Velan en normal de Ayotzinapa a estudiantes asesinados, padres de 43 condenan su muerte

Los padres de los normalistas despidieron a Jonatan Morales Hernández en la explanada de la escuela normal. El joven era oriundo de la comunidad de Saucito, municipio de Tecuanapa, mientras que el otro joven asesinado, Filemón Tacuba Castro, es de Apantla, en el municipio de Ayutla.

Con una gran tristeza y dolor, padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, el 26 de septiembre de 2014, así como estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” despidieron a dos de los jóvenes asesinados ayer en un asalto a bordo de una camioneta del transporte público, en el que fueron asesinadas cinco personas y seis resultaron heridas.

Los padres de los normalistas despidieron a Jonatan Morales Hernández en la explanada de la escuela normal. El joven era oriundo de la comunidad de Saucito, municipio de Tecuanapa, mientras que el otro joven asesinado, Filemón Tacuba Castro, es de Apantla, en el municipio de Ayutla, ambos viajaban como pasajeros de la Urvan que fue atacada por unos delincuentes fuertemente armados.

“El gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo Flores, asegura que la delincuencia ha disminuido, pero como podemos ver los asesinatos desde que el entró a gobernar suman miles de víctimas. Hoy dos jóvenes más ya forman parte de esta lista”, indicaron los padres, quienes no pudieron ocultar su pesar por este trágico hecho.

En tanto, la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) indicó que a dos días de haberse cumplido 48 años de la masacre en Tlatelolco y a nueve días de que se recordó el segundo aniversario de la noche de Iguala en donde asesinaron y desaparecieron a 43 de sus compañeros, “hoy nuevamente Ayotzinapa está de luto, nuevamente Ayotzinapa pone los muertos en una guerra que no pedimos”.

Los estudiantes, dijo la FECSM, “fueron víctimas de la ola de violencia que han desatado los gobiernos en contra del pueblo de México, hoy más recrudecida en el estado de Guerrero, donde asesinan por alzar la voz, donde pasa lo inimaginable hablando de terrorismo de estado”.

Relataron que ambos estudiantes venían como pasajeros en una Urvan que los llevaría de vuelta a la normal de Ayotzinapa una vez que terminaron sus prácticas docentes cuando en el kilómetro cuatro de la carretera Chilpancingo-Tixtla un comando armado cerró el paso a la Urvan bajando inmediatamente a los compañeros y asesinándolos a mansalva.

“Por estos hechos nosotros como Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México seguimos denunciando la política de terror que vienen implementando en contra del movimiento social, condenamos los hechos en contra de nuestros compañeros y hacemos saber a la opinión pública que tomaremos acciones por la exigencia de justicia”, indicaron en una conferencia de prensa.

En tanto, los padres recibieron los cuerpos de los jóvenes asesinados, y aseguraron que son, una vez más, “víctimas de este nefasto, inservible y corrupto gobierno”.

Estudiantes normalistas convocaron para hoy a las 19:00 horas a la realización de una protesta en solidaridad con los jóvenes asesinados Jonatan Hernández y Filemón Tacuba en el antimonumento a los 43, ubicado en la esquina de Reforma y Bucareli, en la Ciudad de México.

Radio Fórmula


Condena líder estudiantil de Ayotzinapa asesinato de compañeros

El presidente del Comité Estudiantil Ricardo Flores Magón de la normal rural de Ayotzinapa, Manuel Guerrero, condenó el asesinato de dos de sus compañeros y exigió esclarecimiento pleno de este crimen.

Durante una conferencia realizada esta mañana en el casco de la normal, el líder estudiantil reprochó la indolencia gubernamental frente a la ola de violencia e impunidad que azota la entidad.

Incluso, criticó la postura del gobernador Héctor Astudillo Flores, quien recientemente celebró lo que calificó como disminución de homicidios dolosos y la incidencia delictiva en la entidad.

Ayer por la tarde, los normalistas Jonathan Morales Hernández y Filemón Tacuba Castro fueron asesinados a tiros junto a un profesor cuando viajaban a bordo de un vehículo de transporte público de Chilpancingo a Tixtla.

En el ataque resultaron heridas cuatro personas más y las autoridades ministeriales atribuyeron el crimen a un asalto registrado sobre la carretera a cuatro kilómetros al oriente de esta capital.

Hasta el momento, no existe información oficial al respecto.

Por su parte, el gobernador Astudillo decidió acudir esta mañana a un desayuno organizado en Chilpancingo por la organización priista denominada Grupo Cuicalli donde se limitó a condenar el múltiple crimen y señaló que ya no va a celebrar en público sus cifras oficiales sobre incidencia delictiva porque “la realidad cambia de un día a otro”, expresó.

Desde temprano, el cuerpo de Jonathan Morales arribó a la normal de Ayotzinapa y posteriormente fue trasladado a bordo de una carroza fúnebre al poblado de Saucitos, municipio de Tecoanapa.

En tanto que el cuerpo del normalista Filemón Tacuba sigue en las instalaciones del Semefo en Chilpancingo y se espera que en breve lo trasladen a la normal para que también lo lleven a su pueblo de origen, Apantla, municipio de Ayutla de los Libres.

Proceso