Bancada uribista dice que Gobierno pretende’engañar a la ciudadanía’

La bancada uribista en el Congreso, que en el Senado representa un 20 por ciento del total de las curules y en la Cámara un poco menos, anunció que prepara acciones para oponerse de manera radical al ‘nuevo acuerdo’ de paz que el Gobierno y las Farc suscribirán este jueves.

Señalando uno por uno los temas que consideran “inaceptables” del nuevo acuerdo, los uribistas dijeron esta mañana que la refrendación del nuevo acuerdo en el Congreso “desconoce” el triunfo del ‘No’, el pasado 2 de octubre.

También aseguraron que el “Gobierno prefirió la imposición que divide a los colombianos que el Pacto Nacional que crearía aproximaciones”.

Entre otros de los puntos del nuevo acuerdo que los uribistas no comparten y que los llevó a apartarse de apoyarlo, figuran: “Elevar los acuerdos al nivel constitucional con alcance de Bloque de Constitucionalidad; total impunidad o penas simbólicas que significan lo mismo para delitos de lesa humanidad; crear una justicia paralela a la medida de los intereses de las Farc; considerar el narcotráfico como conexo con el delito político, por ende sin sanción doméstica, sin extradición y con elegibilidad política”.

También cuestionaron que se permita la elegibilidad de los jefes de las Farc sin pagar penas mínimas efectivas por sus crímenes ni reparación a sus víctimas, desconocer el “dolor de los secuestrados que no aparecen y de niños que no rgresan”.

Dijeron que “estudian un conjunto de acciones de apelación al pueblo en las calles y en los escenarios de la democracia” para combatir el nuevo acuerdo que el Gobierno y la guerrilla firmarán mañana”.

Rechazaron que ahora el Gobierno señale como responsables de instigar crímenes a quienes se oponen al proceso de La Habana y dijeron que la violencia es el fruto de la impunidad que el Gobierno aceptó en el acuerdo con la guerrilla.

Uribe también

En su propia voz, el expresidente Álvaro Uribe, principal opositor del gobierno del presidente Santos y de los acuerdos de La Habana, dijo que el nuevo acuerdo estimula la “impunidad”.

Aunque aceptó como mejorados algunos aspectos del nuevo acuerdo, Uribe dijo que es “prácticamente igual a como estaba el primero”.

La bancada de Uribe, de hecho, se reunió hasta entrada la madrugada para definir la estrategia que seguirá de aquó en adelante.

El senador Uribe mencionó uno por uno los temas del nuevo acuerdo que considera inaceptables, y volvió a preguntarse por la suerte de cientos de secuestrados en poder de las Farc de los que nunca se supo nada y por los que no han respondido ante sus familiares.

También habló de los niños que la guerrilla se llevó y de los que tampoco han dicho nada.

“Imagínese usted alrededor de 600 secuestrados de las Farc sobre quienes no se tienen noticias, familias todavía esperándolos o el tema de los niños. Yo diría que esos temas son sumamente graves y pregunto: ¿Por qué no quisieron modificarlos?”, cuestionó Uribe.

El Tiempo


Comunicado completo de la bancada del Centro Democrático

El Gobierno no aceptó modificar temas fundamentales para la democracia como son, entre otros: elevar los acuerdos al nivel constitucional, con alcance de Bloque de Constitucionalidad; total impunidad o penas simbólicas, que significan lo mismo, para delitos de lesa humanidad; crear una justicia paralela a la medida de los intereses de la FARC; considerar al narcotráfico como conexo con el delito político, por ende sin sanción doméstica, sin extradición y con elegibilidad política; permitir este derecho -elegibilidad política- a los responsables de delitos atroces sin que hayan cumplido siquiera con las mínimas penas, ni acreditada la reparación de las víctimas; mezclar la necesaria reivindicación de los derechos de la mujer con la controversia de género; desconocer el dolor de secuestrados que no aparecen y de niños que no regresan; someter a los policías y soldados al riesgo de buscar su libertad a través de reconocer un delito no cometido, y negarles una oportunidad judicial para rescatar su honra.

Los anteriores temas y otros, nos llevan a no aceptar el acuerdo de Gobierno y FARC, no obstante que hemos reconocido que en otras materias hubo avances.

Fue en vano nuestra insistencia de un Pacto Nacional para acordar las modificaciones. La implementación no permitirá corregir los errores fundamentales, que se constituyen en un mal ejemplo para el futuro del país, y en un estímulo al crimen impune cometido por el ELN, las bandas criminales y otros.

Y se suma el golpe a la democracia al negar la tantas veces anunciada refrendación popular, que se sustituye por la aprobación del Congreso, asegurada por las mayorías de que dispone el Gobierno. Esta decisión desconoce el triunfo del No, el dos de Octubre, en plebiscito que el Gobierno desequilibró con la reducción del umbral, la elaboración de una sola pregunta, la desventaja de dinero y de publicidad, la presión sobre funcionarios y mandatarios locales, y las amenazas con impuestos y “guerra urbana”.

El Gobierno prefirió la imposición que divide a los colombianos que el Pacto Nacional que crearía aproximaciones.

Invitamos a los ciudadanos a persistir en la lucha, que es por el futuro de la democracia.

Estudiaremos en los próximos días un conjunto de acciones de apelación al pueblo en las calles y en los escenarios de la democracia.

Radio Caracol


Dos senadores uribistas proponen revocatoria del Congreso

Paloma Valencia y Daniel Cabrales aseguran que no representa la voluntad del pueblo.

Ante la decisión del Gobierno de refrendar los acuerdos de paz a través del Congreso, dos senadores del Centro Democrático dijeron este miércoles que el Legislativo debe ser revocado.

Ante esto, el Centro Democrático aclaró que esa es la posición de los dos legisladores y no del partido.

Los dos congresistas aseguran que el Congreso no representa la voluntad ciudadana, la cual se expresó en el plebiscito a favor del ‘No’ a los acuerdos de La Habana.

“Si intentan desconocer la voluntad de los colombianos expresada en las elecciones del 2 de octubre y lo que pretenden es aprobar un documento a la brava y con los amigos del Gobierno Santos aquí en el Congreso, pues la esencia de la democracia ya no vive en este Congreso y sería mejor convocar a nuevas elecciones y revocarlo”, señaló Cabrales.

“Si el Congreso y el Gobierno quieren refrendar los acuerdos que fueron derrotados en las urnas tienen que citar a unas nuevas elecciones para que los colombianos puedan elegir realmente congresistas que los representen y entonces procederemos a esa refrendación en el Congreso”, dijo Valencia.

El Tiempo