El Plenario Nacional del Frente Amplio (FA) reunido ayer resolvió consultar a organizaciones sociales como el PIT-CNT y la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU) para conocer su opinión sobre la Reforma Constitucional que impulsa.

El Plenario se reunió para analizar los pasos a seguir en el proceso de reforma de la constitucional.

El presidente del FA Javier Miranda aseguró luego de la instancia que “hay consenso” en la “necesidad” de hacer la reforma.

Lo que se analiza ahora es el momento adecuado para impulsarla y el mecanismo a utilizar.

Por ello una vez realizadas las consultas con las organizaciones de la sociedad civil, el FA comenzará a definir el mecanismo que promoverá para hacer la reforma constitucional, lo que se terminará de resolver en el Congreso Nacional de la coalición de izquierda en noviembre.

El documento base de la reforma constitucional fue aprobado y ahora se presentará como insumo para el debate a nivel del Frente Amplio.

En cuanto al mecanismo para impulsar la reforma utilizar por el momento no hay consenso y por ello se resolvió no tomar posición en este momento. “No se llegó a una acuerdo de que haya una única vía, eso se verá llegado el momento”, indicó Miranda. De todas maneras el presidente del FA recordó que la reforma constitucional finaliza en última instancia con un plebiscito, así que “indefectiblemente va a ir a la deliberación pública”, subrayó Miranda. “La voluntad política del Frente Amplio es poner el tema en debate en toda la población, se tiene que salir a buscar instalar el debate en la sociedad y en consecuencia obviamente va a estar el sistema de partidos”, afirmó Miranda.

Según un sondeo efectuado por LA REPÚBLICA en la interna de la fuerza de gobierno hay mayoría de sectores que se vuelcan por el mecanismo de recolección de firmas y la puesta a consideración popular de los proyectos de reforma coincidente con las elecciones nacionales de 2019.

Esto es apoyado por la Vertiente Artiguista y el Nuevo Espacio, entre otras. El argumento de estos grupos es que esta forma es menos riesgosa que convocar a una convención nacional constituyente que implicaría una elección nacional en el año 2017 para elegir los constituyentes que redactarían los proyectos de reforma y otra votación para el 2018 para definir por los proyectos presentados.

Sin embargo el Partido Socialista, Casa Grande y el PVP prefieren la Constituyente. La Asamblea Constituyente requiere de una instancia donde se deben elegir entre todos los partidos a los constituyentes, que luego elaborarían uno o varios proyectos de reforma.

Quienes están en contra reconocen que la constituyente es un mecanismo muy democrático pero advierten que es riesgoso para los intereses del FA. Este mecanismo incluye dos votaciones a nivel nacional en dos años seguidos. Apuntan que la población podría verlo con malos ojos apuntando a una saturación del mecanismo del voto podría ser mal interpretado por la población que pudiera estar saturada de procesos electorales reiterados en el tiempo.

Otro punto a buscar acuerdos es el momento de llevar la reforma adelante.

Asamblea Uruguay es la única agrupación que explicitó su posición contraria de aprobar una reforma de la Constitución en el presente período. Otros sectores del FA pretenden que sea en este período de gobierno, como el Partido Comunista, por ejemplo. Cabe recordar que en toda la oposición consideran inoportuno pensar ahora en una reforma constitucional.

Lo que busca la reforma

“Por un lado se idealiza el tema y se lo considera tan difícil y complicado que es solo para expertos y al mismo tiempo se lo desvaloriza cuando se afirma que los problemas son otros, que esto no tiene nada que ver con el salario, con el día a día. Y sin embargo, esto no es cierto. Tiene que ver con la vida de todos y somos todos los que hacemos y rehacemos la Constitución, en definitiva obra humana, una construcción social fruto del dialogo democrático”, señala el documento del FA.

A través de la reforma constitucional se busca introducir la posibilidad de votar aunque se esté fuera del país y consagrar constitucionalmente el Sistema Nacional de Cuidados (SNC). Además reformar el sistema judicial incorporando cambios en su funcionamiento y en la elección de los magistrados. Además se busca ponerle límites al veto del Presidente de la República y fortalecer al Parlamento.

En cuanto a la reforma en sistema de justicia el documento del FA explica: “La Justicia es la base de una sociedad democrática. Se acredita un amplio consenso en la necesidad de mejorar el funcionamiento del Poder Judicial al efecto de contribuir al acceso de la población a la justicia en forma adecuada y eficaz. Se trata de garantizar un poder judicial independiente, imparcial, eficiente, eficaz y oportuno que sea último garante de los derechos de las personas. En ese sentido debe procurarse el mejor sistema para la selección, designación, ascenso y capacitación de jueces y magistrados, precisando sus cometidos y rediseñando su funcionamiento institucional”, dice en el documento.

Ideología actualizada

Otro tema abordado en el plenario refirió a la actualización ideológica. Así fue puesto a consideración y aprobado por consenso el documento emanado de la Comisión sobre Actualización Ideológica, como insumo de trabajo para el VI Congreso Ordinario a realizarse en el mes de noviembre. El documento se denomina “Valores y principios”, y el diputado José Carlos Mahía lo definió como el “máximo acuerdo en cuanto a principios y acuerdos comunes que va a circular en la fuerza política”.

Entre los temas propuestos para una actualización ideológica figuran en el documento la libertad, igualdad, jerarquización del trabajo, justicia social, solidaridad, democracia, participación, pluralidad de partidos, transparencia, Uruguay en el mundo globalizado, desarrollo sustentable, Estado mercado y solidaridad, poder y gobierno, son alguno de los ítems que el documento plantea discutir.

Algunos cambios planteados por la reforma constitucional

A través de la reforma constitucional se busca introducir la posibilidad de votar aunque se esté fuera del país y consagrar constitucionalmente el Sistema Nacional de Cuidados (SNC). Además reformar el sistema judicial incorporando cambios en su funcionamiento y en la elección de los magistrados. Además se busca ponerle límites al veto del Presidente de la República y fortalecer al Parlamento.

República