco les han ido quitando sus tierras.

El jurista destacó que la solicitud de titulación colectiva es un procedimiento “extraordinariamente burocrático y cuando finalmente se logra una titulación, ya los indígenas han perdido gran parte de su territorio”.

Los participantes en el taller expresaron que este complicado tema de la titulación colectiva “no avanza aún cuando cuentan con el respaldo legal nacional e internacional y el reconocimiento de convenios de derechos humanos indígenas”, destacó en un comunicado la COONAPIP.

Los aborígenes han señalado que a pesar de las leyes que han impuesto una jurisdicción especial a 5 comarcas indígenas, sus habitantes no tienen aún la propiedad colectiva adjudicada.

En Panamá están reconocidos siete pueblos originarios (Ngöbe, Kuna, Embera, Wounaan, Naso, Bribri y Bugle), que según el último censo conforman un 12 % de la población total del país.

Metro Libre