Liberación de Odín Sánchez ha comenzado: Juan Camilo Restrepo

El jefe de la delegación de paz del gobierno con la guerrilla del ELN, Juan Camilo Restrepo, confirmó que el proceso de liberación del excongresista Odín Sánchez Montes de Oca ha comenzado. A través de un comunicado, informó que el Comité Internacional de la Cruz Roja está liderando dicho proceso, en el que también está participando en calidad de acompañante la Iglesia Católica.

“Hemos sido informados por el Comité Internacional de la Cruz Roja que la operación de la liberación ha comenzado con el acompañamiento de la Iglesia católica. El gobierno celebra este hecho, y toma nota de este procedimiento que espera que concluya satisfactoriamente, ojalá antes del 3 de noviembre de la fecha acordada para dar inicio a la primera ronda formal de negociaciones”, dice Restrepo confirmando que no habrá una instalación formal hasta tanto no se haya materializado la condición impuesta al ELN por el gobierno nacional para lograr iniciar la fase pública de conversaciones de paz con esa guerrilla.

“La ceremonia inaugural será reprogramada hasta que exista la certeza de que el Señor Odín Sánchez ha regresado sano y salvo a la libertad”, reiteró Restrepo, al tiempo que agradeció al gobierno de Ecuador su disposición por otorgar las condiciones precisas para que el proceso de paz con la segunda guerrilla más importante del país pueda darse.

Aunque todo estaba listo para que este jueves fuera instalada formalmente la mesa de negociaciones con el ELN en Ecuador, el Gobierno Nacional –tal como lo había advertido el propio presidente Juan Manuel Santos– optó por suspender el acto, ya que aún no se ha concretado la liberación del político chocoano Odín Sánchez, secuestrado por más de seis meses por esa guerrilla.Según argumentó Santos –desde la Casa de Nariño, donde recibió a su par mexicano, Enrique Peña Nieto– la instalación formal de la mesa pública quedará aplazada, “hasta tanto no se libere sano y salvo a Odín Sánchez”

Este es el comunicado completo

Comunicado de Juan Camilo Restrepo

Sobre el aplazamiento de la ceremonia de instalación de fase pública de los diálogos con el ELN

Este 27 de Octubre era el día acordado con el ELN para instalar en Quito los diálogos públicos. A las 5 de la tarde estaba previsto que tuviera lugar la ceremonia protocolaria.

Los compromisos establecidos por los equipos del gobierno y el ELN en la última ronda en Caracas, fueron precisos para ambas partes. Por lo que siempre se dejó claro que era necesaria la liberación efectiva del ex congresista Odín Sánchez para dar inicio a esta fase pública.

Este medio día hemos sido informados el Comité Internacional de la Cruz Roja que la operación de la liberación ha comenzado con el acompañamiento de la Iglesia católica. El gobierno celebra este hecho, y toma nota de este procedimiento que espera que concluya satisfactoriamente, ojalá antes del 3 de Noviembre de la fecha acordada para dar inicio a la primera ronda formal de negociaciones y le informa a la opinión pública que la ceremonia inaugural será reprogramada hasta que exista la certeza de que el Señor Odín Sánchez ha regresado sano y salvo a la libertad.

Agradecemos al gobierno de Ecuador toda la disposición que ha tenido para la preparación de esta ceremonia y esperamos que en los próximos días podamos estar allí para cumplir esta cita con la paz.

Juan Camilo Restrepo
Jefe de la Delegación del Gobierno

El Espectador


ELN en desacuerdo con suspender la mesa de negociación

Aunque el gobierno nacional se vio obligado a aplazar la instalación formal de la mesa de negociación de paz con el ELN, para esa guerrilla la decisión del presidente Juan Manuel Santos no fue acertada. Y es que mientras que el equipo de paz del gobierno tomó la no liberación del excongresista Odín Sánchez como una falta de voluntad de paz del grupo armado ilegal, los ‘elenos’ afirmaron que solo se trató de un mal entendido.

Estas contradicciones entre las partes lo único que reflejan es la desconfianza con la que llegan las partes a la mesa de negociaciones de paz, pero además, la falta de comunicación que existe de lado y lado, y algunos canales rotos que no transmitieron a tiempo cómo avanzaba la liberación del político chocoano como condición necesaria para que el de hoy no fuera un evento frustrado.

“Se han presentado malos entendidos que se están tratando”, se apresuraron a decir los integrantes del ELN a través de su cuenta en twitter minutos después de que, en plena visita de Estado del presidente de México, Enrique Peña Nieto, el mandatario colombiano confirmara que había cancelado el viaje de sus negociadores a Quito, Ecuador. “No compartimos la suspensión de la instalación de la mesa”, apuntó el grupo guerrillero.

Y es que, de hecho, el propio jefe de la delegación de paz del gobierno, Juan Camilo Restrepo, emitió un comunicado en el que confirmaba que el proceso de liberación de Sánchez Montes de Oca ya había comenzado, con el acompañamiento del Comité Internacional de la Cruz Roja y de la Iglesia Católica. “El gobierno celebra este hecho, y toma nota de este procedimiento que espera que concluya satisfactoriamente, ojalá antes del 3 de noviembre de la fecha acordada para dar inicio a la primera ronda formal de negociaciones”, según palabras de Restrepo.

El grupo insurgente, a su turno, citó palabras de su jefe negociador, alias ‘Pablo Beltrán’, quien también confirmó que “estamos intentando reprogramar la instalación de la mesa en los próximos días”, y sus delegados anunciaron que tienen toda la voluntad de seguir participando en este proceso.
Aunque el asunto del secuestro nunca ha estado como punto de negociación en la agenda, nuevamente se convierte en el obstáculo que no ha permitido que los diálogos inicien. El gobierno, sin embargo, impuso la liberación de Odín Sánchez como un ‘inamovible’ para poder sentarse en la mesa con el grupo guerrillero.

El Espectador


Santos dice que puede convocar otro plebiscito para nuevo acuerdo con FARC

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que convocar otro plebiscito una vez se concluya un nuevo acuerdo de paz con las FARC es una “alternativa” que no se puede descartar, y reconoció que la derrota en la consulta del pasado 2 de octubre no estaba en sus cuentas.

“Pues es una de las alternativas que tengo a mi disposición”, dijo Santos en una entrevista exclusiva con Efe en Bogotá, al ser preguntado si convocaría un nuevo plebiscito.

El mandatario agregó que el país está “elaborando un nuevo acuerdo” y cuando esté listo tiene “varias opciones” para refrendarlo.

“La propia Corte Constitucional determinó que podía sin permiso del Congreso convocar un nuevo plebiscito”, afirmó, pero aclaró que los partidarios del “no”, que se impusieron en la anterior consulta, “no quieren” porque saben que el terremoto político causado por el rechazo al acuerdo de paz ha cambiado las cosas.

Santos manifestó, sin embargo, que como jefe de Estado debe “optar por el camino que menos divida al país” a la hora de refrendar un nuevo acuerdo, pues “el país debe más bien unirse, buscar la paz, buscar la unión”.

“En todas partes del mundo estamos viendo sociedades polarizadas, la polarización estanca, la polarización no deja que se tomen decisiones y que las sociedades progresen, entonces voy a optar por el camino que menos divida al país”, subrayó.

Esa vía, añadió, puede ser “perfectamente” una refrendación en el Congreso.

“No he descartado ninguno y ya cuando tengamos los nuevos acuerdos, dependiendo de la amplitud del consenso, pues vamos a determinar qué camino tomamos”, afirmó.

El presidente recordó que convocó el plebiscito para refrendar el acuerdo de paz firmado con las FARC el pasado 26 de septiembre en Cartagena porque fue “una promesa” que hizo a los colombianos y pensó “desde el principio que era lo correcto”, pese a que tiene la facultad y la capacidad de firmar la paz sin necesidad de hacer una consulta popular.

“Era un paso tan importante que pensé que era lo correcto, que era lo apropiado en una democracia y darle más legitimidad a la paz a través de un plebiscito era el camino que nos tocaba tomar”, aseguró

Sin embargo, el resultado de las urnas le sorprendió, porque la opción del “no” al acuerdo de paz se impuso con el 50,21 % de los votos contra el 49,78 % del “sí”.

“Nunca lo imaginé, lo confieso, nunca supuse que íbamos a tener el resultado que tuvimos, pero nuevamente creo que vamos a salir mejor de lo que estábamos antes”, admitió.

Santos dijo además que la derrota en el plebiscito fue causada por “múltiples factores”, entre ellos “mucha desinformación”, y admitió su cuota de responsabilidad.

“Yo creo que yo también soy responsable por no haber hecho la pedagogía apropiada y efectiva. Pensé que la gente conocía los acuerdos y de lo que me estoy dando cuenta en este ejercicio del diálogo que hemos iniciado (con los líderes políticos y la sociedad colombiana) es que la gente no conocía los acuerdos”, afirmó.

W Radio