Con más de un centenar de documentos como evidencia, Colombia responderá hoy en la Corte Internacional de Justicia de La Haya los argumentos de Nicaragua sobre las supuestas violaciones de sus derechos soberanos y espacios marítimos en el Caribe, en un procedimiento conocido como la contramemoria del alegato nicaragüense.

En este caso, Nicaragua alega que las operaciones de la Armada en aguas caribeñas y la expedición del decreto de Zona Contigua Integral violaron el derecho internacional, en un caso que no afecta la integridad ni los límites del territorio colombiano.

Se trata de una de las dos nuevas demandas de Nicaragua que la Corte aceptó este año, pero esta sólo versa sobre ciertas conductas de Colombia y es independiente del otro caso, más sonado, en el que Managua busca que le reconozcan su plataforma continental extendida.

Aunque las reglas de la Corte impiden revelar el contenido de la contramemoria que se presenta el jueves, pues los documentos son confidenciales hasta cuando se abra la fase oral, que es pública, se sabe que la defensa colombiana gira alrededor de temas como la integridad del archipiélago de San Andrés, la preservación de la reserva Seaflower, la protección del hábitat natural y los derechos históricos de pesca en las áreas marítimas aledañas a San Andrés.

Para Colombia, es Nicaragua la que no ha cumplido sus obligaciones internacionales, lo que ha afectado a la población del archipiélago al obstaculizarles la pesca.

El Gobierno “continúa defendiendo con firmeza la integridad del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y los derechos de Colombia en el mar Caribe”, afirmó la Cancillería en un comunicado.

El embajador de Colombia ante La Haya, Juan José Quintana, entregará a las 4:00 p. m. (10:00 a. m. de Colombia) la contramemoria firmada por Carlos Gustavo Arrieta, agente de Colombia ante la Corte. Se trata de un documento en el cual Colombia responde, punto por punto y argumento por argumento, los alegatos planteados en la memoria que Managua entregó.

En la contramemoria participaron varios miembros de la comunidad raizal del archipiélago como Everth Hawkins, Richard Francis, Bartolomé Taylor, Mark Taylor, Joseph Jessie y Kent Francis James, explicó la Cancillería.

Los antecedentes

Como se recuerda, en un fallo dividido con visos de incoherencia, la Corte Internacional de Justicia resolvió en marzo de este año aceptar su competencia para estudiar dos nuevas demandas de Nicaragua contra el país, lo que llevó al presidente Juan Manuel Santos a desconocer el fallo. Una de las demandas alegaba que Colombia no había cumplido el fallo del 2012 (el original), y la segunda le pedía a la corte fijar el límite de su plataforma en un punto medio entre San Andrés y la costa Caribe.

En la primera demanda, Nicaragua había pedido a ese tribunal que declarara a Colombia responsable de haber incumplido el fallo del 2012 y haber amenazado con el uso de la fuerza.

En ese caso, la Corte reconoció que la presencia colombiana en las aguas internacionales no significaba una amenaza del uso de la fuerza y no se declaró competente para verificar si Colombia está incumpliendo el fallo del 2012, como pretendía Nicaragua. Sólo lo hizo para ver si el país había desconocido los derechos de Nicaragua. Ese es el alegato que Colombia contesta hoy.

Semana