Argentina buscará mantener la agenda común con Estados Unidos

La canciller, Susana Malcorra, dijo este miércoles que el gobierno argentino buscará una “transición lo más rápida y corta posible” para mantener la agenda común con Estados Unidos, tras la elección del republicano Donald Trump como nuevo presidente

Previamente la canciller felicitó el triunfo de Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos, a través de su cuenta oficial de twitter. Asimismo la ministra de Relaciones Exteriores y Culto expresó que la candidata demócrata Hillary Clinton hizo una gran elección y agregó: “una pena no ver una mujer tan capaz elegida para esa enorme responsabilidad”.

Télam


Santos felicitó a Trump por triunfo en elecciones

Juan Manuel Santos madrugó a felicitar al nuevo presidente de Estados Unidos. Lo hizo vía Twitter, a las 5:08 a.m. de este miércoles, con un trino en el que destacó el espíritu democrático de la máxima potencia mundial:

De esta manera Santos se une a líderes mundiales como el presidente de Rusia, Vladímir Putin y la primera ministra británica, Theresa May, quienes felicitaron a Trump por la victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses:

“Me gustaría felicitar a Donald Trump por ser elegido como el próximo presidente de Estados Unidos, después de una dura campaña”, dijo May en un comunicado.

Los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Donald Tusk y Jean-Claude Juncker, también se manifestaron en la madrugada de este miércoles y abogaron por reforzar la cooperación del Viejo Continente con Estados Unidos.

El Colombiano


Canciller de Paraguay: ‘Lo mejor para Donald Trump’

Eladio Loizaga, ministro de Relaciones Exteriores, participó esta mañana de la asunción del nuevo comandante del Regimiento Escolta Presidencial, Manuel Rodríguez, acto tras el cual fue abordado sobre el nuevo escenario que se viene con la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Durante la improvisada rueda de prensa, el alto funcionario valoró los resultados de los comicios en el país norteamericano. “Es un ejercicio democrático más en un país como Estados Unidos; permanentemente seguimos como muestra de democracia… Hemos estado pendientes de esta situación”, manifestó.

En otro momento, el canciller felicitó a quien será el máximo líder de una de las grandes potencias a nivel mundial. “Deseamos lo mejor para el Presidente electo”, expresó para luego adelantar que en el transcurso del día remitirán un escrito diplomático con las congratulaciones formales correspondientes.

Sobre la línea que prevé bajar Donald Trump, el ministro se limitó a mencionar el discurso que tuvo el empresario al anunciar su victoria frente a Hillary Clinton. “A las 04:00 escuché el mensaje que pasó el Presidente electo; fue un mensaje conciliador por sobre todas las cosas, donde rindió homenaje a su contrincante”, refirió.

Resaltó que sus primeras palabras tras su victoria fueron conciliadoras, pese a la campaña electoral previa caracterizada por ataques e insultos. “Habló de construir una sociedad pacífica, es muy interesante lo que dijo”, señaló.

“Seré el presidente de todos los estadounidenses”, expresó Trump en su discurso triunfal, tras imponerse ante la demócrata Hillary Clinton por 276 votos electorales contra 218, según el resultado parcial dado a conocer en las primeras horas de este miércoles.

ABC Color


Chile – Canciller Muñoz: “Lo que tenemos con Trump es una gran interrogante”

En canciller Heraldo Muñoz se refirió esta mañana al triunfo del candidato republicano de Estados Unidos, Donald Trump, quien logró vencer a la demócrata Hillary Clinton.

Muñoz expresó que el triunfo del magnate fue una gran sorpresa e indicó que “una vez más las encuestas se han equivocado”.

En cuanto a lo que significa la victoria de Trump para Chile, el canciller señaló: “Ahora lo que queda esperar es cuáles serán los efectos para Chile, para América Latina” y agregó: “Lo que tenemos con Trump es una gran interrogante porque él ha cuestionado las políticas de inmigración, las políticas comerciales, los tratados de libre comercio”.

El ministro de Relaciones Exteriores además explicó que “existe la posibilidad que el presidente Trump unilateralmente derogar acuerdos de libre comercio, incluso el de Chile, sin embargo hay legislación de implementación que incluye el articulo 24 que indica que se puede con 184 días de aviso derogar el tratado, sin embargo hay piezas de legislación que deben ser debatidas en el parlamento”.

Ante el triunfo Muñoz también señaló: “No podemos predecir lo que hará Trump, sin embargo creo que habrá que entenderse con Trump, habrá que dialogar con él”.

24 Horas


Los intereses de Trump en América Latina

Muchos negocios, y más en camino, tiene en América Latina Trump Organization, el holding que agrupa a las empresas de Donald Trump. Su presencia es más fuerte en el Medio Oriente, desde Turquía hasta los Emiratos Arabes Unidos, pero en la región ciertamente no pasa inadvertido. Partiendo por la vistosa primera torre con marca Trump que se construyó fuera de Estados Unidos. Con 70 pisos y forma de vela de yate hinchada por el viento, el Trump Ocean Club International Hotel and Tower de Ciudad de Panamá, debutó con bombos y platillos a mediados de 2011. Era entonces el edificio más alto de América Latina, cetro que le quitaría un par de años más tarde la torre Costanera Center de Santiago de Chile. Pero el Ocean Club de Panamá sigue llamando la atención por su personalidad y presencia escénica, al igual que el controvertido millonario despeinado en amarillo que le da nombre.

El más reciente de los edificios Trump en la región, el Trump Hotel Rio, fue inaugurado junto con las Olimpíadas de Río de Janeiro en julio de 2016. El edificio, que como era de esperar, lleva en su extremo superior el apellido Trump en grandes letras doradas, está ubicado en la elegante y algo distante playa de Barra da Tijuca, muy cerca del exclusivo Village Mall, donde se ha instalado el who’s who de las marcas de ropa y accesorios superlujo: Gucci, Cartier, Louis Vuitton, Prada, Fendi, Ermenegildo Zegna y Salvatore Ferragamo, entre otros, se dan cita en este centro comercial donde a nadie sorprende que una bufanda se venda en US$4.000 y que haya gente que las compre. Durante las Olimpíadas, las 170 habitaciones del hotel fueron reservadas por miembros del Comité Olímpico. Según la revista brasileña IstoE, el hotel carioca le dejaría a Trump ingresos netos por US$25 millones al año y desde entonces ya se ha anunciado la construcción de otra tres torres Trump en Brasil, que demandarían una faraónica inversión de US$1.800 millones según trascendidos de la prensa brasieña.

La internacionalización de Trump Organization es muy reciente entonces, pero ha sido rápida porque no es él quien invierte, sino los socios locales. Se trata básicamente de un contrato de franquicia, en que un empresario de bienes raíces construye el hotel, casino o club de golf; un segundo empresario de la industria hotelera administra la propiedad siguiendo estrictos estándares de calidad e identidad corporativa que vienen con la marca Trump, y el candidato republicano pone su marca, el marketing y el derecho a comercializar una infinidad de productos marca Trump que ha desarrollado, incluyendo ropa de hombre y de mujer, accesorios de moda, perfumes y otros.

Otro motivo ha facilitado hasta ahora la expansión internacional de Trump. Más que empresario del sector inmobiliario, Trump es estrella de televisión y ha hecho un arte de cultivar y aprovechar su propia celebridad. Hasta comienzos de los años 2000, Trump aparecía de vez en cuando en las secciones de negocios y finanzas de los diarios y, con menos frecuencia, en las revistas que cubren la vida de los famosos. Pero su participación protagónica en el programa televisivo de reality The Apprentice, de la cadena NBC, de verdad lo convirtió en estrella. El programa comenzó a transmitirse en el año 2004 y, en sucesivas encarnaciones impulsadas por el propio Trump, se mantiene en el aire hasta hoy. Su arrolaladora personalidad y su presencia escénica lo hicieron comnodcido en todo el mundo como un billonario ocurrente, divertido, accesible y seductor. El empresario sabe que el valor de su marca depende de su fama y hasta ahora ha hecho todo lo que puede para mantenerla y acrecentarla.

Todo esto cambiaría si gana la elección. Trump ya no está en The Apprentice esta temporada, y ha anunciado que en el programa lo reemplazaría Arnold Schwarzenegger. Perdería celebridad como estrella televisiva pero su fama crecería mucho más al ser presidente de Estados Unidos.

Pero ¿es el tipo de fama que le conviene comercialmente?. En Estambul hay un debate público sobre como eliminar el apellido de las Trump Towers Istambul, dos edificios de 39 pisos en el centro de la ciudad que llevan la marca claramente visible desde los cuatro puntos cardinales. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, instó en junio a remover el nombre de Trump de las dos torres a causa de la islamofobia del candidato. Dogan Holdings, la empresa turca licenciataria de Trump en el proyecto inmobiliario, ha tratado de distanciarse de su socio. “El nombre Trump se ha convertido en una marca política”, dijo en declaración pública la vicepresidenta del directorio de Dogan Holdings, Hanzade Dogan, “asociada con valores que no compartimos y con los cuales no queremos estar asociados”. Pero sacarle la marca a los edificios significaría un gasto considerable y el contrato no lo permite, salvo que Donald Trump lo permita. Cuesta pensar que el candidato llegue a firmar un acuerdo que signifique que su nombre sea sacado de una Trump Tower en vista y presencia de las cámaras de televisión de todo el mundo.

Pero el Club de Golf Trump que se construye en Dubai ya no llevará el nombre Trump. Su nombre y las fotos de Trump junto a otros famosos, que abundan en las paredes de los clubes de golf Trump en EE.UU., serán reemplazadas por imágenes menos controvertidas. En Canadá, el aproblemado hotel Trump de Toronto, que ha visto bajar sus tasas de ocupación en forma abismante, está pensando eliminar también la marca de su edifiicio, mientras que Vancouver debate acaloradamente si debe prohibir que el hotel Trump en construcción pueda usar la marca en su exterior.

Suma y sigue, o más bien se multiplica. La ocupación de habitaciones bajó 59% el primer semestre de este año. Durante la reunión del FMI en septiembre pasado en Washington DC, cuando todos los hoteles de lujo estaban llenos en la ciudad, el recién inaugurado hotel Trump ofrecía habitaciones de lujo en US$805 la noche y las mismas habitaciones se podían conseguir por US$440 en hotels.com.

Tanto Donald como Ivanka Trump tienen colecciones de vestuario y accesorios que se venden preferentemente en las propiedades que llevan la marca. Una encuesta de Morning Consult, reveló que el 57% de las mujeres estadounidenses ni siqueira considerarían la posibilidad de comprar algo que lleve la marca Trump. Una organización de mujeres está planificando un boycot contra las tiendas que vendan productos Trump.

Tanto daño parece haberle hecho la campaña presidencial a la marca que hasta Trump Hotels dejará de poner el nombre Trump a sus hoteles. La empresa la dirigen en realidad los tres hijos adultos de Trump, Ivanka, Donald Jr. y Eric, y ha adoptado el nombre Scion para sus nuevos hoteles a partir de 2017. La marca no sólo evita el nombre Trump, sino que también aleja a la persona de Donald Trump del negocio hotelero. La palabra inglesa “scion” significa “vástago” o heredero en español.
No tan mal pero no mucho mejor le ha ido a Trump en sus negocios latinoamericanos.

América Economía


América Latina no tiene motivos para celebrar con Trump

Desde que comenzó la campaña electoral para aspirar a la Casa Blanca, expertos en política internacional no vaticinaron “nada bueno” para América Latina en caso de triunfar cualquiera de los dos candidatos, y mucho menos, con la victoria del republicano Donald Trump. El politólogo alemán Andreas Boeckh, profesor emérito de la Universidad de Tübingen, lo había advertido: “Ninguno de los dos candidatos es como para que América Latina celebre”.

Mayor confrontación y la agudización de políticas imperiales hacia el continente es el escenario que vendrá luego de la llegada a la Oficina Oval del magnate neoyorquino.

“Trump es un hombre de negocios y no se conoce aún quiénes serán sus asesores en política exterior, por lo que vemos complejo el panorama para esta región”, afirma el Doctor en Ciencias Económicas, Esteban Morales, en entrevista con la agencia Andes.

Viraje el proceso de normalización de relaciones con Cuba

Durante sus discursos, Donald Tump se hizo eco de la política de hostigamiento de las administraciones estadounidenses contra los gobiernos progresistas de América Latina. En el último mitin de su campaña , realizado en Florida, uno de los estados considerados decisivos para los comicios de este martes, Trump dejó claro sus intenciones en relación con Cuba. Prometió apoyar al pueblo cubano en “contra la opresión del régimen de Castro”, palabras que evidencian su aversión contra el gobierno de la isla caribeña.

Dijo que, en caso de alcanzar la presidencia de Estados Unidos, buscará aislarse del proceso de normalización de las relaciones con Cuba, que Barack Obama comenzó en diciembre de 2014.

Pero Trump figura en la lista de quienes han violado el bloqueo contra Cuba. En medio de la campaña, la revista Newsweek reveló que directivos de una compañía controlada por Trump viajaron a la Isla en 1998 y gastaron un mínimo de 68 000 dólares, en un momento en que gastar dinero en el país caribeño estaba prohibido para los estadounidenses sin una aprobación del gobierno de EE.UU.

Para Madeleine Russak, directora de comunicaciones de Engage Cuba, una organización de empresas y organizaciones que presionan para el levantamiento del bloqueo, las revelaciones demuestran que “Trump, un hombre de negocios, hace tiempo que reconoció los beneficios económicos de interactuar con Cuba”.

En el bando de quienes atentan contra el orden constitucional en Venezuela

Donald Trump se ha comprometido a apoyar la oposición al gobierno del presidente Nicolás Maduro, que traza estrategias para propiciar un golpe de Estado en la nación suramericana.

El presidente electo de EE.UU. llamó a manifestarse “en solidaridad con el pueblo de Venezuela, que ama la libertad”.

En una convención que tuvo lugar en Miami, Florida, el pasado 16 de septiembre, propaló críticas al sistema económico y de gobierno venezolano.

Tomando como referencia el caso de Venezuela, el doctor Fernando Casado, investigador del Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador (IAEN), precisa que quizás Trump intentará llevar a cabo todo tipo de intervencionismo para acabar con cualquier gobierno que tenga tintes progresistas y que sea valorado por Estados Unidos, por parte del Pentágono, como una amenaza a sus intereses.

Casado insiste en la posibilidad de un mayor financiamiento o apoyo a los partidos políticos que promulguen medidas incluso inconstitucionales, como golpes parlamentarios en Venezuela o como ocurrió en Brasil.

“Construiré un gran muro y voy a hacer que México pague por él”…y que pondrá en juego la vida de miles de migrantes latinoamericanos​

México ha sido uno de los blancos predilectos de los ataques e insultos lanzados por Trump.

Con una retórica, que ha incluido calificaciones de “criminales” y “violadores” para los migrantes mexicanos, el nuevo inquilino de la Casa Blanca ha dirigido mensajes hacia la nación azteca, un país que sorpresivamente visitó en plena campaña para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto .

En agosto de 2015, Trump presentó un plan de inmigración en el que prometió deportar a 11 millones de indocumentados.

“Los líderes mexicanos se han estado aprovechando de Estados Unidos al utilizar la inmigración ilegal para exportar el crimen y la pobreza de su propio país”, expresó.

Además, consideró que la solución a esta problemática es la construcción de un muro entre la frontera entre Estados Unidos y México, un muro que tendría consecuencias severas para los miles de migrantes que diariamente intentan llegar a EE.UU.

Desde 1994, EE.UU. ha instalado vallas que hoy alcanzan 1.100 kilómetros de la frontera, y eso ha hecho que los migrantes deban buscar pasos más remotos y arriesgados.

Además, sellar la frontera agravaría la crisis de los refugios, actualmente saturados, y generaría un estancamiento de esas miles de personas en las ciudades fronterizas de México.

Un muro sellado “es una contradicción frente a la intención de crear una frontera más segura“, señala la investigadora Paulina Ochoa, del Colegio Haverford, en Pensilvania (EU), pues se requiere de coordinación y comunicación, no de aislamiento.

Además de las afectaciones a las actividades humanas, el medio ambiente también está en juego.

La ciudad mexicana de Nogales padeció fuertes lluvias que derivaron en una inundación en 2011, en parte debido a que un desagüe que cruza la frontera quedó semibloqueado en en el muro fronterizo, lo que generó una gran acumulación de agua.

La propuesta de Trump influirá además en la economía mexicana.

Para Andreas Boeckh, las palabras del multimillonario sobre la segunda economía de esta región fueron golpes muy bajos. “Y me temo que su actitud hacia el resto de América Latina, en caso de que tenga alguna, sea muy similar”, dijo en una entrevista con la cadena internacional Deutsche Welle (DW).

TeleSur