Contexto Nodal
Puerto Rico celebrará elecciones generales el próximo 8 de noviembre, en el marco de los comicios en Estados Unidos por su status de Estado Libre Asociado. Unos 2,8 millones de ciudadanos están habilitados para elegir al próximo gobernador. David Bernier es el aspirante por el oficialismo (PPD) para suceder a Alejandro García Padilla. Desde la oposición competirán otros cinco candidatos: Ricardo Roselló (PNP), Maria de Lourdes Santiago (PIP), Rafael Bernabe (PPT) y los independientes Manuel Cidre y Alexandra Lúgaro.

Confiado de que su llamado a crear una “nueva mayoría” caló en el electorado, el candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, aseguró hoy jueves que prevalecerá en las urnas por un “margen más amplio de lo que mucha gente cree”.

Atribuyó su confianza en un triunfo a la “reflexión” del pueblo. Esta semana, el candidato popular apeló a los electores no afiliados y aquellos que se disponen a votar por los candidatos independientes a la gobernación Alexandra Lúgaro y Manuel Cidre. Bernier instó a este sector a darle un voto de confianza a él para encaminar el País.

“El pueblo de Puerto Rico tiene que votar en favor de su futuro, por aquellas personas que se parecen más a ustedes. Se nos va la vida como pueblo y la inmensa mayoría sabe que Ricardo Rosselló no tiene la capacidad, la experiencia ni las propuestas para poder echar a Puerto Rico hacia adelante. Así que vamos a hacer causa común de gente de todas las ideologías para que Puerto Rico tenga un mejor futuro”, afirmó el candidato previo a comenzar una caminata desde las oficinas centrales del Departamento del Trabajo, en Hato Rey hasta el Centro Gubernamental de Minillas, en Santurce.

Bernier no vaciló en atacar a su contendor penepé, Ricardo Rosselló.

“Hay una gran mayoría de puertorriqueños que saben que Ricardo Rosselló no tiene la capacidad ni la experiencia para gobernar a Puerto Rico. Y esa mayoría es de gente todas las ideologías, que se aglutinó detrás de nuestro discurso de una nueva mayoría”, dijo Bernier.

Los populares se mostraban eufóricos, aunque no se observaba una gran cantidad. Algunos lucían bandanas que decían “PPP”, vestían caminatas rojas o llegaban pasquines en apoyo a Bernier. Pero la lluvia los mantenía resguardándose previo al comienzo de la caminata.

Entre los líderes del PPD presentes estaba el compañero de papeleta de Bernier, Héctor Ferrer y la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

El Nuevo Día